Para celebrar lo que hubiese sido el cumpleaños # 70 de David Bowie, el EP ‘No Plan’ fue publicado. Con apenas un par de días de adelanto, el lanzamiento coincidió también con el primer aniversario del fallecimiento de una de las estrellas más grandes que tuvimos el honor de conocer. Entonces, ‘No Plan’ conmemora la vida y maravillosa obra de Bowie, que como él mismo recita en la canción que da título al EP: “Todas las cosas que son mi vida: mi humor, mis creencias, mis diseños / Yo mismo / Nada de qué arrepentirse”.

David Bowie No Plan EP Cusica Plus

Compuesto por cuatro canciones, tres de las cuales eran exclusivas del musical ‘Lazarus’, y la cuarta siendo la misma “Lazarus” que se nos presentó en ‘Blackstar’, este EP contiene las últimas grabaciones de Bowie. Y tan trágico como eso puede sonar, se escucha en el esfuerzo de su garganta cómo nuestro starman, a pesar de no tener conocimiento de lo que le depara, ya está resignado.

El lanzamiento de ‘Blackstar’ estuvo fríamente calculado, adaptándose a los días contados que le quedaban a Bowie. Pero es como si esa planificación tan sólo le complació a él. Para nosotros los mortales, aunque ‘Blackstar’ evidentemente representaba un final, y nos transmitió todas las sensaciones involucradas con esto, el shock del trágico anuncio nos dejó un mal sabor de boca, y ‘Blackstar’ sirvió como un trago para pasar el sabor amargo.

Ahora, el lanzamiento de ‘No Plan’ parece ser una breve pero muy satisfactoria conclusión a toda esa montaña rusa de emociones y sensaciones los fanáticos del músico experimentamos durante el resto del año. El corto EP representa el epílogo de la carrera de más de 50 años de Bowie. Algo así como el cierre final del telón.

“Lazarus” da apertura a la despedida final de Bowie. Aunque queda de maravilla como introducción a lo que representa el EP -y destaca su relevancia tanto para el musical como para la carrera de Bowie por su carácter mítico-, su pesadumbre opaca un poco las canciones que le siguen.

“No Plan” suena a esa resignación que ya mencionamos, e inevitablemente suena a despedida, como si estuviese confrontando vida y muerte, y lo incierto de la temporalidad y la trascendencia. A este melodrama se le suma la oscura entonación de Bowie, logrando así toda su intención.

“Killing A Little Time”, que rescata mucho de su álbum previo ‘The Next Day’ (2013), por el contrario, es como si estuviese harto de jugar al maestro sabio, que todo lo sabe y todo lo acepta, y empieza a sonar desesperado, pero más vivo que nunca. “Me caigo, hombre / Me ahogo, hombre / Me desvanezco, hombre”. Bowie está buscando de dónde aferrarse, y a su rescate llega la frenética instrumentación de la canción, para finalmente hacer catarsis.

Finalmente, “When I Met You” cambia todo el color de lo que veníamos escuchando. En esta canción, Bowie le echa un ojo al pasado, a aquel proto-punk que cantaba a finales de los 60, fusionándolo eventualmente con el art-rock que recorre todo el EP. También se siente un poco de desesperación, quizá por el esfuerzo que implica revivir a su antiguo yo.

‘No Plan’ es sin duda corto, pero en realidad es suficiente, y nos ayuda a entender un poquito más lo que sentía el hombre que llevaba décadas enteras creando e innovando, enfrentando la vejez y todo lo que ésta trae consigo.

Reseña: David Bowie - 'No Plan EP'
El verdadero punto final de la carrera de David Bowie nos hace saber todo lo que necesitábamos.
4.0Nota Final
Puntuación de los lectores 0 Votos

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: