El cantautor venezolano, Alejandro Zavala, estrenó su cuarto disco de estudio llamado Vocal, disco de música tradicional venezolano que se caracteriza por ser un producción totalmente a capela, es decir, que cuenta con arreglos vocales que generan tanto los versos como los ritmos y la armonías necesarios sin tanto uso de instrumentos.

Para la creación de los temas, el solista utiliza la voz para generar un fondo musical con las melodías del arpa, bajo, maracas y tambores venezolanos. «Desde muy joven me encantaba la música vocal, las posibilidades de la voz, su versatilidad. Y me llena de orgullo haber fusionado este estilo con el folklore venezolano que tiene tantas opciones por explorar» dijo Zavala en su estamento sobre el disco.

Vale destacar que todo el proceso de producción fue elaborado por el mismo Zavala, quien admitió que fue todo un reto ya que, en comparación con sus álbumes anteriores, no contó con un ingeniero de sonido porque, según él, le hubiera resultado muy difícil explicar lo que deseaba a otra persona.

Tuvo una gran influencia del cantante americano Bobby Mcferrin, con su disco Simple Pleasures del 88, que también cuenta con una producción A capela. Este nuevo disco trae temas originales como Alma y Arrullo, pero también hace un viaje por clásicos nacionales como La Vaca Mariposa, La Paraulata Llanera, Son Chispitas y El Norte es una Quimera.

Los diferentes géneros que aparecen en el álbum son la tonada, la guasa, la malagueña, el sangueo y canciones estilo cuna. Todos estos creados únicamente con voces que cautivan de inmediato.

Su primer videoclip con la canción de Tío Simón, La Vaca Mariposa (El becerrito) se estrenará en tan solo unas horas. Así que no te pierdas de su estreno a continuación:

A %d blogueros les gusta esto: