Además de ser el principal compositor, guitarrista y vocalista de Foo Fighters uno de los grupos de rock más grandes del momento Dave Grohl puede presumir de haber sido el baterista de una de las bandas clave del rock: Nirvana.

Sin embargo, dada la trágica historia de la banda es normal que Dave tenga una complicada relación con su música: “Vuelvo a las letras de vez en cuando, pero puedo sentirme culpable, me doy cuenta que no note como se sentía Kurt” reveló en una entrevista para GQ donde también habló de Donald Trump, el trap y su gusto por hacer parrillas.

A pesar de volver a las letras el músico acepta que no pone el mismo las canciones por cómo lo afectan personalmente: “Suenan cada vez que enciendo la radio, cada vez que voy a la tienda. Para mi son demasiado cercanas, recuerdo todo de esas grabaciones, incluso los shorts que usaba en el estudio”.

Sabiendo lo cercanos que suelen ser los músicos de las bandas es normal que el suicidio de Kurt Cobain en 1994 afecte a Grohl de este modo.

Si quieres leer la entrevista completa haz click aquí

A %d blogueros les gusta esto: