Gabriel Ortiz, mejor conocido por su nombre artístico de GOE, es un músico venezolano que ha logrado captar la atención de la escena alternativa de su país composiciones propias, sonidos del  indie rock y ritmos del caribe desde el año 2016. Su evolución musical lo ha llevó a participar en el Festival Nuevas Bandas y ser el representante de Venezuela en la sexta edición del Festival Hermoso Ruido, eventos que lo inspiraron a seguir creando música y regresar con una serie de lanzamientos musicales que tiene preparado para este año. 

En este 2021 estrenó Manos Mágicas, el primer sencillo promocional para lo que será su próximo EP, que contó con una mezcla hecha por Andrés Mata y que fue masterizado por Jesús Hernández. 

Conversando con el autor de esta pieza y los próximos proyectos a ver la luz del día, pudimos conocer un poco más sobre el proceso de producción detrás de la canción, gustos musicales del cantante, sus experiencias y aprendizajes en festivales anteriores y sobre sus planes a futuro como proyecto solista. 

¿Cuáles fueron tus principales influencias musicales para la creación de Manos Mágicas?

La verdad es que no pensaba en algo en específico, pero una vez que todos los elementos se juntaron, a mí me dio el feeling de John Mayer e ir por ese camino, pero también en eso intentaba buscar un sonido que fuese pop pero tirando un poco al psicodélico. También puede que haya algo de My Bloody Valentine, música de los 90, pero más que todo John Mayer. 

Cuando se trata de escribir canciones ¿Qué temáticas te gustan más? ¿Te gusta escribir más sobre experiencias personales o sobre cualquier situación externa a ti? 

Creo que al momento que la escribí no estaba sintiendo exactamente eso que se dice en la canción, pero era una idea que igual tenía  la cabeza, entonces era como una canción con la que todo el mundo se pudiera identificar, eso es lo que buscaba. Lo primero que se me vino a la mente fue el título, y lo pensé por días hasta que al final logré escribir la canción. Incluso, como salió es la segunda versión que se realizó, porque al principio era como con un tono más acústico, pero fue evolucionando. A veces escribo sobre vivencias, a veces no, pero creo que es importante no siempre hablar de tus propias experiencias porque te quedas corto, y más a mi edad que en verdad soy joven y no he vivido tanto. En conclusión, quería algo con el que la gente se sintiera identificada, porque todo hemos sentido esa ganas de estar con una persona y la necesidad de compartir. 

¿Cómo fue el proceso de producción del tema? 

Como te dije antes, esta sería la segunda versión del tema. Yo llevaba tocando la primera composición de Manos Mágicas  desde el Festival Hermoso Ruido en el 2018; luego, en el 2019, comencé a tocar una versión con algunos cambios (más parecida a la canción actual) para una serie de toques que tuve en ese momento. Ya en el 2020 le agregamos el solo de guitarra y dió en el clavo, porque además se convirtió en el protagonista de la canción. Al final todos tripeamos porque sentimos que habíamos logrado transmitir algo nuevo.

¿Cuándo te diste cuenta que lo tuyo era más el rock y lo alternativo? Ya que una vez dijiste que tocabas trompeta en el colegio y lo dejaste por eso

Creo que al estudiar música clásica me sentía un poco reprimido, porque desde niño he sido muy creativo. Nadie me enseñó cómo tal a crear música, pero cuando entendí que había gente que tenía mi edad y hacían otro tipo de música –como Los Mesoneros y Americania, que son un poco mayores que yo– decía: «hey, yo puedo hacer eso, yo toco la guitarra». Creo que ese movimiento de rock venezolano, que tuvo lugar como desde el 2008 hasta 2013, me inspiró muchísimo, no solo a mí, sino a muchos otros de la movida. Además, yo era medio punketo para ese entonces y tenía muchas cosas que decir, entonces por eso pasó. 

Y no fue solo la movida venezolana, también me inspiraban mucho (incluso antes de descubrir lo increíble de lo nacional) las bandas internacionales como de Estados Unidos y México. Me acuerdo como en 4to y 5to año que iba a los conciertos de Caracas y entendía que eso era lo que yo quería hacer. 

Si pudieras aprender a tocar un instrumento en este momento ¿cuál sería? ¿Cuál te interesaría probar?

Siento que hoy en día la necesidad de tocar tanto un instrumento no es tan grande cuando tienes una computadora y crear tantos sonidos con una característica sonora tan original. Yo de pequeño tocaba trompeta, y creo que sería chévere retomar eso en algún punto de mi vida, y también el saxofón.

¿Qué nos podrías ir adelantando de tu EP que se viene por ahí? Ya que anunciaste que Manos Mágicas que es su apertura

Pronto estará saliendo otro sencillo, pero voy a sacar una serie de canciones de forma constante; trataré de que cada mes –o menos– se lance algo, y al final todos esos sencillos se reunirán en un EP, y me parece muy chévere porque hay sonidos bastante diferentes, hubo bastante experimentación y también habla de temas que son muy distintos, porque uno, por ejemplo, puede hablarse de enamorarse, y el otro sobre relaciones pasadas, y así. Son temas que son diferentes pero con una línea que los conecta. Creo que ya estaría listo a finales de este año. 

¿Cuál sientes que fue la mayor diferencia que sentiste entre estar en el Festival Nuevas Bandas y luego en el Festival Hermoso Ruido?

Los dos tienen como la misma premisa de mostrar las bandas emergentes del momento. Tocar en el Festival Nuevas Bandas me pareció muy cool porque había proyectos increíbles como Anakena y Bridges, y no hay manera de decir que no son proyectadas, y el Festival Hermoso Ruido fue como una experiencia idónea, porque todo era muy loco, estábamos en Colombia compartiendo con bandas como Indios de Argentina, Easy Easy de Guatemala y Los Walters de Puerto Rico . Era otra cosa y, además, te dejaba mucho que desear de la industria musical venezolana. Pero ambos festivales fueron brutales.

¿Qué sientes qué fue lo que más aprendiste del Festival Hermoso Ruido tras rodearte de tantos artistas internacionales?

Creo que lo que Hermoso Ruido me dejó fue la visión de que aquí somos un poco menos detallistas, en cambio allá las bandas eran mucho más avanzadas, cada uno con sus equipos y nada lo improvisaban, mientras que nosotros éramos apenas cinco muchachos con sus instrumentos y que “hola, ¿qué hacemos?”. Además tienen más conocimientos de la industria, a pesar de ser bandas emergentes. Entonces me enseñó a que el ajuro tenía que aprender y que no era un trabajo fácil, y que tenía todavía mucho que aprender.

Ahora, ¿cómo sientes que ha cambiado tu forma de hacer música desde que participaste en el Festival Nuevas Bandas hasta el día de hoy? ¿Qué le dirías a ese Gabriel del pasado  que se estaba presentando en ese escenario del NB? 

Que estudie más y que no pare de hacer música, que hay que moverse, porque pasa que el músico pierde mucho tiempo queriendo pisar tarima y, con eventos como los actuales, te das cuenta más adelante que no es necesariamente lo más importante. 

Tú comentaste y cito textual que: “la canción fue una búsqueda de un punto medio entre la música pop y la música alternativa psicodélica”. ¿Al principio te sentías más identificado con uno de los géneros que con el otro? 

Creo que siempre he logrado el tema pop, y mis canciones, en cierta parte, se que son pegajosas, pero también quería experimentará con nuevos sonidos desde el proyecto pasado, y el psicodélico me llamaba la atención, pero a su vez no quería dejar el pop a un lado, entonces ahí comenzó la etapa de investigar y ver cómo buscamos ese punto medio. 

También dijiste que esta canción fue compuesta por ti hace dos años; ¿todavía tienes  otras canciones escritas que todavía estén guardadas para desarrollar más adelante? ¿O sólo tenías Manos Mágicas

También hay otras. Incluso, hay una canción que viene por ahí que la tenía engavetada desde el 2017, pero en  ese momento no me gustaba. Ahora, después de repensar todo el sonido de la canción y hacerle una version nueva, me convencí para sacarla, porque era lo que quería con ese concepto que me gustaba.

¿Fue difícil retomar ese movimiento de trabajar en tu música después de tomar ese año de descanso?

Nunca he parado, pero hubo muchas decisiones que tomar, porque he hecho muchas canciones que no van a salir porque no son las obras que están disponibles para todos. Hay canciones que para mí son cheveres pero siento que ya, para lanzarlas, no van a sonar tanto porque pueden no tener mucho sentido ante el oído de otra persona. Entonces ese año no dejé de trabajar como tal, sino que me dedique a pulir y planificar lo que quería hacer. 

¿Cómo definirías tu música? Ya que algunas dicen que es como indie tropical, otras que es más rock

El otro día estaba hablando con Datapunk, y me dijo que esta canción sonaba como surfeando en slow motion, y creo que siempre hay algo de playa y del caribe que no deja de estar ahí en mi música, y puede estar combinado con el pop, el rock, lo psicodélico y más. En líneas generales creo que la palabra “playa” es lo que la describe (risas). 

¿Cuáles son tus principales inspiraciones musicales? 

Por supuesto, Los Beatles, que son como la biblia de la música. The Strokes son otro pilar fuerte para mí. De aquí de Venezuela me encanta Americania, soy de esos que no supera La Fiesta del Rey del Drama, y como recientes esta The Avalanches con We Will Always Love You, y también están personas como Tyler the Creator, que es un genio, y artistas de hip hop de venezuela como Lil Supa. 

¿Cuáles sientes que son los desafíos más recurrentes a los que te tienes que enfrentar para seguir en la movida musical?

Para hacer buena música hay que invertir bastante dinero, y ahorita que estamos en pandemia, si no fuese por los trabajos convencionales no sobreviviríamos y no podríamos meterle dinero al crear, por ahí está uno de los retos; y que también y desde hace rato, existen muy pocas plataformas para que el músico se exponga ante el público (ya sean tarimas o medios), porque, por ejemplo, cuando yo estaba en Margarita, tuvimos que armar muchas cosas nosotros desde cero para hacernos conocer, y que en general hay pocos espacios. Igual eso ahorita no importa tanto porque no hay tarimas en las que uno se pueda montar por la pandemia (risas), y de medios todavía hay pocos medios, porque están ustedes y de vez en cuando alguno que otro que hacen trabajos increíbles, pero igual necesitas hacer mucho esfuerzo para promocionarte. 

Si pudieras colaborar con algún otro cantante o banda venezolana, ¿a quién escogerías?

Siempre he querido hacer algo con Recordatorio, así que ya le voy a escribir (risas), pero ya de internacionales me encantaría hacer algo con Mac DeMarco, mi sueño es ser pana de él, entonces no hay más nadie. 

En tus redes sociales has sido continuo con publicaciones de covers. Si fueras un cantante nada más especializado en covers, ¿a qué artista  elegirías para que fuera tu modelo?

Wow, no sé, los covers pueden ser muy delicados porque tienes que transmitir lo mismo que transmite la canción original, pero en este caso hipotético escogería a The Strokes, no hay manera que no me guste un cover de ellos.

¿Con qué palabra describirías Manos Mágicas?

Amor 

En este momento ¿que estás escuchando? Cual es tu top 5 de canciones más escuchadas en el momento

Bridges – Six Shades of Blue  

Tayko y HOCHO – MUDRA

Benny Sings – Rolled Up ft Mac DeMarzo

The Avalanches – We Will Always Love You (todo el disco)

Mac Demarco – Salad Days 

Sir Di Alex – Siete Nuevas Vidas 

A %d blogueros les gusta esto: