Desde el lanzamiento en el 2008 de ‘El día es hoy’, Viniloversus se convirtió en una de las bandas insignia de lo que se conoce como el V-Rock, una ola de bandas que tomó por sorpresa para reinventar y revivir la movida alternativa del país. Viniloversus creció a lo que es hoy en día, pateando tarimas y conquistando reconocimientos a nivel internacional.

Establecidos en la ciudad de Miami y luego de casi 2 años sin mostrar nada nuevo, Viniloversus regresó en el 2016 con un nuevo formato de cinco integrantes y listos para tomar la escena del rock en los Estados Unidos con su nueva propuesta en inglés. En un principio todo parecía indicar que sería un álbum en el que experimentarían con este idioma en un par de temas, pero ya la banda informó con el lanzamiento de su tercer sencillo “Disintegrate me” que su próximo disco sería totalmente en inglés.

Para conocer un poco más de cómo ha sido la transformación de la banda a este nuevo formato y como ha sido su vivencia de ser una banda inmigrante latinoamericana de rock en EEUU, conversamos con Adrián Salas, bajista de Viniloversus.

 

“Disintegrate me over and over again…” es la manera que empieza su nuevo tema, ¿se han visto en un proceso de deconstrucción para reconstruirse como banda en esta nueva etapa de Viniloversus?

Sí, sin duda, en todo el proceso de reunificar la banda desde que tomamos un break hace un par de años hasta lo que ha sido el lanzamiento de nuestro último sencillo “Disintegrate me” hemos pasado por un proceso de mutación bastante introspectivo en el que indagamos en las mejores cualidades que tiene cada uno para ponerlas a trabajar en conjunto, y creo que eso se ha visto sobre todo en el backend de la banda, en cómo se hizo todo esta nueva grabación.

Juan Víctor que estuvo estudiando en España, está trabajando muy de la mano con Carlos Imperatori y Rudy Pagliuca, que son los productores, la producción de los videos que en mayoría los hemos hecho nosotros mismos e incluso a nivel musical, y en este tema en especial, donde estamos probando este nuevo ensamble de cinco músicos: dos guitarras, bajo, batería y teclados, algo que nunca habíamos hecho antes. Entonces, sin duda ha sido como quitar las piezas, ver todo desde una perspectiva más grande y volverlas a unir, siendo este el resultado.

 

Hasta ahora hemos visto que hablan de temas muy variados que van desde la voraz necesidad por el amor y la afección de una persona, hasta lo que se siente venir de una ciudad hecha pedazos, pero qué podemos esperar para este nuevo disco, ¿cuál se puede decir que es el concepto que une a todos los temas?

El factor o el concepto que unifica todo este disco es igual que en todos los anteriores, son las vivencias de la banda, nosotros siempre hemos sido muy honestos en cuanto a las líricas, pues no todo lo que hemos cantado lo hemos vivido pero sin duda han sido situaciones con las que nos hemos visto reflejados, en este disco se trata de la experiencia que ha estado teniendo la banda en estos últimos años, desde mudarnos de Venezuela a distintos lugares del mundo, hasta reencontrarnos en EEUU, y reactivar la banda frente a un público totalmente distinto al que nos vio crecer, y lograr todo eso sin perder tu identidad, entonces va un poco por ahí, pero ya habrá tiempo para que lo vean más desarrollado, pero este es el adelanto que les puedo dar.

 

¿Cómo ha sido el proceso para escribir en inglés? ¿Es algo que ya venían haciendo o se han visto en la necesidad de ir poco a poco acostumbrándose a no traducir una idea de español a inglés sino concebirla directamente en otro idioma?

Ha sido algo que se ha dado de forma natural, al final del día Viniloversus siempre ha sido una banda muy influenciada por el rock anglo, tanto británico y americano, como por el australiano también, y fue algo que veníamos haciendo poco a poco de forma no intencional, entre hacer un par de covers en inglés a lo largo de todos los shows que hicimos y tonteando a la hora de escribir canciones, de repente un par de ellas salían en inglés. Hasta que ya finalmente nos propusimos hacer un proyecto paralelo para poder sacar todo este material, y dijimos qué va, al final del día si esto es lo que nos está inspirando y es lo que se está haciendo de forma natural, nos inspiró un reto a escribir todo un disco en inglés y a poder hacer ese salto.

No somos la primera banda que haga este crossover, pero en la historia del rock en español no muchas lo han hecho, entonces sería algo chevere poder demostrar que una banda latinoamericana de rock ‘n’ roll se puede parar al lado de muchas bandas a nivel global.

 

Han tenido muchos toques en bares, ¿Como ha sido la acogida del público angloparlante, que no conocía a Viniloversus y de bandas locales?

En la llegada a EEUU no teníamos muchas expectativas, y quedamos sorprendidos que en poco tiempo pudimos entrar a la escena local y crear relación con varias bandas locales, que para nosotros es clave, ya que de alguna manera fue como logramos crecer en Venezuela, haciendo alianzas con otras bandas, compartiendo tarimas y shows, haciendo promos juntos, y definitivamente es mucho más interesante que seguir a una sola banda.

Estamos muy contentos, ya que estamos prontos a salir en una pequeña gira con Deaf Poets, que es una banda local de rock ‘n’ roll, con la que hemos tenido oportunidad de compartir en varios festivales, planificando seguir creciendo en la escena, que no es tan separada como se cree entre público anglo y público que habla en español, sino que es bien interesante ver como está todo mezclado entre sí, al final del día es Florida, es bien loco como funciona todo.

 

¿Puedes recomendarnos algunas bandas de la movida de Miami que hayan descubierto o con las que estén compartiendo?

Magic City Hippies:

Deaf Poets:

Jacuzzi Boys:

Jaialai:

Mr. Pauer:

 

Cada ciudad tiene su sonido particular que la diferencia de las demás, que pone al descubierto el lugar de origen de una banda, en especial en Estados Unidos, ¿sienten que el sonido de Miami ha influido en su nuevo material?

Sin duda, creo que Miami y muchas otras ciudades han influenciado el sonido que tiene Viniloversus actualmente, no solo por lo que se ha hecho aquí sino parte de este trabajo se venía haciendo desde Venezuela. Justo antes de venirnos a EEUU o por lo menos antes de venirme yo, hice un viaje al Roraima con unos amigos y entre ellos estaban Rodrigo y Alberto, el nuevo integrante de la banda, y recuerdo que hay un par de canciones que tocamos en Roraima, entonces creo que este disco tiene energías de todos lados desde Roraima, pasando por Florida, California y Nueva York. Sin duda lo que más se le nota es un acercamiento a un sonido más internacional, queremos mezclarnos más entre la gama de artistas internacionales y poder mostrar lo que uno como latinoamericano puede hacer.

Hace poco estaba viendo el documental de Jaco Pastorius, este súper bajista que lo llaman el Hendrix del bajo, y en un momento lo entrevistaron en Nueva York. Y él en la entrevista dice que en Nueva York estaban obsesionados con el jazz y más bien en Florida, que es de donde él es, tenía esta mezcla de sonidos de distintos lugares del mundo, porque no solo es el Caribe Latinoamericano, sino del Caribe anglo y el francés, así que hay muchos ritmos caribeños, además tienen influencia de la música sureña y del norte de EEUU, así que también hay una escena rocknrollera bastante grande en Florida, como por ejemplo en Gainesville por Tom Petty, así que sí, creo que en cierto modo hemos agarrado un pedacito de sonidos de distintos lugares del mundo.

 

¿Cómo es ser un inmigrante latino musicalmente hablando y en especial cuando se hace rock?

Depende mucho, ya que nosotros habíamos venido antes a tocar en Estados Unidos con nuestro segundo y tercer disco, principalmente en ciudades en el sur y Nueva York, pero todas con una influencia latinoamericana muy grande, al final estábamos cantando música en español, entonces en ese sentido si estás cantando rock en español, tienes ciertos lugares a los que principalmente puedes ir en aquel momento era California, en específico Los Ángeles, San Diego también se pudo haber hecho pero nosotros no lo hicimos, Texas, Florida y Nueva York, porque tiene toda esta influencia latina bien fuerte por República Dominicana y Puerto Rico. Pero cantando en inglés ha sido divertido borrar esa barrera de artista latinoamericano, ya que cuando estás en tarima cantando en un festival y tienes un set de 20 minutos en inglés y de repente lanzas una canción en español en la que no estás titubeando y perfectamente cambiaste entre los dos idiomas, es muy divertido verle la cara a la gente y volarle la cabeza, y que más bien luego se te acerquen y te pregunten “Wait, where are you from?” (¿Ya va, de dónde son?), le digas Venezuela y que los tipos flipen sin entender qué pasó.

Ha sido súper interesante y muy positivo, porque los latinos se están convirtiendo en una de las minorías más grandes, sino es que la más grande actualmente, entonces siento que es buen momento para los artistas latinoamericanos independientemente que hables inglés o español, pero nosotros estamos apostando todo a cantar 100% en inglés.

 

Tuvieron la oportunidad de tocar en III Point festival y compartir tarima con artistas como LCD Soundsystem y en otra oportunidad con Hot Chip ¿Quién de la banda estuvo más en modo fangirl con algún otro músico?

La verdad es que si ha sido muy emocionante tener la oportunidad de compartir tarima con artistas tan grandes, estar en el mismo festival y poder compartir tarima es algo muy bonito porque se reúne mucha gente y es una oportunidad bellísima para poder presentar tu música a personas que muy posiblemente le pueda gustar y que está interesado en lo que tú tienes que decir, entonces son chances que no nos tomamos a la ligera, trabajamos muchísimo y en verdad quedamos muy contentos con lo que fueron estas presentaciones, gracias a esto nos han abierto un montón de puertas aquí dentro de la escena, y se puede decir que fueron como cartas de presentación para nosotros.

Y más que modo fangirl es modo Tesla / Edison, viendo entre inventores o compositores, si se quiere, cuál es la invención del otro y tratando de hacer algo más cool, más novedoso e impactante, porque al final del día ya estás compitiendo contra los grandes y tienes que estar delante de ellos, entonces esa era la vibra, pero obviamente con ánimos de conocer, hicimos muchas relaciones con bandas de la escena local, pero sí se siente esa energía en todas las bandas, de que hay hambre de salir adelante y ser la próxima banda grande.

 

Si bien sabemos que Miami tiene la mayor colonia latina de los Estados Unidos, no todos hablan español ¿Cuál ha sido la manera más absurda en la que les han cambiado los nombres a ustedes o al nombre de la banda?

No hemos sufrido mucho de eso, la verdad es que tenemos nombres que tiene traducción o pronunciación fácil en inglés, quizás Mangan es el que más sufre (risas) porque hay veces que piensan que su nombre es Mangle, el dibujo de una niñita japonesa, pero más allá de eso creo que tenemos suerte de tener nombres comunes acá en EEUU.

Ahora con el nombre de la banda, eso sí ha sido comiquísimo, hemos tenido de todo, lo más fácil ha sido mostrar la portada del disco o la calcomanía, y ahi dicen: “Ah, Viniloversus!”, pero si no es así entienden cualquier tipo de cosas. Es muy cómico ver a las personas pronunciarlo la primera vez pero poco a poco lo agarran, ya por lo menos aquí en la escena lo agarraron.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: