Días después que se habló de posponer el tour por casos positivos de COVID-19, el vocalista de Iron Maiden, Bruce Dickinson ha salido positivo para coronavirus. La legenda fue infectada a pesar de esta vacunado, y afirma que hubiese sido un ‘problema serio’ si no se hubiese vacunado.

El cantante de 63 años, quien batalló contra el cáncer en 2015, le dijo a Rolling Stone que él se realizó la prueba esta misma semana cuando empezó a sentir fiebre. ‘Pensé, ‘Oh bueno, rayos’, dijo. ‘Estaba estornudando un poco. Por un par de días me sentí extraño, como si tuviese gripe, y lo era. Tengo 63 años. Estoy completamente seguro que de no haberme vacunado, estaría en serios problemas’.

Bruce Dickinson se contagió de COVID-19 un mes antes que Iron Maiden revelase su 17mo álbum Senjutsu. El álbum estará disponible a partir del 3 de septiembre, y el primer single The Writing on the Wall ya se encuentra disponible.

A %d blogueros les gusta esto: