El pasado 31 de agosto, se le dió el último adiós a Aretha Franklin en un funeral íntimo en Detroit, y varios artistas de renombre se presentaron para cantar y rendirle homenaje, sin embargo, lo que más llamó la atención fue las polémicas imágenes del obispo Charles H. Ellis III, tocando sospechosamente a Ariana Grande en su discurso.

Sin duda fue un momento bastante incómodo para Ariana Grande, ya que intencionalmente o no, el obispo parecía estar tocando más de lo debido a la artista en su parte superior, haciendo que se incomodara durante el resto del discurso; como era de esperarse las imágenes no tardaron en hacerse virales y las críticas llovieron.

Gracias a que los seguidores de Ariana denunciaron el hecho en twitter con el hashtag #RespectAriana, hizo que Charles H. tuviese que declarar que: “Nunca sería mi intención tocar el pecho de ninguna mujer… No sé, supongo que la rodeé con el brazo”, aunque no fue suficiente ya que la lluvia de críticas siguió.

Aquí debajo puedes ver también la presentación de Ariana Grande interpretando “Natural Woman” como homenaje a la reina del soul.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: