El grupo Sony Corporation parece tener intención de seguir invirtiendo en la música aunque muchos consideren que es un negocio en declive. La empresa estaría invirtiendo en comprar la mayoría de las acciones de el brazo de distribución de EMI histórica empresa musical inglesa.

Aunque la compra mantendrá el el brazo productor de la compañía en manos de Universal aumentaría el porcentaje de ingresos de Sony que dependen de la música. Es un movimiento llamativo, aunque tiene sentido dado que la empresa ya era dueño del catálogo de EMI Music Publishing.

Los únicos acciones que quedarían en la empresa además de Sony sería la familia de Michael Jackson mantendrían con 10% de las acciones además de tener acciones en el brazo musical de la empresa nipona.

A %d blogueros les gusta esto: