La producción y organización del aniversario 50 del festival Woodstock, no ha querido aceptar la cancelación por parte de Dentsu Aegis Network, principal empresa financiadora del evento, por lo que han puesto una nueva demanda para recuperar los 18 millones de dólares invertidos, que Dentsu tomó al retirarse de la inversión.

Antes de que dicha empresa se fuese del proyecto, la agrupación The Black Keys había cancelado su presentación, y pocos días después también se pospuso la venta de boletos, por lo que los organizadores también acusaron a Dentsu Aegis de haber incitado a los artista a cancelar su show.

El abogado del Woodstock 50, Marc Kasowitz, afirmó que “fue un gran error de la empresa financiadora haber tomado los 18 millones de dólares que ya estaban destinados a invertirse en el festival”, sin embargo, Dentsu dijo en un comunicado que no tenían pensado ni producir el festival ni permitir que dicho dinero se destinará a ello.

A pesar de todos los problemas legales, se ha confirmado que aún el Woodstock seguirá en pie la empresa de servicios financieros Oppenheimer & Co. se encargará de apoyar monetariamente al festival que se llevará a cabo entre el 16 y 18 de agosto y contará con Miley Cyrus, Chance The Rapper, Halsey, The Raconteurs, Jay-Z y más.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: