Piña es el proyecto musical de Santiago Vera, quien ya había compartido algunos sencillos en años anteriores, y que cada uno le sumó más credibilidad en la escena musical venezolana. 903 Macuto, Riesgo junto a Ananá, Cómo No Te Escribí Antes, son algunos de los nombres que nos vienen a la cabeza cuando nos referimos a este artista. Viene con un buen ritmo de trabajo y su sonido está mutando, como él mismo lo define, a una nueva fase. En esta ocasión pudimos conversar con él sobre la actualidad, sus nuevos temas y de su experiencia trabajando con otros artistas venezolanos de buena talla.

Hemos sabido que con este nuevo sencillo, Voy a Estar Ahí, estás entrando en una nueva etapa de tu carrera. ¿Desde qué punto de vista llegas a esta reflexión?

Es una nueva etapa porque ya sé más qué estoy haciendo. Yo venía haciendo varias canciones que me sirvieron mucho para aprender cómo era todo el proceso de la producción y de hacer música, y precisamente por haber aprendido con esas primeras canciones, entendí que lo que estaba haciendo no era algo que representara lo que quería decir; si bien me parece que cumplieron perfectamente su función, las primeras canciones que tengo me suenan mucho como a una banda, cuando yo en verdad soy un cantautor. De cierta manera, me estaba alejando un poco de mi “yo” como cantautor y lo que estaba mostrando parecía más una banda que Piña queriendo decir algo. Entonces tuve una reunión con Fernando Bosch y le dije “Mira, quiero hacer estas nuevas canciones, quiero llegar a un tono un poco más personal, a un tono un poco más cercano a las cosas que quiero decir. Quiero ser más un cantautor”. 

Y una de las razones por las que grabamos el disco en vivo es para que tuviese más ese tono orgánico del cantautor queriendo decir algo.

¿Qué representa el ave que está el tema que guindaste en YouTube? ¿Es un cisne? ¿Un ganso? ¿Qué representa?

Ese es el pato. A ver, cuando parte del tono de ese “cantautor” que te estaba hablando antes, yo quería hacer cosas más cercanas, más personales, decir las cosas que quiero decir, el arte de estas canciones la estoy haciendo yo, con una Polaroid, y estoy tomando todas las fotos para tener también en físico la portada de cada canción. Y la del pato, bueno, esa fue una foto que tomé y me gustó porque estaba probando la cámara y fue la primera foto que tomé y dije “Wow, en verdad está buena esta foto”, y me gustó pues, además no sabía tomar fotos con la Polaroid y me gustó, me pareció que daba las vibras que pegaba con la canción y se la puse. 

Cada tema va a tener su foto que va a existir en físico.

¿Qué tal ha sido el feedback con gente fuera de Venezuela?

En verdad, bien. Esta es la primera canción que saco desde que ya Venezuela tiene Spotify, entonces eso es fino porque tengo como que esas estadísticas también y en verdad ha sido buena la distribuidora con la que estoy, me puso en un playlist y ha funcionado. Ya en términos personales la gente me ha dicho que le gusta, que les da vibras de Jack Johnson que eso me encanta porque efectivamente la principal referencia de esta canción fue Jack Johnson.

Pronto vienes con nuevo disco. ¿Qué podemos esperar de este trabajo? ¿En qué dimensiones de sonido y letras te estás metiendo? ¿Qué diferencia hay con todo lo anterior?

El nuevo disco lo grabé en vivo, y lo sigo grabando en Sweetspot con Rey Rodríguez. Es un disco qué me tiene muy emocionado, un disco con vibras country, folk, bastante influenciado por John Mayer, Jack Johnson, Jorge Drexler, tiene muchas canciones con las que me identifico en este momento porque el disco salió muy rápido. Varias de las canciones son relativamente nuevas, no tienen mucho tiempo escritas y me tiene muy emocionado. Es un disco que por ahí probablemente venga con una buena colaboración. Es un disco que quiero sacar ya, y que me tiene muy emocionado. Es un disco orgánico, es un disco cercano, es un disco con unas letras muy personales de cosas que he vivido. Creo que lo que más me gusta de este disco son las letras y la forma en la que producimos las canciones.

En el disco hay dos canciones que significan mucho para mí: una se llama Febrero, creo que es la más importante del álbum y la otra aún no tiene nombre, está en proceso, pero sí, Febrero fue una canción demasiado honesta, fue una respuesta súper real y concreta en la que siento que dije absolutamente todo lo que tenía que decir y me encanta. Además, la producción encajó perfecto con la canción. Es mi canción favorita de todas las que he escrito.

En plataformas digitales como Spotify y YouTube, el sencillo con más reproducciones es 903 Macuto, ¿Qué tiene este tema que lo diferencie del resto? ¿Esas reproducciones se dieron orgánicamente? ¿Te esperabas que fuese el palazo que más fuese reproducido?

903 Macuto fue una locura, además fue la primera que saqué, yo no entendía qué estaba pasando. Llegó a 15K y no sabía por qué. Me metí y Spotify me decía que la habían puesto en un playlist y fue ahí como que subieron durísimo los números. Además, 903 Macuto es una canción bien comercial, es una canción a la que yo le tengo muchísimo cariño y muchísima estima y pegó sin yo saber por qué, pero pegó, que es lo importante, y gracias a Dios esa fue la que enganchó porque es una canción que a mí me parece que representa muy bien lo que yo era en ese momento y me encanta que sea una canción que me represente.

¿Cómo ha sido para ti trabajar con excelentes músicos de la escena caraqueña, dígase Fernando Bosch (Mr. Bosch & the BlueTones), Raymond Mariño (LaFleur), Nico Da Rossi (Suite Casino), y hasta con Chapis Lasca (Malanga)? Solo por mencionar algunos.

Yo todavía no me lo creo (risas), sigo como que “bueno, sí, estoy trabajando con ellos”. Es increíble, es una locura, he aprendido demasiado de todos ellos, de Santiago De La Fuente, Fernando Bosch, Chapis, Rey Rodríguez, Rudy, Raymond, todos son unos genios y eso, como que aún no lo asimilo mucho. Estoy disfrutando el momento, todavía no me lo creo.

Voy a Estar Ahí, ¿es una historia tuya? Y si es tuya, ¿a quién se la dedicas?

Si, Voy a Estar Ahí es una historia mía, y se la dedico a varias personas. Son todas esas chamas que les quise caer y no sabía cómo hacerlo (risas) porque no soy el mejor haciéndolo. Pero sí, es como esa gente que “mira, esto es lo que tengo para ofrecer”.

¿Tus canciones suelen ser una autobio? ¿O son historias ajenas que después las conviertes en canción?

Todas son mías, bueno hay una que la escribió Rey de un amigo que está despechado, que está pasando por un momento medio chimbo y esa va a salir ahorita. Sí, creo que hasta ahora solamente hay una que escribió Rey, de la experiencia de otra persona, pero todas las demás son mías 100%.

Mentira, hay otra que la letra la escribió un amigo, y yo como que ayude con la letra pero al final la escribió él más que yo, y yo hice como que el resto.

¿Seguiremos teniendo siempre al Piña boleroso, folk, playero, con canciones enamoradizas, o en algún momento puedes sorprender con un giro hacia otra cosa?

A ver, el cambio va hacia lo folk country, medio acústico. Cómo No Te Escribí Antes es un country rock, por ahí hay otras como más rock n’ roll. Sí, voy como para esa vibra más folk. Vibras como “charliepaposas” o Tomates Fritos.

¿Algo más que quieras decirle a tu público sobre esta nueva etapa de Piña Vera?

Que voy a estar ahí (risas). No, bueno, que voy a sacar más cosas, que ya estoy trabajando en un disco, como que estoy intentando sacar más música, varias canciones y que estén pendientes que se vienen cositas (risas).

Y una de mis metas este año es retomar la comedia, así que también voy a hacer comedia.

A %d blogueros les gusta esto: