Anakena es de esos grupos con un linaje evidente. El grupo es el descendiente de las bandas de música bailable que han hecho vida en la escena alternativa venezolana como los Amigos Invisibles y Rawayana pero han sabido construir su identidad. 

Con una conexión directa a los sonidos del Caribe, el grupo ha sabido sorprendernos con cada uno de sus sencillos, desde la bachata de Guayaba pasando por la cumbia funk de Pantera y ahora trabajando junto a Liana Malva en el reggae nos deja el sencillo Montaña Rusa. 

El tema marca varios hitos para la banda: Su primer dueto, su primer sencillo lanzado en su estancia extendida en Madrid y el primer lanzamiento del grupo desde que firmaron con Warner Chappel. Sin embargo el grupo sigue sonando como ellos mismos, cruzando la línea entre el Caribe y el mundo alternativo con un comodidad única, incluso entre sus pares. 

Para hablar de todo esto, y de su próximo disco, Santiago de la Fuente se tomó el tiempo de responder nuestras preguntas, y dejarnos saber la fecha de lanzamiento de su nuevo disco.

Montaña Rusa es el tercer sencillo de este ciclo ¿Cuando podemos esperar el disco?

El disco va a estar seguramente para septiembre de este año. Viene un sencillo más y con ese el álbum completo. 

Siguen viajando por el caribe con los sonidos, ahora tocando un reggae ¿Ha sido a propósito?

La decisión de hacer reggae fue algo aproposito por que amamos el género. La verdad es que en este disco no repetimos géneros, las 9 canciones del disco tienen géneros diferentes y no fue intencional. Cuando nos sentamos a ver el trabajo completo que nos dimos cuenta de lo que había hecho, sin embargo el reggae siempre está presente. 

¿Podemos esperar un reggaetón en el disco? Digo para terminar de molestar a quienes se molestaron con la bachata.

(Risas) No, tenemos un calipso bastante pop pero no llegamos a trabajar reggaetón. No estamos cerrados a hacerlo a nuestro modo, pero no hemos llegado a ese punto.

Colaboran con Liana Malva en este tema ¿Cómo llegó ella a la canción?

Liana llegó al tema porque cuando Mikel y yo estábamos escribiendo Montaña Rusa nos conseguimos con El Paují, que es el primer sencillo del proyecto Gotas de ella y de verdad nos encanto. Ya sabíamos que el tema debía ser un dúo, le escribimos y todo salió de allí.  

Además de Liana en la voz el tema cuenta con la producción y la guitarra de Fernando Bosch, quien produce el disco ¿Cómo ha funcionado la relación con el?

La relación con Fernando ha sido increíble, el es nuestro hermano. Más que productor ha sido un guía y un amigo, además de ser talentosisimo. Además de Fernando dos personas nos ayudaron mucho: Armando Lovera, baterista de La Pagana Trinidad que tocó en vivo con nosotros mucho y nos ayudó con los arreglos y Marcel Davila percusionista de Rawayana que produjo toda la percusión que fueron la base de los temas y que hicieron todo más fácil. Cerrando la producción estaba Ricardo Martínez de Remoto Estudio que mezcló el guia y nos ayudo a encaminarnos en la ruta correcta en más de una ocasión. 

Santiago, no apareces en los créditos del tema excepto como compositor ¿Te ponía nervioso dejarle tu voz a Liana y a Mikel? 

Para nada, yo confió ciegamente en Mikel y confió ciegamente en Liana. Yo nunca he sido celoso con esas cosas y más bien es un honor que gente que admiro grabe mis canciones. Creo que parte de la madurez musical es saber que uno no siempre es el mejor para una canción y me encanta escucharla en la voz de los mejores.

No se si es que lo tenemos en la cabeza pero el tema parece hablar un poco de la distancia ¿La idea de salir del país pesó a la hora de componer?

Sí, esta canción la escribí cuando viví en Barcelona hace dos años, primera vez que salía del país. Yo estaba en una relación a distancia en ese momento y eso inspiró 100% la canción. Pero intentamos que hablara también de la distancia entre amigos o familia, el amor no es solo algo de pareja. 

Es su primer lanzamiento como parte de Warner ¿Cómo fue el acercamiento a la disquera? ¿Que tal la relación con ellos?

Fijate que llegamos por amistades. Un amigo nuestro, Rigel Garce que es nuestro guitarrista eléctrico ya tenía contactos con ellos, les mostró el proyecto y les gustó. Cabe destacar que no hemos firmado con Warner Music sino con Warner Chapel que es la parte editorial de Warner Music. Igual todo es muy cercano y estamos muy felices y agradecidos de las oportunidades que nos han dado.

Tienen ya un tiempo tocando en Madrid ¿Que tal las sensaciones? ¿Cómo han llevado el tener que volver a construir un público?

Es muy complicado llevar un público de cero, pero también es mágico. Tienes que respirar y tener la humildad de volver a tocar a nadie. En realidad uno nunca es nadie y tienes que asumir eso y dar el mejor show posible. Por suerte en Madrid hay muchísimos venezolanos y eso nos ha dejado un colchón  importante, aunque también estamos conectando con un público español e internacional que nos descubre. 

¿Cual ha sido la diferencia entre el público venezolano y el español?

Para el español esto es un sonido aún más lejano y extraño que para el venezolano, sin embargo eso lo hace algo exótico y ha atraído a más de uno. 

Ya tienen casi un año de haber ganado el Nuevas Bandas ¿Que les ha dejado este periodo?

Yo siempre digo que el Nuevas Bandas ha sido un antes y un después, particularmente en España. Mucha gente que está aquí ha estado desconectada de la movida nacional y decir que ganaste el Festival te hace que llames la atención y te tomen más en serio. 

¿Esperan volver a tocar en Venezuela este año?

Estamos terminando de cuadrar pero el lanzamiento del disco debería ser Caracas, y tenemos una gira y otras cositas planeadas por allí. 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: