Luego de haber sido parte de bandas como De Reyes y Tequila & Caroline, el músico venezolano Lisandro Bolívar migró a Orlando, inicialmente, pero en aquel entonces no se encontraba totalmente interesado en crear una banda nueva, así como tampoco buscar locales donde tocar y ensayar semanalmente. Emprendió su propio proyecto, isla, y hoy es parte de la comunidad musical venezolana que nos representa desde Ciudad de México. Hoy conversamos con él sobre su pasado con varias agrupaciones en Caracas, su colectivo Acapulco Music y su paso actual por tierras aztecas.

Para Lisandro, las ganas de hacer música aún florecían y es cuando decide crear su proyecto solista llamado isla, en el que él mismo hace su música desde su casa, y es cuando comienza a realizar maquetas, bien sea para crear o drenar esa pasión interna.

En 2018 lanza su primer EP titulado 01, cuando ya tenía suficientes demos y maquetas con las que se sentía cómodo.

“Lo que hice fue buscar a alguien con quien terminar de mezclarlas, meterle más producción”, comparte Lisandro. “Como era yo solo, me hacía falta una opinión externa, que me ayudara a darle forma a todo”.

Para ese momento, a isla le gustaba lo que estaba haciendo Ferraz, que era algo totalmente diferente a lo que hace actualmente, porque también era instrumental y muy electrónico. El músico lo contactó ya que se conocían de la escena musical electrónica caraqueña, le envió los demos y terminaron de producir el EP a distancia, ya que isla estaba en Orlando y Ferraz aún en Venezuela.

Del EP, solo hay un solo video musical para el tema Sofía, que fue grabado y editado por un amigo en North Carolina. “Yo no estuve presente para ese momento, todo fue muy digital. Tampoco toqué el EP en vivo, todo fue un proyecto para sacar mis ideas”.

Llegas actualmente con Daytime Television Pt. II, ¿Cómo fue su proceso de creación?

Esta canción es diferente al EP 01 y los singles que vinieron después, porque a diferencia de trabajarlo yo solo o a distancia con alguien más, en este sí trabajé en persona con alguien durante varias semanas hasta que llegamos a la versión final.

Empezó como esos temas en pandemia, encerrado en la casa, que no era muy distinto a como hacía música, pero tal vez con más tiempo, ya que pude hacer varias maquetas. Sin embargo, siempre estaba buscando a alguien para terminarla, no daba nunca con alguien hasta que me acordé que había trabajado con Roberto Castillo antes en Caracas con De Reyes, quien hizo el primer EP.

Le mandé la maqueta, le gustó y empezamos a reunirnos una vez a la semana, nos tomó cerca de un mes en terminarla y ya se encuentra disponible.

¿Existe una parte 1 de Daytime Television?

Sí existe la primera parte, que es otra versión de la segunda, pero estoy esperando para subirla con un álbum o un EP.

La mayoría de tus canciones son instrumentales, ¿En un futuro tu música vendrá acompañada de voces?

He pensado en agregarle voces a las canciones, ya que no me pienso como un cantante principal. En De Reyes hacía coros al igual que en Tequila & Caroline, pero estoy pensando en invitar amigos para que complemente las voces. Igual en Daytime II agregué algunas líneas de voces para probar, esas las grabé yo mismo, y aunque no es mucho, es más de lo que había, y las canciones nuevas tal vez lleguen así, bien sea desarrollado por mí o por alguien más.

¿Qué veremos de nuevo con isla?

Habrá más variedad. Hasta ahora todo había sido muy electrónico chill, como ambiental, tipo música de elevador. Pero para las canciones nuevas habrá cosas distintas, sonarán tal vez más indie y la próxima más como The Postal Service.

Lo que se puede esperar es que cada entrega será diferente.

Anteriormente fuiste parte de De Reyes, ¿Cómo fue ese paso por el grupo?

La época de De Reyes fue bastante divertida porque, cuando esa banda empezó, ya yo tenía tiempo tocando metal. Con Tequila & Caroline tocamos en muchísimos lugares, en tarimas grandes, así como en bares cuando le abrimos a The Devil Wears Prada. Fue más fácil crear De Reyes porque también en esa banda tocaba con el bajista de Tequila & Caroline, quien era el guitarrista de De Reyes. Teníamos amigos en común, sabíamos cómo se movían las cosas y De Reyes se manejó distinto a Tequila porque esa banda era muy metal y De Reyes era indie pop. Con De Reyes compartimos tarima con DJs como Diamantero, Calin de Los Mesoneros, y por esa época, conocí a Ferraz con quien hice mi primer EP.

¿Qué pasó con el colectivo Acapulco Music?

Acapulco Music está en paro porque las bandas que eran parte del colectivo se han disuelto o están en hiatus. Una de las bandas llamada Highwaves, de Puebla, México, grabaron un disco antes de la pandemia, que no se ha terminado de mezclar, en estos meses han estado retomando el proyecto.

Lo que estamos pensando es hacer los lanzamientos de isla y Highwaves, y de repente hacer un refresh del colectivo, acabar con Acapulco, y como ahora entendemos más la movida, hacer un rebranding del sello es una buena opción, y así hacer que los proyectos tengan shows.

¿Cómo ves el movimiento musical en Venezuela?

Para mí es algo que yo siempre he admirado, desde que yo tenía 11 o 12 años, empecé a escuchar bandas como Sónica, Telegrama, Todosantos, y desde siempre he admirado al talento nacional de distintos géneros que me han parecido buenísimos. Cuando llegué a la universidad que hubo esa explosión de la nueva onda de bandas como Los Mesoneros, La Vida Bohème, Rawayana, Americania, eso me pareció increíble, y haber tocado en Tequila & Caroline, que formó parte de esa generación, fue demasiado divertido y me pareció increíble conocer un montón de gente que son geniales músicos, con mucho nivel, y no me sorprende que estén regados por el mundo partiéndola con su nombre.

Actualmente estoy un poco desconectado de lo que hay en Venezuela, aunque sigo escuchando a las bandas que siguen activas, pero de las recientes, hay algunas cosas que me han sorprendido. Hace poco escuché a una chica de Mérida llamada Nina Romero, suena brutal, tiene un lindo proyecto. Me gusta que esté naciendo una nueva ola de músicos venezolanos como Simon Grossmann, Anakena, El Otro Polo, que sé que están partiéndola y eso me parece increíble. También me gusta lo que está haciendo Gus, es muy refrescante escuchar su bedroom pop, así como el EP Antisocial de Corina Smith.

A %d blogueros les gusta esto: