Desde la cancelación “oficial” del Festival Woodstock 50, el co-fundador Michael Lang había realizado una demanda contra Dentsu Aegis Network, la principal empresa financiadora del evento, por haber cancelado sin permiso el festival y haber tomado ilegalmente 17 millones de dólares.

Ahora, el portal Pitchfork ha dado a conocer que un juez ha dictaminado que la empresa Detsu no tenía los permisos necesarios para cancelar de esa manera el festival, afirmando que el Woodstock 50 puede seguir en pie sin la participación de la mencionada empresa. Sin embargo, también se confirmó que los 17 millones de dólares le siguen perteneciendo a Dentsu, y no está en su obligación de devolverlo a la organización del evento.

Según informa Billboard, Dentsu canceló su trabajo con la producción del Woodstock, ya que afirmaron que no tenían la organización, carreteras, planes de tráfico y planes de emergencia necesarios.

A pesar de ello, Michael Lang afirmó “Siempre hemos confiado en la verdad y nunca hemos perdido la fe en que el festival se llevaría a cabo. Me gustaría agradecer a todos los talentos y sus representantes por su paciencia y apoyo. Woodstock 50 será una experiencia de festival increíble e inspiradora”, por lo que posiblemente sí tengamos Woodstock, el cuál tenía planeado llevarse a cabo del 16 al 18 de agosto en Nueva York, con la presentación de Miley Cyrus, The Raconteurs de Jack White, The Killers, Jay-Z y más.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: