Ya sabemos el discurso de aquellos que se privan de celebrar en cualquier oportunidad: “El Halloween no es una fiesta tradicional, etc, etc.” Pero como en Cúsica si nos gusta divertirnos en esta fecha (y en cualquier otra que sirva de excusa), hemos decidido hacer un playlist adecuado para que aterroricen a sus amigos con buena música mientras sienten que el mismo belcebú se adueña de la habitación sin ser necesariamente de alguna banda de black metal.

Entre algunas de mi colección personal y recomendaciones de amigos de la casa, aquí les dejamos nuestra selección bastante alejada de las típicas “Ghostbuster” o “Thriller”, que no están mal, pero te hacen bailar mas que realmente hacerte sentir terror.

 

Black Sabbath – “Black Sabbath”

 

Cómo no comenzar con los mismísimos creadores del género del terror, en lo que a música se refiere, Black Sabbath. Luego de una visita al cine por parte de Ozzy Osbourne, tuvieron la brillante idea de darle la vuelta a su blues y jazz para hacer música que hiciera que se te helara la sangre.Y ya que mi intención es hacer que sientan que el mismo demonio se posa a su lado mientras se toman los tragos con los panas, nada más apropiado que una canción que habla de una aparición del maligno.

El tema cuenta una vivencia real de Geezer Butler (bajista), quien era un curioso del oscurantismo y ha dicho en diferentes entrevistas que tenía su apartamento totalmente recubierto de pintura negra, rodeado de libros referentes al las artes oscura y el satanismo. Una noche mientras dormía sintió una extraña presencia que lo despertó, al abrir los ojos vio una aterradora sombra postrarse al pie de la cama, que según la descripción podria haber sido el mismo Lucifer.

Butler se alejó de los libros así como también cambió la pintura de sus paredes pero su historia sirvió para darle una nueva identidad a la banda.

 

Calle 13 – “John el esquizofrénico”

Recomendada por: Rocío Mateos

 

Debo admitir que cuando mi compañera, Rocío Mateos, nombró a Calle 13 lo dudé un poco, pero ciertamente su conocimiento musical y el hecho de que me dijera: “Esa canción te hace sentir incómodo,” con verdadera cara de incomodidad me hizo sentir bastante curioso sobre el tema.

Para entender esta “incomodidad”, puedes ubicarte en la zona donde vives e imaginarte que el John, que se describe así mismo en la canción, podría ser cualquiera de tus vecinos (algo totalmente posible en este mundo). Además con solo tener algunas pocas características psicopatológicas, filias u obsesiones que padece el protagonista, podría ser suficiente para temerle.

Además el hecho de que sea un artista que no suele hablar de estos temas y menos tan directamente, ayuda a causar cierto impacto en ti con la ayuda de la confusa música que le agrega Visitante (Eduardo Cabra).

 

The Black Angels – “Evil Things”

 

“Doing evil things like stifle or scream” (Hacer cosas malignas como sofocar o gritar) fue una de las frases que me hizo pensar en esta banda originaria de la meca del psicodélico, Austin, Texas. Quienes además tienen una gran influencia de esa densidad un poco oscura e incómodamente agradable que encontramos en la música de The Velvet Underground, liderada por el particular Lou Reed.

El tema le da una vuelta al amor, lo humaniza y le un toque maligno, ciertamente. Lo muestra como un acto del mal, “Love is your evil”, quizás algo de sadomasoquismo oscurantista al mejor estilo de un Aleister Crowley, que si no saben quién es debería investigarlo. La bestia misma bendecirá sus sábanas mientras corre la sangre debajo de la cama con esta canción.  Sexy and evil as fuck.

 

The Beatles – “Revolution Nº 9”

Recomendada por: Luis Irán

 

Esta fue otra recomendación, en esta ocasión de Luis Irán, quien pasaba por nuestras oficinas para hablarnos de su sencillo “La familia, la fauna y la convivencia”, y cuando la nombró me dije: “¿Cómo carajos no me acordé?”.  Pensé esto porque de hecho esta canción nos la mostró un amigo, a mi y a otros compañeros de banda, cuando un día en que estábamos tomando algo, hablando de espantos y apariciones nos dijo: “Ustedes no lo creerán pero hay una canción de los Beatles que da mucho miedo.”

Esta fue una de las experimentaciones de Lennon influenciadas por la presencia de la músico avant garde, Yoko Ono. Y ciertamente una compilación de sonidos, voces y gritos reproducidos de atrás a adelante, sin ningún tipo de sentido lógico, en una habitación oscura podría convertirse en el soundtrack perfecto de una de tus peores pesadillas. Además de la misma han surgido una gran cantidad de perturbadoras teorías referentes a su contenido y mensajes ocultos.

 

Primus – “My Name Is Mud”

 

Ciertamente Les Claypool es un experto en contar historias surrealistas y uniendo esto a la incomodidad que te causa “John el Esquizofrénico” lo hace doblemente aterrador. Además acompañado con música que parece sacada de un episodio bastante extraño de ‘La Dimensión Desconocida’.

Aquí nos encontramos con la historia de Mud, que se presenta como un tipo simplón y hasta aburrido, pero de repente comienza a comentarte sobre que en algún momento la actitud de algún amigo colmó su paciencia decidiendo “besar su frente con un bate”, el cual anteriormente te había contado tuvo que enterrar antes de que el hedor de la pudrición surgiera de su cuerpo inerte. Todo esto dicho de la manera más natural posible, como si fuese alguien que acabas de conocer en la cola del supermercado o del transporte hablándote del juego de béisbol.

Termina siendo una anécdota nada agradable.

 

Kaada/Patton – “Imodium”

Recomendada por: Mafe Burbano

 

Ciertamente cuando te nombran a Mike Patton ya te puedes esperar algo bastante extraño, sobre todo por sus antecedentes con las bandas Mr. Bungle y Fantomas. Pero acá se une al productor noruego John Erik Kaada para presentarnos un videoclip bastante perturbador. En esta recomendación de Mafe Burbano se juntan los elementos del incomprensible surrealismo con tintes de lo prohibido y música instrumental.

Pero aunque el video ayuda a la música, y a pesar de que no lo parezca en un principio, la tonada podría formar parte de la banda sonora de un filme de algún orfanato abandonado y maldito, donde los fantasmas de los pequeños te perseguirán para enviarte a una extraña muerte la cual disfrutarían como un juego.

Cuando te lo imaginas en ese escenario se convierte en algo bastante aterrador.

 

Queens of The Stone Age – “You Can’t Quit Me Baby”

 

Esta es la canción perfecta para los stalkers o acosadores. Bien podría Norman Bates, el protagonista de la ópera prima de Hitchcock, ‘Psicosis’, sentirse totalmente identificado con el narrador de esta historia que nos presenta Josh Homme en el álbum debut homónimo, de la banda que formó luego de su separación de Kyuss, Queens of the Stone Age.

El nombre de la canción hace referencia de cómo la acosada no puede librarse de la presencia imperceptible del acosador, quien se confiesa en la letra. Acompañado con un riff de bajo cíclico que unido al perfil obsesivo del personaje principal crean un ambiente perfecto para comenzar a revisar dos veces el seguro de tus puertas y ventanas. Este también, aunque sin darlo a conocer directamente, podría haberse hecho cargo del objeto de su amor psicótico e incluso de sus amigos.

 

El Himno Nacional cantado por el fallecido presidente Hugo Chávez

Recomendada por: Manuel Ángel Redondo

 

Esta recomendación es de nuestro editor, Manuel Ángel Redondo, aunque algunos no lo crean, no me extrañó tanto, pues sí es bastante raro escuchar la voz de alguien, que para bien o para mal, estuvo tan presente en gran parte de nuestras vidas. Además del hecho de estar muerto, el himno es algo que escuchamos desde que somos unos pequeños patriotas en el colegio, así que la relación voz post mortem con una canción que emana aires de victoria, bueno no es algo realmente agradable.

A diferencia de escuchar a Bowie o Michael Jackson a cualquier hora de la madrugada, es quizás, la solemnidad que representa el himno le da el toque creepy, como si a la una de la mañana te pusieran el Ave María. Ni en la misma iglesia te sentirías a salvo.

 

Uncle Acid And The Deadbeats – “I’ll Cut You Down”

 

Nada como la historia de un sádico asesino en serie que ama totalmente la sangre que corre por las venas abiertas de sus víctimas, algo así como Leatherface o Jason, y que además se justifica con las santas escrituras. La lujuria sangrienta de Uncle Acid And The Deadbeats, quienes de hecho titularon al álbum que contiene este tema ‘Blood Lust’ (2012), además va musicalizada con sus tonadas influenciadas por el oscuro heavy rock de bandas como Black Sabbath y Pentagram.

El psicodélico y demencial video que acompaña a la canción nos hace entrar en un estado de trance, enfocándonos aún más profundamente en la historia de nuestro asesino en serie que dejaría al legendario Fantomas como un simple delincuente.

 

La Pequeña Revancha – “Rojo”

Recomendada por: Claudia Lizardo

 

Debo admitir que Claudia Lizardo me recomendó también “Lovely Creature” de Nick Cave And The Bad Seeds, pero este tema me pareció más apropiado. Extraído de su más reciente esfuerzo de estudio, ‘Pasos Sincopados’ (2016), la canción primero te envuelve con su hipnótica y oscura tonada, algo que uno podría esperarse de su música que ha sido descrita por el público así como por muchas personalidades de la movida como Tarantinesca.

Pero además de la música, la narración de Juan Olmedillo va en una vibra que nos recuerda a la de las aventuras de Juan Hilario y El Silbón. La misma además va creciendo en intensidad volviéndonos parte del thriller en la historia que parece inspirada en el amor obsesivo de Juan Pablo Castel por María Iribarne, en ‘El Túnel’ de Ernesto Sabato, primero al querer conocerla y hacerla suya, para luego…

 

Aphex Twin – “Come to Daddy”

Recomendada por: Jairam Navas y Tony “Cash” Maestracci

 

Desde que empecé esta lista sabía que el Aphex Twin, Richard David James, saldría a relucir con su siempre perturbador giro a la música electrónica. Además la utilización de elementos noise y la profunda, así como aterradora mezcla de la voz diciéndote en una especie de mantra “I want your soul/ I’ll eat your soul” (Quiero tu alma/ Me comeré tu alma), no nos hace sentir más relajados.

Este tema pudo haber asustado a Jairam Navas y Tony “Cash” Maestracci (baterista de Tomates Fritos)  porque está acompañado de un extraño videoclip en el cual varias personas que caminan por las calles son perseguidos y atacados por pequeños niños que tienen la misma cara, que además es la de James mostrando su expresión más perversa.

 

Rezső Seress – “Gloomy Sunday”

 

Conocida también como “la canción húngara del suicidio”. Fue escrita por el poeta y pianista Rezső Seress en 1933, y fue satanizada por supuestamente inspirar una gran cantidad de suicidios durante los años treinta, la famosa década de la depresión económica en Estados Unidos y parte del mundo occidental. Incluso fue prohibida su transmisión durante décadas por la radio BBC en Inglaterra.

Un poco más de 30 años después de haberla escrito, Seress, se quitó la vida lanzándose por la ventana del apartamento donde residía en Budapest, unos días antes de cumplir 69 años. Lo que se piensa es que aquellas personas que están predispuestas a la melancólica melodía y depresiva letra terminan con sus vidas al escucharla. En algunos de sus versos reza:

“Bajo los florecientes árboles será mi último viaje,
Mis ojos estarán abiertos, para poder verte por una última vez,
No tengas miedo de mis ojos, pues te bendeciré incluso en mi muerte,
Este último domingo”

Si se sienten preparados acá se la dejo para que la escuchen:

A %d blogueros les gusta esto: