Según informó la agrupación rusa Pussy Riot, su integrante Peter Verzilov, ha sido dado de alta del hospital, luego de seis días hospitalizado por una supuesta intoxicación.

Luego de diferentes examenes, unos medicos alemanes encargados del cuidado de Peter, confirmaron que fue envenenado en Moscú, donde se encontraba detenido por las autoridades rusas el pasado 12 de septiembre. Dicho envenenamiento se descubrió, luego de que Verzilov perdiera la visión, el habla, y gran parte de las habilidades motoras, incluyendo la memoria, sin embargo, una semana después, aún sufría de amnesia, mareos, vómitos y confusión en muchos casos.

Ya luego de unos largos y complicados días, Pussy Riot twitteó “Peter se siente muy bien y ya lo están sacando del hospital”, por lo que se puede afirmar que su vida ya no está en riesgo.

Recordemos que Peter Verzilov, fue uno de los integrantes de Pussy Riot que invadió el campo de fútbol en la final del mundial de Rusia 2018, y se piensa que su detención y envenenamiento tiene que ver con dicho hecho.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: