5   +   3   =  

Estamos a finales de la década de los 60, época de la posguerra. El mundo está atravesando grandes cambios. Una nueva generación está alzando su voz. El movimiento hippie en Estados Unidos ha dado pie a proyectos de rock psicodélico como Jefferson Airplane, Jimi Hendrix y The Doors. En Inglaterra, los Beatles y los Rolling Stones enloquecen multitudes. La meta es sonar en la radio y hacer gritar a las chicas. Pero en Alemania, la historia es un poco diferente.

Por ser unos de los grandes perdedores de la Segunda Guerra Mundial, Alemania vivió tiempos algo más negros, teniendo que lidiar con la reconstrucción de su país, y una fuerte crisis económica y social. La generación de jóvenes que tenemos como resultado es una más ensimismada. Musicalmente, están viviendo un paralelismo de la movida psicodélica, pero aislados de la influencia pop americana e inglesa. La están moldeando según su propia percepción, adaptándola a sus necesidades de una manera muy artesanal. Están creando uno de los géneros que, casi en secreto, se convirtió en uno de los más influyentes y con más repercusiones en la música de la actualidad: el krautrock.

Es hijo directo del space rock, e incluso muchas bandas empezaron desde ahí, pero el sonido se fue industrializando hasta llegar a algo casi indescriptible. Suena a nada conocido, pero a la vez suena a todo. Es como si intentaras interpretar rock progresivo desde una postura minimalista, pero como si el ritmo no estuviese a cargo de una batería sino de una locomotora -más tarde a este ritmo se le acuñó el nombre de motorik beat. Entramos en 1970 y tenemos en Alemania todo un conglomerado de bandas vanguardistas, que experimentan con guitarras y sintetizadores y sonidos que abarcan desde fábricas hasta estaciones espaciales.

Después de obtener toda esta información, pensar en abordar el krautrock puede parecer abrumador. De hecho, lo es. Pero aquí haremos nuestro mejor intento por enlistar las bandas fundamentales de este místico género, sin el cual no hubiesen nacido propuestas como Joy Division, Depeche Mode o incluso Daft Punk.

1. Tangerine Dream

Fundada en 1967 por Edgar Froese, ha rotado su alineación a través de los años, pero hasta la fecha Tangerine Dream continúa produciendo música, con una discografía que supera los 100 álbumes. Froese inició con un proyecto muy influenciado por el rock psicodélico y space rock de Pink Floyd, y sobre todo por la movida artística surrealista. Pero con el cambio de alineación de la banda vino el cambio de sonido. Es así como con la participación de Klaus Schulze, pionero de la música electrónica, Tangerine Dream publica en 1970 su debut ‘Electronic Meditation’, un álbum que consiste en una especie de collage de sonidos que no se limitan a instrumentos tradicionales como guitarra u órgano, sino que inventaron sus propios instrumentos, jugaron con la tecnología del momento, con sintetizadores, Mellotron y sonidos de ambiente, produciendo así un rock experimental con enormes influencias de la electrónica. Para los álbumes siguientes, los experimentos sonoros de la banda los condujo más hacia el lado del ambient, pero el aporte de Tangerine Dream al desarrollo del krautrock es invaluable.

2. Ash Ra Temple

Fundada en 1971 por el guitarrista Manuel Göttsching, junto con Klaus Schulze, Ash Ra Tempel fue una de las agrupaciones que, si bien tuvieron una breve existencia (hasta 1976, pues posteriormente Göttsching se dedicó a la música electrónica), el material que produjeron dejó un enorme legado. Su debut homónimo ayudó a sentar las bases del género, con un sonido que recuerda al rugido de un tanque de guerra, con mucha experimentación con instrumentos electrónicos. El resultado final es algo como un heavy metal ambiente. Eventualmente, el sonido de Ash Ra Temple fue evolucionando a algo mucho más cósmico y atmosférico.

3. Kraftwerk

Kraftwerk es reconocida, sorpresivamente, como la agrupación más influyente en la historia del pop, junto con los Beatles. El lado más conocido de Kraftwerk es aquel en el que son vistos como pioneros de la música electrónica, y los responsables de la introducción del carácter melódico a las pistas electrónicas -es decir, básicamente de toda la música de los 80 en adelante. Pero antes de éxitos como los discos ‘Trans-Europe Express’ o ‘The Man-Machine’, Kraftwerk formó parte de la movida de krautrock, publicando álbumes de rock experimental de un tipo mucho más minimalista (e inherentemente futurista) que el de sus colegas, que poco a poco fue evolucionando y transformando sus elementos para convertirse en la base de géneros como el synth pop, hip hop, post-punk, y en influencia de una inmensurable cantidad de artistas de finales del siglo XX y de la actualidad.

4. Neu!

Formada por Klaus Dinger y Michael Rother, antiguos miembros de Kraftwerk, esta banda no tuvo tanto impacto en su momento, pero en la actualidad es considerada como una de las bandas más importantes en lo que fue la concepción del krautrock y posteriores géneros como el post-punk y la música electrónica. Se caracterizaban por su estilo minimalista y el uso del beat motorik, que daba como resultado un ritmo tan perfectamente demarcado como el de un metrónomo. Su álbum debut, publicado en 1971, es considerado por muchos músicos como una obra maestra, incluyendo a David Bowie, Brian Eno y Thom Yorke. En su segundo álbum empezaron a experimentar con remixes de sus propias canciones, siendo uno de los incursores de ese formato. Gracias a sus innovadoras propuestas quedaron en la historia como unos visionarios.

5. Amon Düül II

Esta banda surgió de una comuna de estudiantes de arte y músicos alemanes. Primero se creó una banda conocida como Amon Düül I, cuyos lanzamientos tuvieron un pobre desempeño, mientras paralelamente nació Amon Düül II, con mucho más éxito comercial. Es reconocida como una de las agrupaciones clave en el desarrollo del krautrock, experimentando con varios instrumentos como el violín, el saxofón, y hasta dos bateristas. Su sonido es resultado de una mezcla de blues, rock progresivo y psicodelia. Su álbum debut ‘Phallus Dei’ (traducido como “el pene de Dios”), publicado en 1969, es considerado como “el álbum de krautrock original”.

6. Can

Esta icónica banda nació en 1968, tras una viaje a Nueva York de Irmin Schmidt, uno de sus fundadores. Siendo un pianista de música clásica, durante su estancia en la ciudad empezó a tener contacto con otras movidas más experimentales, influencia que tomó al regresar a Alemania y crear Can. Los otros músicos que incluyó en la alineación también se especializaban en música clásica y jazz, factor que generó una combinación única para el sonido de Can: jazz y avant-garde incorporados al rock experimental y la psicodelia. Se caracterizan por la improvisación y edición posterior de sus sonidos. Su debut ‘Monster Movie’ es considerado como uno de los discos más importantes e influyentes del krautrock.

7. Cluster

Llamados originalmente Kluster, empezaron como un trío compuesto por Dieter Moebius, Hans-Joachim Roedelius, y Conrad Schnitzler de Tangerine Dream. Durante esta faceta publicaron unos tres discos de música experimental y rock progresivo, caracterizado por ser un krautrock bastante puritano. Cuando Schnitzler se separó, el dúo evolucionó, se transformó en Cluster y se convirtió en una agrupación de música electrónica experimental, manteniéndose relevantes en la movida de krautrock, pero poco a poco su música fue tornándose más atmosférica. Su material es considerado esencial y sumamente innovador e influyente. También llegaron a grabar un par de álbumes con Michael Rother de Neu!, bajo el nombre de Harmonia, donde llevaron el krautrock  a un nivel más cósmico.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: