Este año empezó bastante agitado –y apagado– para Venezuela; en su primer trimestre, el país tuvo encima los ojos de gran parte del planeta. No obstante, eso no impidió la osadía de bandas y artistas venezolanos para que trabajasen en nuevo material, en estudios caseros, en sus trincheras, dentro o fuera de nuestras fronteras. 

Dos de nuestras bandas grandes se reinventaron una vez más: Caramelos de Cianuro grabó varios temas de su repertorio en acústico, mientras Desorden Público reversionó su larga duración Canto Popular de la Vida y Muerte por la celebración de su vigésimo quinto aniversario.  

En el tramo de homenajes, Agente Extraño lanzó un disco tributo al Punk Venezolano en el marco del Festival Nuevas Bandas, con piezas compuestas por agrupaciones pioneras de esta escena, con nombres que todo seguidor de este movimiento debería conocer. Por otro lado, el virtuoso Félix Martín, nominado a mejor guitarrista del año por la revista Guitarist, publicó su álbum Caracas, una compilación de temas tradicionales venezolanos ejecutados en rock progresivo con su guitarra de dos mástiles. 

Si hacemos mención de músicos en la diáspora, tres caraqueños en Chicago grabaron el álbum Through the Blast de la banda Black List Regulars, logrando uno los mejores sonidos en producción de un álbum de rock alternativo hecho por venezolanos (con un vocalista irlandés). 

Si hablamos de discos hechos en colaboración con artistas latinoamericanos, hay que darse la tarea de escuchar Tiempo al Tiempo, el trabajo hecho por C4 Trío junto al salsero nicaragüense Luis Enrique.

Y si de música urbana se trata, llámese pop tropical o reggaeton ––género que aún pinta tener larga vida, que llegó para quedarse un buen rato y seguirá pegado en las listas––, nuestros exponentes más conocidos, dígase: Chyno, Mau y Ricky , Nacho y Juan Miguel. Todos estos lanzaron sus discos este año, con una cantidad exorbitante de reproducciones que la verdad no hace falta ni incluirlos en este top. Son líderes en cartelera y todos sabemos cuáles son (nos guste o no). 

Finalmente, tuvimos un año repleto de buenos singles publicados por bandas y artistas de nuestra escena rock que, ojalá, en el 2020 formen parte de trabajos completos que podamos disfrutar a plenitud. Mientras eso sucede, les presentamos nuestros discos del 2019, en una selección hecha por el equipo de Cúsica. También les dejamos una lista los mejores EP que ambientaron a nuestra oficina en estos doce meses.

 

30. OTM – I

Género: Synth pop.

On the Mountain es el proyecto como solista de Ricardo Socorro, quien fue el tecladista de la banda de Maracaibo, Technicolor, los ganadores de Festival Nuevas Bandas 2016, quien también participó en Paisaje Local. Más synth pop, post punk, más lo-fi y más personal que cualquiera de los proyectos en los que antes haya realizado, vale la pena chequear esta aventura, en la que se aparta del formato convencional rockero en el que se había desempeñado anteriormente.

29. Los Delorean – Las Luces que Bailan

Género: Rock.

Los Delorean, banda participante del Festival Nuevas Bandas 2018 y actuales representantes del rock hecho en los Altos Mirandinos, recién lanzaron en el BOD su opera prima Las Luces  que Bailan, en el que no solo mantienen fieles a la causa del rock n roll como si fuesen discípulos directos de Dave Grohl y compañía, sino que además se toman el atrevimiento de emplear hasta ritmos venezolanos en sus canciones. Un año activo y fructífero para esta agrupación, que no solo tiene como título este disco bajo el brazo, sino que hasta crearon su propio festival: LD Fest.

 

28. OneChot – Social

Género: Fusión.

Tras unos años sin publicar un disco entero, OneChot regresó con un nuevo álbum que invoca nuevamente al reggae, pero fusionado con ritmos más bailables, y a veces, de headbanging. Además, en esta oportunidad, Juan David Chacón contó con varios featurings, entre ellos, Hana Kobayashi, Nk Profeta, Jhoabeat, Srta. Cometa, Peter Jam, Niño Nuclear, entre otros. OneChot no va a esperar a que se dé una hipotética reunión de Papashanty Saundsystem en el futuro ––a la que él ha dicho estar dispuesto–– pues se las sigue ingeniando para seguir escribiendo su carrera solista.

 

27. Nieves – Frío Club

Género: Lo-fi.

Influenciado tanto por la salsa, la samba y el krautrock, Óscar Perdomo Nieves, o simplemente Nieves, grabó desde su cuarto en Turmero, un disco donde quiso mostrar también su lado como compositor. Aquí quiso expresar sus vivencias que le ha dejado Venezuela desde el 2016 hasta la actualidad. Además, fue uno de los seleccionados del Circuito Nuevas Bandas Centro 2019. Frío Club sigue una estética lo-fi que usa efectos caribeños y afro que en conjunto no es algo excéntrico o alocado, sino minimalista.

 

26. Vince Vinyl – If Anything

Género: Bedroom Pop.

Si eres amante del synthpop y new wave de los ochenta, probablemente te guste la propuesta musical de Vince Vinyl, llevado por Jorge Andrés Ron. Compuesto en el 2017 y grabado en el 2018, este LP debut trata el enamoramiento, la desesperación ante la situación política de Venezuela, y justamente el título If Anything evoca a “si algo puede sacarme de aquí”. Publicado por el sello Amigos de la Casa, tuvo colaboraciones de músicos argentinos, con influencias presentes de The Velvet Underground, Car Seat Headrest, Mac De Marco, Twin Peaks, Él Mató a un Policía Motorizado, Tobogán Andaluz, y un numeroso etcétera.

 

25. Neutro Shorty, Big Soto – Apokalypsis

Género: Trap.

Con toda seguridad aquí hablamos de dos de las figuras más importantes del trap en Venezuela, que se unieron para un disco que marcó una pauta en el género. Si bien se trata un álbum con solo ocho temas, también significa la unión de dos generaciones diferentes que abren paso a unas posibles próximas alianzas entre artistas de trap en un país donde muchas veces esas mismas generaciones se rechazan a sí mismas. Un álbum en colaboración que tuvo todo el sentido de darse y que ha sido del disfrute total del público de uno de los géneros que más repuntan las carteleras en la actualidad.

 

24. La Pía Páez – Tú y Tu Lado Oscuro

Género: Pop.

Durante 50 minutos, La Pía Páez nos sumerge en un disco con temas en español y en portugués que invocan un poco a la poesía bajo el ritmo del pop. Según la propia artista, el disco es “mi visión desde afuera de mí; mi capacidad de tolerar situaciones que no hubiese pensando tolerar. El maltrato propio, o a través del amor por otra persona… Amor no sano, con mucha ambigüedad y sufrimiento”. Desde hace tiempo las voces femeninas han estado presentes en el pop/rock venezolano, y este disco es uno de los casos que cierran bien una segunda década del presente siglo en cuanto a música nacional.

 

23. Xavier Losada – V

Género: Jazz-Rock-Fusión.

Entre notas de jazz y rock, pero con claras influencias de la música contemporánea, Xavier Losada realizó un disco que fusiona ambos géneros mencionados y que juntos pueden ser el playlist de una galería. En este conteo nos hemos referido más que todo al plano de lo que se escucha, pero en esta ocasión, nos topamos con un peldaño en el que hay que darle la posición de sobresaliente al arte visual. Losada, además de ser un multi-instrumentista asombroso y un gran compositor de música incidental, le imprime el mismo esfuerzo a las portadas y empaques de sus producciones, tanto como a la música, algo que ya es una fortaleza que se multiplica por dos.

 

22. Kuámasi – Curumos

Género: Rock.

Uno de los precursores de lo que se llamó la Coalición del Rock en Caracas, movimiento previo a la existencia del V-Rock (2006), este ex integrante de Autopista Sur y de Los Humanoides nos mostró sus canciones propias disparadas desde Buenos Aires, Argentina. En Curumos, la palabra indígena que significa “buitres”, intenta hablar sobre la carne en la primera parte con mucha agresividad y fuerza, con sus momentáneos tintes suaves y pacíficos. Si quieren conseguir un disco de rock que suene a Caracas en el 2019, aquí tienen una dosis doble.

21. Jauuar – En el frío me visto mejor

Género: Indie rock, blues.

Las influencias del rock argentino cada vez se notan más en Jauuar, y su nuevo disco está impregnado de sonidos captados en ambiente albiceleste, apostando la mixtura de influencias blues, jazz y ese rock que delata a sus miembros haber nacido Caracas. Esta es la primera producción discográfica de Jauuar desde que se encuentran residenciados en Buenos Aires, y en este caso contaron con la producción y mezcla de Héctor Alberto Tosta y Francisco Rousset, masterizado por Eduardo Bergallo y grabado en el Estudio NAK. Se destaca la participación de Enrique Pérez Vivas (Mojo Pojo), de los bajistas más destacados de la escena rock venezolana.

 

20. Lienzos – Ciudad Jardín

Género: Shoegaze – Dreampop

El arte en muchas ocasiones trata sobre crear sin pensar en el resultado final,  experimentar y jugar para ver qué resulta, con lo que un sentimiento evoque en tiempo presente. De esa manera, surgió Ciudad Jardín, un álbum que plasma temas que fueron creados por Lienzos desde el 2016 hasta el 2019 y que terminaron complementándose entre sí, pese a que hayan sido fecundados en distintos momentos. Lienzos pertenece a la lista de bonitos proyectos que se hayan presentado en un Circuito Nuevas Bandas, y a muestra un botón, este disco. La anzoatiguense residenciada en Maracay, Andrea González, nos trae un buen soundtrack digno de exportar.

 

19. ZETA – Mochima

Género: Rock Post-Hardcore

Una vez más, nos quedamos sorprendidos ––aunque ya no nos debería de sorprender–– con este trabajo de la que es posiblemente la banda de Post-Hardcore que más resalta en nuestra escena (y cuidado si no es la única), aunque siempre hayan dado la impresión de que ellos se mantienen distantes de este medio, pues han seguido como un rumbo apartem con giras internacionales que demuestran cuánto creen en su proyecto. Mochima nos crea un ambiente paradójico de caos con armonía, con un mix de sonidos fuertes y pronunciados que se entrelazan con versos cortos y una descarga de catarsis e ira que los Zeta ( ahorasin once) nos tienen acostumbrados. 

18. Free Convict – Vol. 1

Género: Rap

Una de las propuestas musicales más llamativas en el 2019, fue Free Convict y su gran historia detrás de su creación. Por ello, su primer disco llamado Free Convict Vol. 1, fue un salto importante en el posicionamiento de este colectivo musical de rap, conformado por ex presidiarios, quienes buscan dar un buen mensaje desde la reconstrucción de vidas. Más allá de su música, Free Convict se ha convertido en un ejemplo de lo posible y una de las historias más genuinas del Hip Hop en Venezuela.

 

17. Paisaje Local – 2017

Género: Noise Dream Pop.

Cuando se habla de Post-Rock, usamos una pinza cuando de bandas venezolanas se trata, pues solo son algunas las que se destacan. Paisaje Local dejó su marca y con ganas de más al público que los vio tocar en la Plaza Sur de Altamira, en aquel Festival Nuevas Bandas 2017, evento en el que lograron ser una de las más notables. Para los que querían algún buen registro de estos marabinos, nos dejan este último álbum como muestra de cierre de un ciclo y como un buen recuerdo que refleja la calidad de su repertorio.

 

16. Frailes – Favor, cerrar la puerta al entrar

Género: Rock.

Una fusión entre lo vintage, la influencia Gilmour, la psicodelia, algo de progresivo y puro rock sincero en su esencia, es lo que trae el Frailes, con este disco sucesor del EP Los Demás (2017). Los ganadores a mención especial del Festival Nuevas Bandas 2018 presentaron este disco osado, sin temor a parámetros del rock moderno, ni obedeciendo a qué puede encajar o no en esta era. Por algo dejaron boquiabiertos a los asistentes del segundo día del #NB2018 en Teatro Chacao, y no necesariamente era por sus máscaras. Probablemente este sea el disco más elaborado en composición de este conteo, con un nivel de ejecución que sobresale del resto.

 

15. Andrés Mata – De todos lados un poco

Género: Pop

Vivimos en un país tropical. Los ritmos inspirados en el Caribe son algo común en nuestro entorno desde hace unos años y eso es algo que no nos molesta para nada. Andrés Mata es uno de los actuales solistas que disfrutan hacer a bailar al público (demostrado en el Cúsica Fest). Con canciones como Señorita y Guayoyo, Andrés ha ido cosechando audiencia en las radios venezolanas, con cada track que construyó este rompecabezas que lleva por nombre: De todos lados un poco.

 

14. Willie DeVille – Una Película de Willie DeVille

Género: Hip Hop

Willie DeVille, sin duda uno de los exponentes más cultos del hip hop en Venezuela, Jorge Romero nos voló el coco con el lanzamiento de este disco que se dividió en tres actos diferentes. Aquí olvídense de temas banales, que el Dantés es de los raperos que rompen patrones y mantiene su esencia de mensajes fuertes y bien conjugados, con filosofía e historia, quotes y mucha lectura de por medio.

 

13. Locobeach – Psychedelic Disco Cumbia

Género: Cumbia.

Locobeach es una banda formada por el exintegrante de Amigos Invisibles: José Luis “Cheo” Pardo, junto a Neil Ochoa (SiSé / Los Crema Paraíso), Joshua Camp (Chicha Libre / C.A.M.P.O.S.), Edward Marshall (LaMuyBestiaPop) y Fernando Valladares (Guaco). En su primera edición, con Psychedelic Disco Cumbia nos sorprenden con elementos que mezclan disco y funk con cumbia. Con ese sonido, sería natural que fuesen reclutados para festivales internacionales de música mestiza. Vive Latino y Rock al Parque, es con ustedes.

 

12. NK Profeta – Impredecible

Género: Rap.

Leonardo, también conocido como NK Profeta, dio un golpe sobre la mesa con su nueva y novena producción, que también sirve como celebración del décimo aniversario de su primer disco. Aquí cuenta con la colaboración del rapero cubano Rxnde Akozta, quien ya ha cantado con otros artistas venezolanos como Akapellah y Lou Fresco. Abrir con un track como GOAT donde sorprende hasta con segundos de ritmos urbanos, manteniendo su aura oscura, es una patada bien dada en la cara para quienes estigmatizan al beat de cabecera. Un álbum que cualquier boxeador quisiera tener de soundtrack al entrar a un cuadrilátero.

 

11. José Hoek – Ida

Género: Electrónica.

José Hoek ya forma parte de la historia de la electrónica experimental con discos oficiales. Hoek podría decirse que continúa la saga de lo que hacía Micro Ccs en sus fiestas locales, con aquellos artistas emprendedores del chiptune, con la diferencia que José va más allá de sonidos 8bit, pues lo combina con programaciones, sonidos de batería electrónica y sintes que lo hacen ir más allá de una banda sonora de NES. Ida es un perfecto ejemplo de que todo lo que se viene haciendo desde Vinicio Adames y Miguel Ángel Noya, aún pica y se extiende.

 

10. Del Pez – Del Pez

Género: Rock.

Tras una larga espera, el primer y único disco de Del pez ha visto la luz. Con este único álbum, al fin la banda demuestra en formato estudio por qué ganó el Festival Nuevas Bandas 2013, para quienes no vivieron ese show en vivo en el Estacionamiento de El Nacional. Con su rock denso con guitarras eléctricas de protagonistas, este disco homónimo fue uno de los más resaltantes del año. Seis años de realización no le restaron fuerza a su producto final.

 

9. El Dojo – Worldwide

Género: Hip Hop.

 Uno de los clanes de hip hop que mantienen vivo el presente de nuestra escena rapera, con letras punzantes que pueden ser un KO inmediato, con beats que invocan a la vieja escuela con sonido actual y vigente. Con este disco, El Dojo reitera su papel dentro del género actualmente: El hip hop que dejas de escuchar si no quieres recibir un golpe de realidad.

 

8. Danny Ocean – 54+1

Género: Pop, urbano.

Desde Me rehúso en el 2017, Danny Ocean se convirtió en una figura musical importante para Venezuela y su consolidación viene con el estreno de 54+1, su primer álbum que contiene tres de sus éxitos y otras canciones que se volvieron populares en nuestro país. Sin embargo, eso no fue el factor que hizo que se ganara el puesto número ocho de la lista, sino que este es el inicio de un movimiento urbano que, muy probablemente, vaya a ser algo que escuchemos mucho en esta nueva década que está por iniciar.

 

7. Ferraz – Rumbo

Género: R&B, Funk, Neo Soul y Electrónica

De ser reconocido por sus remixes, Ferraz ha dado el siguiente paso con el lanzamiento de su primer disco donde deja salir a flote su faceta de productor, con un material que muestra facetas musicales diferentes, con una versatilidad natural que no a todos se les da. Entre los diversos ritmos y géneros que se sienten en Rumbo, Ferraz le llega al lo-fi, jazz, electrónica, y por qué no un poco de rap junto a Sabino. La influencias directas o indirectas del músico venezolano, pueden llegar a pasarse desde Cuco, hasta los espléndidos trabajos de Toro y Moi.

 

6. Nella – Voy

Género: Flamenco.

La cantante venezolana, Nella Rojas, no solo fue reconocida en los premios Latin Grammy 2019, sino que también el tema que le da el título a este disco, Voy, fue considerado uno de los mejores del año por The New York Times. Aquí ella usa el flamenco para crear composiciones que son genialidades en las que predominan las castañuelas, una guitarra sublime y sonidos que hacen que sintamos que estamos en una calle de Sevilla.

 

5. Devendra Banhart – Ma

Género: Indie

          Apelando a la melancolía de querer recordar al país donde vivió su infancia y parte de su adolescencia, Devendra Banhart Rísquez cuenta con una gama de sonidos que rinden tributo a Venezuela, y además apuesta por letras que busca relatar sus vivencias de la juventud. El músico describe su propio disco como “un amor incondicional del amor maternal, el deseo por proteger y llevar conocimiento, el desarrollo de una relación de madre a hijos y las consecuencias que suceden cuando el enlace se rompe”.

 

4. El Otro Polo – Mar abierto

Género: Jazz pop

Carlos “Polo” Poletto es conocido por siempre hacer propuestas musicales armónicas que tiene como principal influencia el jazz y que hacen que todos los que escuchen uno de sus temas se transporten a una playa o a un lugar paradisiaco. La diferencia entre A color y Mar Abierto es que en este último se apega más a un sonido aún más adulto. En definitiva, un trabajo que abrió aún más el campo al ex miembro de Fuego Montevideo.

 

3. Anakena – Anakena

Género: Tropical

Anakena es una banda que, desde que ganó el Festival Nuevas Bandas del 2018, ha tenido una carrera en ascenso, logrando una expansión nacional a pasos agigantados que demuestra un plan trabajo serio. En este álbum debut, ellos quisieron mostrar la variedad de estilos que manejan y la manera en la que ellos pueden trabajarlos. Una licuadora completa con Vicente García, John Mayer, Tom Misch, Jack Johnson, entre otros aderezos que le imprimen. Podría decirse que es la agrupación venezolana que mejor supo aprovechar su 2019.

 

2. VINILOVERSUS – VVV

Género: Rock

Descansando de momentos de los pedales pesados y la distorsión rock n roll que los caracteriza, VINILOVERSUS arriesga por usar sonidos más experimentales y alternativos, mostrando también un nivel de madurez musical más amplio; sin embargo, con temas como Ultraviolenta demuestran que su lado sigue rockero activo. Además, la agrupación ha querido apostar más por las colaboraciones musicales en esta nueva producción discográfica, que en este caso han sido cinco invitadas.

 

1. Los Mesoneros – Pangea

Género: Rock alternativo.

Escoger cuál es el disco del año fue una de las cosas más complejas porque el impacto que cada uno tuvo en la música venezolana y marcaron pauta en el presente de nuestro país. Pero uno de ellos destacó en el último año de la década: Pangea. Después de tres años, Los Mesoneros nos sorprendieron con la llegada de una producción musical que cuenta con elementos pop, mezclados con rock: esto lo han hecho desde Caiga la noche y se remarcó mucho más en este. Mucha agua ha corrido desde que los conocimos en un evento de Zona Escolar FM y su triunfo en aquel Intercolegial Nuevas Bandas 2008.

 

Los mejores EP venezolanos de 2019

 

13. Isla – Golden Days Drive

Género: Electropop.

Entre el slow dance y el electropop fusionado con los ritmos tropicales miameros, Lisandro Bolívar, también conocido como Isla, formó parte de De Reyes y Tequila and Caroline, y que ha incursionado como solista con su EP que muestra su esencia como productor, contando con la colaboración de artistas venezolanos como Roberto Castillo (Telegrama) y Juan Degwitz (Go Caracas). Es una triada de composiciones en las que predomina el slow disco y downtempo que hará que queramos bailar.

 

12. Cardopusher – Flesh Impact

Género: Electrónica.

Luis Garbán, o Cardopusher, es un venezolano establecido en Barcelona que comenzó su carrera haciendo música electrónica, muy tendiente al hardstep, experimentando con el house y techno y ahora busca explorar en Flesh Impact conceptos más maduros en relación a su época anterior más “punzante”. Haciendo uso frecuente de los sintetizadores análogos, es de los artistas criollos que se suele ver en los carteles y flyers de fiestas en Catalunya.

 

11. Plutón – Un cigarro y dos cafés

Género: Rock alternativo.

Muchos proyectos salen por la necesidad de los integrantes de otro de explorar otros ambientes y elementos. Plutón surge del deseo de Ricardo Sorondo, baterista de Gran Radio Riviera, de hacer música teniendo como base en el rock antiguo de los setenta y eso es evidente en absolutamente todas sus canciones con los riffs de la guitarra y la manera en la que todos los instrumentos suenan en conjunto. Un cigarro y dos cafés es una joya con sonido natural que todos deberíamos escuchar.

 

10. Dolli – Perrícola

Género: Electrónica.

Erly Ruíz, o Dolli, estrenó este año su trío de temas titulado Perrícola, un disco completamente experimental y ritmos de “brincoteo” y latinos que te harán sentir que estás en una fiesta o en una tarde transitando en la ciudad. Aquí se distanció de lo que habíamos escuchado anteriormente de él en su primer disco titulado Coloreado y sus dos EP Colorido y Colorado, donde hacía una mezcla entre el folk y la música electrónica, y aún más distante de lo que fue su agrupación Boom Boom Clan. Moderación y clarividencia es lo que se respira en este EP.

 

9. Motherflowers – Motherflowers

Género: R&B, Hip Hop

Uno de los proyectos urbanos que más llamó la atención durante el 2019 fue Motherflowers. Hecho en Lechería, tuvo la oportunidad de presentarse en el concierto previo al Sunset Roll junto a Anakena y Tomates Fritos. En su primer EP, el R&B y los sonidos urbanos son protagonistas para demostrar cuál será la línea que mantendrá este colectivo musical del cual forma parte Irepelusa.

 

8. Puerto Azul – Azar incandescente

Género: Synth pop.

Puerto Azul es el proyecto del exbaterista de Paisaje Local, Manuel Vivas, quien propone su sonido synth pop y ciertas reminiscencias de disco y funk. Es un EP que te puede hacer bailar desde que comienza Viento hasta Vitral. De la separación de Paisaje Local, podemos notar que derivaron proyectos que están presentes en este conteo, historia que nos recuerda a la historia de Master Gurú, banda ganadora del Festival Nuevas 2003 que tuvo una carrera efímera pero de la que surgieron otros proyectos que se mantuvieron otros años. Puerto Azul merece ser revisado.

7. Verona – Gravity

Género: Rock

Luego de 11 años de no tener nuevas canciones de Verona, la agrupación originaria de Punto Fijo regresó con un nuevo EP, manteniendo esa calidad internacional que fácil puede colarse entre discos europeos o norteamericanos, no solo en cuanto a producción y temas, sino también por la buena pronunciación de su vocalista Chevy Aguilar. Verona es uno de esos casos en los que se permite que la banda cante en inglés, sin miedo de hacerlo frente a un público anglosajón.

 

6. Gamboa – Colores

Género: Rock alternativo.

En este quinteto de canciones, Gamboa explora distintos mundos. En Osaka, navega por el rock japonés y tuvo la oportunidad de haber trabajado con José Luis “Cheo” Pardo (exguitarrista de Los Amigos Invisibles). En Trae la brisa, tiene una bossa nova sutil y elegante. Luego, pasa al pop que evoca a los ochenta en  Lejos de ti y Colores, donde colabora con María Centeno, la excantante de La Garfield, e intenta reflejar lo que es enamorarte de alguien que está fuera de tu alcance. Y termina con un poco de jazz en Sobre la nieve. Con esta producción, Gamboa se posicionó como uno de los artistas revelación de finales de la segunda década del siglo XXI en Venezuela.

 

5. Hotel – Great Balcony Visions

Género: Lo-fi.

Hotel suele ser recordado por hacer canciones sublimes cargadas de guitarras y sonidos relajantes que hablan sobre amor y apreciar el presente, los fenómenos que nos rodean y que casi no observamos por estar pensando en el futuro. Su partida de tierras venezolanas lo han hecho explorar nuevos horizontes y sonidos que proponen una fase distinta, si lo comparamos a sus inicios cuando tuvo los guáramos de ser el primer cantautor en presentarse en el Festival Nuevas Bandas 2013 (y frente al público de Candy 66). Merece el rato escuchar qué lo ha nutrido en su paso por Chile y en el proceso su mudanza a Suecia. Antes de publicar este EP, prestó su voz para la banda sonora de una película que está en post-producción, pero esa es otra historia.

 

4. Acosta – Acosta de Nada

Género: Rock Alternativo

Acosta de nada es la segunda producción musical corta hecha por el músico venezolano, Acosta, quien formó parte de Hora Cero y de Bueninvento. En esta propuesta, él incluyó dos temas que tuvieron videos musicales dirigidos por Luis Irán y que están inspirados en la vida cotidiana del cantautor como en Cafeta y los tres, que es una clara referencia a Café Tacvba y Los Tres, y Ventilador. No nos queda duda que Andrés Acosta se ha superado a sí mismo si comparamos a esta faceta con sus dos bandas anteriores.

 

 

3. Luis Irán – Sisyphus in Lo-Fi

Género: Lo-fi.

Entre lo retro y lo experimental, el músico venezolano Luis Irán, salió de su zona de confort con este material que grabó únicamente en inglés con una duración de 20 minutos. Irán decidió cambiar completamente su línea de sonido que mantuvo en su disco La Metamorfosis, en el que también, al menos en algunos temas, se distanció en lo que hacía antes con su recordada banda Los Paranoias. Un soundtrack ajustado a su proceso de mudanza y de convertirse en otro frontband del #RockVe del siglo XXI en la diáspora. Sin duda alguna, Los Beatles le han enseñado a Irán todas las veces que un artista puede reinventarse disco a disco.

 

 

2. Pasticho – Pasticho

Género: Funk.

Seguimos con los power tríos. El funk ha sido el género pilar de este proyecto alternativo conformado por el baterista y percusionista Orestes Gómez, el guitarrista Leonardo Jaramillo (Kmaron) de Okills, y Daniel Briceño bajista actual de La Vida Boheme. Con este EP se abrieron paso en el territorio mexicano, dando a conocerse con sus sonidos únicamente instrumentales.

 

1. Arawato – Arawato

Género: Rock.

Power trío con fuerza es lo que está en Arawato, con la unión de Rodrigo Gonsalves (VINILOVERSUS), Luis Jiménez (Los Mesoneros) y Carlos Imperatori (DiosLePague). Con esta producción fueron nominados al Mejor disco rock y Mejor canción rock en la más reciente edición de los Premios Latin Grammy 2019. Si bien todos los temas del EP no habían sido compartidos anteriormente, ya puede ser disfrutados en las plataformas digitales, con un bonus track que lleva por nombre Irresponsable. El impacto de esta producción logró que el público Cúsica Fest los comprometiera a estar en el cartel del 2020.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: