La cantante pop Ariana Grande, se presentó recientemente en Atlanta, una ciudad que se encuentra en una fuerte polémica, luego de que el gobernador de Georgia, Brian Kemp, firmara un proyecto llamado “Heartbeat”, donde prohíbe el aborto luego que se detecte el primer latido fetal, que puede ser en las primeras seis semanas después del embarazo.

Ariana fue una de las principales artistas que se declaró en contra de dicho decreto, por lo que decidió donar todos los ingresos que obtuvo en su concierto en Atlanta, que rondaron los 250.000 dólares, según informa CNN. Sin embargo, portales como NME y The Fader, confirman que fueron 300.000.

Por otro lado, otras figuras de la industria también se han declarado en contra de esta nueva ley que entrará en vigencia el 1 de enero de 2020. Por ejemplo, los cineastas JJ Abrams y Jordan Peele, prometieron donar el 100% de sus tarifas recaudadas por episodio de su nuevo programa ‘Lovecraft Country’, que fue grabado en Georgia.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: