De acuerdo a una investigación realizada por TMZ, el operador de la sala de conciertos Merriweather Post Pavilion, Seth Hurwitz, aseguró que ahora será libre la entrada al festival Woodstock 50. El evento será de beneficencia, por lo cual la idea es que cada atendiente dé una donación, grande o pequeña, para ayudar a la causa del concierto. Sin embargo, nadie sabe cuál es la fundación que será beneficiada.

Aunque ha tenido mil y un contratiempos, los organizadores continúan afirmando que Woodstock 50 se realizará en las mismas fechas que establecieron al inicio, entre el 16 y 18 de agosto. Hasta la fecha no existe line-up confirmado y varios artistas que estaban en la lista original, entre esos Jay-Z y The Black Keys, han dimitido según varios reportes. Tendremos que esperar para ver como se termina de desarrollar los eventos y si el suceso para rememorar lo que ocurrió hace cincuenta años será un éxito o un completo desastre.

A %d blogueros les gusta esto: