Actualmente Foo Fighters se encuentra de gira por norteamérica para la promoción de su disco ‘Concrete and Gold’ de 2017, por lo que en su pasada a Chicago se presentaron en el Wrigley Field, donde invitaron al set al guitarrista y vocalista de Cheap Trick, Rick Nielsen.

Pocos se esperaban la entrada a tarima del legendario músico, pero sin duda tuvo una buena actuación junto a los Foos, que interpretaron la gran clásico de Cheap Trick, titulado «Is not That A Shame» perteneciente a los Fats Domino’s.

Lo interesante de este momento del show, es que Dave Grohl fue el encargado de tomar las riendas de la batería, mientras que el baterista Taylor Hawkins, fue quién estuvo en la voz principal en la banda. Ve aquí unos fragmentos.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: