¿Alguna vez te has preguntado por qué tus artistas favoritos pasan meses y meses friéndose la cabeza (y la de sus productores) antes de sacar un álbum anunciado? La respuesta a esto realmente no es porque ellos estén ocupados haciendo mil cosas aparte de crear música, o porque estén grabando una canción una, y otra, y otra vez. La respuesta es: Canciones hechas, y al mismo tiempo, desechas.

La mayoría de los artistas (jóvenes en casi todos los casos) al entrar a un estudio, tienen una mochila repleta de ideas, letras, acordes y canciones más o menos estructuradas que en el garaje donde ensayan suenan excelente, pero a la hora de grabar, agregar y quitar cosas, masterizar y editar, realmente no quedan a su 100% por más que lo intenten… O al menos eso suele merodear por la mente de los amos en la materia: Sus productores.

A lo largo de los años se han visto casos de artistas consolidados que, como un regalo a sus fanáticos, les brindan un toque de energía casera y “fresh blood” a sus lanzamientos o discos recopilatorios: Demos y canciones “inéditas”.

Realmente no es sangre nueva en su totalidad, más bien es una especie de refrito o reciclaje musical muy a lo: “Bah, ¿qué más da? Hemos ganado mucho dinero. La canción no entrará a Billboard, pero los fans igual amarán la pieza”.

Hay canciones que llegan a colarse entre todas las piezas de una discografía para pasar desapercibidas. Así, cuando el fanático encuentra la canción, es una proeza. Un hito inquebrantable que sin duda recordará por algún tiempo, más aún, cuando se trata de un artista que lleva un rato sin sacar nada o alguna banda que se haya tomado un tiempo.

Generalmente, las canciones inéditas o demos están incluidos en la “parte media” de la discografía de algún artista con largo recorrido. Cuando ya se está consolidado, de hecho, es un buen regalo a los fans e incluso táctica publicitaria lanzar algún demo (como sonaba en un principio) de una canción conocida o simplemente alguna obra que no se haya publicado jamás pero esté grabada y guardada en algún viejo disco duro (o en el mejor de los casos, en un cassette). La otra parte de la historia, cuenta la leyenda, está basada en misteriosos casos de filtraciones sin permiso por redes sociales, generalmente Soundcloud y YouTube. Estos suelen ser los casos con más éxito, pues se juntan una especie de sano secretismo con lo inédito que puede llegar a ser encontrar un material que jamás vio luz pública.

Es por eso que, con muchísimo cariño y no tanto secretismo, tenemos 5 canciones de artistas mega-reconocidos que jamás fueron lanzadas oficialmente… Sin orden particular. (Aunque se convierta todo esto en una paradoja).

5) Green Day – “Minnesota Girl”:

Sí, Green Day. Más de 3 décadas combatiendo la singularidad, los roles modelos e incluso la ley. Después de 12 álbumes de estudio, es sorprendente que pueda encontrarse alguna canción inédita y que no forme parte del set-list de algún disco o sea lanzado como sencillo ocasional. Como el Internet es maravilloso, se logró filtrar, en formato LIVE, “Minnesota Girl”, una canción que cuenta una historia pseudo-romanticona sobre una chica de Minnesota (como si no fuese obvio).

Esta versión es en formato acústico y, cuenta la historia, de que Billie Joe se la escribió a quien es su esposa hoy en día. Esta canción no es la única de Green Day que jamás vio a luz oficialmente, pero sí es una buena pista para escuchar de vez en cuando para recordar que un grupo tan aceptado mundialmente aún guarda alguno que otro tesoro casero.

4) Sia – “Making The Most Of The Night”:

Sia es como el vino: Mejora con los años. Aparte de tener un resurgimiento brutal en los últimos tiempos, la australiana nunca dejó de trabajar. Se ha desempeñado como compositora para numerosos y extremadamente reconocidos artistas como Beyoncé, Rihanna (compuso “Diamonds” para ella), Britney Spears, Ne-Yo y Christina Aguilera. Es justamente por eso que no nos extraña que hayan canciones de Sia no-oficiales regadas por la web. “Making The Most Of The Night” es una de ellas.

Quisiera reseñarla un poco más, pero parece que la cantante de “Chandelier” hace más canciones que las veces que inhala y exhala. Es por eso que aquí va “Making The Most Of The Night”, una canción que entre sus fans sí ha sido difundida, pero para el mundo, es un poco desconocida. Además, adjuntamos un playlist de canciones inéditas por si te interesa escuchar más de las canciones no-oficiales que tiene la cuarentona más querida por todos.

3) George Harrison y Bob Dylan – “I’d Have You Anytime”:

Podemos gritar, publicar y hacer eco de algo bien sabido: Bob Dylan es una leyenda viviente. Con un Oscar, un Pulitzer, un Golden Globe, muchos Grammy’s y un Nobel, no le queda nada por lograr.

Hay una historia detrás de esta canción, y realmente es un poco incierta. Se dice que se escribió quizás en el ’67 o ’68, en un día en el que Bob invitó a su casa a Harrison para mostrarle algunos riffs que él había hecho. Como Dylan tardó en aparecer, George empezó a escribir esta canción. Cuando por fin Bob “Tedham Porterhouse” Dylan apareció, leyó la canción que Harrison escribió y decidió terminarla junto a él. El resultado: “I’d Have You Anytime”.

Sorprende que haya alguna canción que Bob Dylan no haya lanzado. Tiene 37 álbumes de estudio en su repertorio y otro par de decenas que van desde recopilatorios hasta álbumes en directo. Sin embargo, esto tiene explicación: Esta pieza sí tiene una publicación oficial. En “All Things Must Pass”, el tercer trabajo discográfico de Harrison. Aun así, esta obra entra en la lista porque la versión que estás a punto de escuchar es diferente, más corta y con una calidad mucho menos masterizada que la que en el álbum aparece. Un clásico que si desprendiera olor, emanaría uno tan sofisticado como el de un libro guardado por 4 décadas.

2) Maroon 5 – “Feeling Slow”:

1997, Maroon 5 aún no era Maroon 5: Era Kara’s Flower. Un Adam Levine de 18 años había formado una banda muy a lo “brit-pop” de los ’60 con 3 amigos, todos en secundaria. La banda se llamó así por un crush colectivo que los miembros tenían por una muchacha que estudió con ellos.

El hecho de todo esto es que la banda fue un total fiasco. Su primer disco, ‘The Forth World’, sólo vendió 5.000 copias y apenas llegaron a lanzar una canción oficialmente: “Soap Disco”. Sin embargo, de las 11 canciones que conforman este primer y único trabajo de Maroon 5 como Kara’s Flower, “Feeling Slow”, no se encuentra en el registro. De hecho jamás se lanzó oficialmente, y a ciencia cierta no se sabe si formó parte de un demo que ellos mismos realizaron en su vuelta a la música (aún con su antiguo nombre) en el ’99 o si fue una canción que simplemente se desechó. El estilo está más cerca a lo que ellos fueron en la primera década de los ’00, pero no a lo que hoy en día son… ¿Quién lo diría? Curiosa historia, curiosa canción.

1)  AC/DC – “Let It Loose” y “Alright Tonight”:

La banda australiana más conocida de todos los tiempos tampoco se escapa de tener algún secretillo en la web. “Let It Loose” y “Alright Tonight” se desprenden de una especie de álbum recopilatorio que, entre pellizcos y mordidas, se llama ‘Rare Tracks From Hell’. El álbum entero entraría en la lista, pero hay algunas canciones que sí fueron publicadas en buena calidad y dejan de ser realmente inéditas. Sin embargo, lo curioso de este disco es que Dave Evans, el vocalista original, canta en sólo dos canciones. Naturalmente, Bon Scott (D.E.P) canta en todas las otras piezas de esta compilación. En ellas entran “Let It Loose” y “Alright Tonight”.

La calidad de estas obras son muy pobres, y realmente no se puede apreciar la voz de Bon Scott (aunque aún en la web se discute si es él o Dave), aditivo que hacen mucho más interesantes escucharlas y las convierten en joyas de colección auditiva para todo aquél que quiera escuchar algo que jamás imaginó… O no al menos oficialmente.

Si realmente se desea saber la procedencia de un artista, y si la calidad de su trabajo siempre fue la mejor, aunque sea un tema subjetivo, es bueno buscar sus demos y canciones inéditas. No sólo por el morbo de descubrir algo que quizás el 90% de las personas que han escuchado las canciones más reconocidas de ese artista jamás han oído y quizás nunca lleguen a hacer, sino para examinar si la esencia se ha mantenido o si se ha modificado con el tiempo.

La música es paz, vida, libertad y misterio. No dejemos de buscar y curiosear para consentir nuestros oídos de vez en cuando con algo viejo… Pero nuevo a la vez.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: