El Amazonas, uno de los pulmones del mundo, se ha convertido durante más de 17 en días en un caos de llamas y desesperación, y esto es una clara demostración de cómo hemos permitido quitarle vida y oxigeno al mundo que necesitamos y queremos. En estos días, quedó claro que sin importar el gobierno que esté al mandato de una nación, debe ser tarea de todos mantener vivo nuestro planeta, pero al parecer no ha quedado claro para todos los políticos que buscan recursos destruyendo otros.

Sabiendo el desastre natural que ya es un hecho y que cada vez tenemos menos tiempo para tratar de reparar los daños antes que sean irreparables, podemos afirmar con gusto y orgullo que la música no se ha olvidado del medio ambiente. Desde artistas hasta productoras de festivales musicales, se han convertido en una pieza clave para mantener en pie organización sin fines de lucro, con la intención de frenar un cambio climático que cada vez parece mayor. Y no, no se trata de una moda, hay que remontarse a 1995 cuando Michael Jackson alzó su voz con el tema Earth Song, advirtiendo que somos los destructores de nuestro planeta, entendiendo que desde hace más de 20 años esta lucha se mantiene —aunque se ha notado más desde 2016— , donde industriales y grandes marcas como Burger King están involucradas, siendo una de las principales financiadores en la deforestación del Amazonas de Brasil.

Para entenderlo en orden cronológico, comencemos en 2016 cuando Leonardo DiCaprio realizó un documental llamado Before the Flood (“Antes que sea tarde”), dirigido por Fisher Stevens, donde Leo fue nombrado “Mensajero de la Paz” de la ONU contra el cambio climático, muestra las impactantes imágenes de cómo el planeta ha sido afectado por el propio hombre. Dicho documental contó con un soundtrack de primer nivel liderado por Trent Reznor y Atticus Ross, junto a Gustavo Santaolalla y la agrupación Mogwai, quienes musicalizaron todo el rodaje solo por la buena causa y mensaje del documental.

Por otro lado, la agrupación de rock y comedia liderada por Jack Black y Kyle Gass, Tenacious D, publicó en noviembre de 2018 su disco titulado Post-Apocalypto, donde durante seis temas se vuelven tajantes y críticos sobre la poca actuación de los políticos en las leyes del cuidado del medio ambiente, dejando claro que podría llegar a convertirse en un apocalipsis.

Mientras tanto, músicos como Thom Yorke ha realizado canciones como Hands off the Antarctic, como parte del campaña de Greenpeace para proteger el Océano Antártico. El líder de Radiohead ha sido uno de los más comprometidos e interesados en el tema, y por ello ha formado parte desde hace años atrás.

Brian May guitarrista de la mítica banda Queen, se ha convertido con el tiempo en un fiel cuidador del medio ambiente y en mayo del presente año, May declaró en una entrevista para The Daily Mirror que está dispuesto a realizar un nuevo Live Aid, para recaudar fondos y ayudar a revertir el fuerte cambio climático que vivimos y concluyó diciendo: “Ayudaríamos de cualquier manera que podamos, pero creo que hace falta”. Cabe destacar que el concierto más grande e icónico realizado por Queen, ha sido en el Live Aid realizado en 1985.

Si en este punto ya has pensado: “muy bien, pero ¿y las colaboraciones para que fundaciones sigan en pie combatiendo el cambio climático?”, sí, sí hay y son más de las que pensamos y conocemos, pero afortunadamente no todos se acreditan las millonarias donaciones que realizan. De hecho, un portavoz de la organización Greenpeace, dijo en 2018 que: “son más las colaboraciones de músicos comprometidos con la organización que de políticos”

Un claro ejemplo de que la industria musical lucha por el medio ambiente, fue la donación de 750.000 libras esterlinas del Festival Glastonbury a Greenpeace, Oxfam y WaterAid, para apoyar a la cultivación de áreas verdes, cuidado del agua y especies animales en extinción.

The 1975, recientemente levantó su voz y aprovechó de buena manera su crecimiento notable desde el lanzamiento de su disco A Brief Inquiry Into Online Relationships, para hacer llegar más lejos el discurso dado por la joven activista británica Gretha Thunberg, donde quiere dejar claro que “Estamos justo al comienzo de una crisis climática y ecológica”.


Por último pero no menos importante, no hay que olvidar que Apa y Can —posiblemente las voces del rap consciente venezolano de la década— en su recordado y único disco que lograron publicar juntos, incluyeron el tema ¿Hasta cuando?, donde se sumergen en un irónico mundo paralelo, donde el hombre es el extinto y los animales reinan el mundo, preservando la naturaleza y acabando con las junglas de concreto.

Lo ocurrido en el Amazonas de Brasil y Bolivia, es una fuerte y clara señal para tener claro que no es el camino correcto el que estamos tomando. Más allá de politiquería y de dinero, hay una tierra donde vivimos y le estamos colapsando un pulmón. La música también invita a recapacitar.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: