The Offspring está siendo demandada por su bajista, Greg Kriesel, por falta de cumplimiento del acuerdo de asociación por los derechos del nombre de la banda.

El miembro (o exmiembro) de la agrupación ha estado ausente en las presentaciones recientes, desde que hizo la denuncia en contra del vocalista Dexter Holland y el guitarrista Kevin “Noodles” Wasserman, cuenta Dying Scene que obtuvo los papeles de la situación legal. The Offspring no ha respondido a ninguna de estas alegaciones.

Kriesel los acusa de haber conspirado en su contra para eliminarlo del negocio para recortar sus ganancias, derogar sus derechos, privilegios y autoridad como un socio general e igual. Además, comenta que, en noviembre de 2018, Holland y Wasserman le dijeron que no podía participar en las actividades de la banda como en grabaciones y giras de conciertos. El bajista fue reemplazado inicialmente por Tony Kanal de No Doubt y ahora el encargado de tocar el instrumento es Todd Morse (de H20).

The Offspring anunció en marzo que ellos estrenarán este otoño un nuevo disco que posee el sonido que los caracterizó en sus materiales anteriores.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: