Se suele asociar a los días lluviosos con nostalgia, tristeza y melancolía, pero Piña es un artista que ve la belleza en esos adjetivos. Su propósito es que sus canciones se conviertan en el soundtrack de esos días de lluvia que a veces no disfrutamos del todo; y que la escuchemos en nuestros cuartos leyendo un libro, viendo por la ventana, recordando, soñando. 

El cantautor debutó el pasado 15 de octubre con su primer sencillo 903 Macuto, canción reggae-tropical que puede llevarte de vuelta al Caribe sin estar en él. Esta, junto a otros cuatro temas forman parte de su EP Días Lluviosos, del cual podremos disfrutar el próximo año. Con la participación de Fernando Bosch y Santiago de la Fuente de Anakena en la producción, Piña comparte sus experiencias personales a través de canciones.

¿Qué tal va la cuarentena?

Mal (risas). Normal, la verdad. Aunque han pasado muchas cosas buenas, sigue siendo horrible. 

Además de la música ¿Qué haces para mantener tu mente ocupada?

Estoy trabajando en Paradiso Entertainment como creativo. 

Piña es un proyecto que lleva un tiempo tomando forma y de hecho ya tenías varias sesiones acústicas en YouTube de tus canciones originales, ¿por qué decidiste que este era el momento para lanzar tu primer sencillo formal?

Porque estaba listo (risas). Tengo trabajando las canciones, desde la pre-producción, como dos años. El otro día encontré una nota de voz de 903 Macuto, la primera que grabé y es del 2018. Mientras todo eso pasaba tuve estas sesiones acústicas por ejemplo, que eran un abreboca de mi música, a la vez preparaba mis otros temas. Quise sacarlas en este momento porque ya estaban listas. 

¿Y ya están terminadas todas las canciones del EP?

Ya está todo listo, sí. 

Cuéntame, ¿cuál es la historia detrás de 903 Macuto

A ver, 903 Macuto es un apartamento que tiene mi abuela en La Guaira; piso 9, edificio 03. A la persona que le escribí este tema la conocí en ese apartamento, y de hecho, empecé a componer la canción allí. Ahí fue que empezó a salir todo esto, por eso la canción dice “Te conocí con el sol de testigo”, “Sobre la arena, quería hablar solo contigo” porque fue todo el proceso de conocer a esta persona en la playa. 

¿Qué vino primero? ¿La letra o la música?

Siempre que me preguntan esto me da curiosidad, porque yo creo que va de la mano. Ambos se van construyendo al mismo tiempo, al menos en lo que he hecho hasta ahora. A veces se me hace más fácil escribir letras primero y después ponerles música, pero si no van de la mano. Tiene muchísimas variaciones, entonces al final no es que una está lista y tengo que terminar la otra, sino que mientras se va haciendo la canción se va cambiando la estructura. 

Leí que antes el nombre de 903 Macuto era otro, ¿por qué decidiste cambiarlo?

Sí, era Playa Azul. Lo cambié porque me pareció que 903 Macuto era más real, porque no era solamente una playa, sino el lugar específico; tenía un valor más personal y además es un nombre curioso. Por aquí tengo esto –muestra el llavero con el nombre del apartamento–, 903 Macuto ha estado desde que yo era pequeño, ha sido parte de mi infancia. 

¿Por qué decidiste que esta de todas tus canciones debía ser la primera en tu carrera artística?

Es la más movida, es un reggae sabroso con unas vibras tropicales. Además creo que el confinamiento también me impulsó a elegirla, porque lo que más he querido en toda la cuarentena es ir a la playa y esta canción es lo más cercano que tengo a eso, porque tiene esa vibra tropical y playera. Y bueno, decidí que si esta canción me ayudó a mí a sentirme en la playa sin estar en ella; puede ayudar a las demás personas a sentir lo mismo. 

¿Cómo te inspiras para la parte estética?

Me cuesta muchísimo, creo que de verdad es lo que más me cuesta y lo que más me estresa. Me la paso horas buscando; mira, por aquí tengo esto –muestra su cuaderno con bocetos e ideas). Además yo siento que mi visión estética es terrible (risas), entonces le mando este tipo de cosas a mi diseñadora y le digo: “Mira, yo quiero transmitir estos sentimientos con esta canción y esto es lo que dice el tema, tengo más o menos una idea de cómo se podría ver pero necesito que tú le des forma”. 

¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Santiago de la Fuente (Anakena) y Fernando Bosch como tus productores? 

En el 2017 estaba trabajando en la radio como asistente de producción, y un día grabamos una pauta para entrevistar a Santiago. Yo era muy fan de Anakena, que en ese momento eran solo Mikel y Santiago, de hecho, tenían solamente el EP. Santiago fue a la entrevista y cuando se acabó yo le dije que estaba intentando sacar una de sus canciones en guitarra pero no sabía cómo hacerlo del todo bien, y le pregunté si podía enseñarme. Salimos de la cabina a un café que había por ahí y me enseñó a tocar todas sus canciones. Después me dijo: “He visto que cantas en Instagram, nosotros probablemente vayamos a tu universidad a cantar, ¿te quieres montar con nosotros?” y yo le respondí: “Por supuesto que me quiero montar con ustedes”. Ahí empezó mi relación con Santiago. Luego, en el 2018, yo estaba haciendo comedia y ni siquiera tenía pensado hacer música; le mandé unos temas a Santi y le dije: “Tengo estos temas y quiero darles un poco de estructura para tenerlos ahí por si acaso”, él los escuchó y me dijo “Están finos, ¿por qué no los grabamos? Si vamos a hacer esto, vamos a hacerlo bien”. A partir de ahí el proyecto comenzó a crecer muchísimo, empezó con tres canciones y ahora son cinco para esta primera parte. Comenzamos a grabar todo y a pesar de muchísimos inconvenientes como los apagones y ahora la cuarentena, lo logramos. 

¿Tuvieron la oportunidad de trabajar juntos presencialmente antes de la cuarentena?

Sí, fue como intermitente. Antes de que Santi se fuera, logramos trabajar juntos alrededor de un año. Luego él se fue a España, pero volvió para el estreno de Pantera; ahí seguimos trabajando presencial y cuando él se fue, llamé a Fernando Bosch para la producción de las voces y que estuviera ahí conmigo, porque con Santi en España era mucho más difícil. Yo a Fer lo conocí por Anakena. 

¿Qué tal la experiencia con Fernando Bosch?

Buenísimo, es un genio. De verdad me ayudó muchísimo, porque yo tenía dos años trabajando las canciones con Santiago y ya las teníamos metidísimas en la cabeza. Llegó Fer que era un oído más fresco y empezó a escucharlas para darle un color diferente a las voces, y eso ayudó muchísimo; lo mantuvo por el mismo camino pero con un ángulo diferente y creo que él no lo sabía, pero las canciones lo necesitaban. 

¿Quizá viene alguna colaboración oficial entre Piña y Anakena en el futuro?

No está pensado (risas), supongo que podría ser posible, pero por ahora no está en los planes. 

¿En el EP hay alguna colaboración?

Hay una.

¿Me puedes decir con quién?

Se enterarán a principios del año que viene. 

¿Cuál es tu colaboración soñada?

Jorge Drexler o Natalia Lafourcade. Natalia Lafourcade podría ser la razón por la que quise aprender a tocar un instrumento, ella me encanta y la escuchaba muchísimo en el colegio y por eso empecé a tocar el ukelele, y si Natalia es la razón por la que quise aprender a tocar un instrumento, Drexler es la razón por la que quiero escribir canciones. 

¿Todas las canciones del EP tienen esta vibra playera de 903 Macuto o exploras otros sonidos?

Todas tienen la misma línea, pero creo que 903 Macuto es la más diferente porque tiene una base de reggae. Hay un bolero y hay un bossa, y las otras dos no estoy muy seguro cómo describirlas; yo al final las defino a todas como ‘Música para un día de lluvia’. A mí los días de lluvia no me parecen malos, creo que son los mejores, de hecho, pero sí se les suele dar esa connotación negativa y estas canciones buscan darle color a esos días. 

¿Días lluviosos y Riesgo estarán incluidos en este EP?

Sí, esas dos canciones vienen.

¿El sencillo tendrá videoclip?

903 Macuto no, pero sí se viene algo por ahí. 

A %d blogueros les gusta esto: