Las relaciones amorosas son difíciles para nosotros los mortales. Para los músicos, es algo exponencialmente más complicado. La vida del músico tiene todos los obstáculos para llevar una relación, que implica equilibrio, dedicación y atención. Cuando ambas personas en la pareja son músicos, los obstáculos se duplican. Pero, de alguna manera, lo logran.

Tanto como artistas dedicados a sus propias carreras, como los que conviven a diario como compañeros de banda, han conseguido establecer relaciones amorosas. Unas bastante fructíferas, como el caso de John Lennon y Yoko Ono, Paul McCartney y Linda, o memorables como Kurt Cobain y Courtney Love. Unas lograron mantenerse en el tiempo, otras simplemente implosionaron.

Aquí te nombramos algunas de las parejas cuyas relaciones y alianzas creativas han dejado (y en algunos casos, que siguen dejando) su huella en la industria de la música.

Beyoncé y Jay Z

Jay Z invitó a Beyoncé a participar en su séptimo álbum ‘The Blueprint 2: The Gift & The Curse’ colaborando en la canción “‘03 Bonnie & Clyde” en el 2002. Al parecer tuvieron bastante química en el estudio, pues se les vio juntos a partir de entonces. El el 2003 Beyoncé publicó el tema “Crazy in Love”, que contó con la participación del rapero. Así tuvo inicio el largo historial de colaboraciones entre la pareja.

A pesar de toda la exposición que poseen como músicos, el par de artistas ha logrado mantener su relación bastante privada. Se casaron en el 2008 sin hacer publicidad al respecto, y en el 2012 tuvieron a su primera hija.

Fue este mismo año cuando luces salieron en torno a el estado de la relación, cuando Beyoncé publicó ‘Lemonade’, un álbum que narra las emociones de la cantante tras la supuesta infidelidad de Jay Z. El rapero respondió con un remix de la canción de Fat Joe “All The Way Up”. Y a pesar de todo el agite que los envolvió durante ese tiempo, la pareja sigue junta y estable.

 

Matt Johnson y Kim Schifino (Matt & Kim)

Matt y Kim se conocieron en el instituto de artes Pratt Institute. Empezaron a salir y, tras mudarse juntos, decidieron aprender a tocar un instrumento para formar juntos un proyecto musical. Matt aprendió a tocar teclado mientras Kim se dedicó a la batería.

Así nace en el 2005 el dúo indie Matt & Kim. Su sonido ha sido descrito como una mezcla entre pop-punk y hip-hop, y curiosamente, uno de los lazos que los une es su amor por la música de Beyoncé y Jay Z.

 

Régine Chassagne y Win Butler (Arcade Fire)

Probablemente una de las parejas más memorables del indie rock por formar parte de una de las bandas de indie rock más influyentes del siglo XXI. Win y Régine se conocieron en el 2000 la Universidad de McGill, en un concierto de jazz de Regine. Mientras Win apenas iniciaba con Arcade Fire le pidió a Régine que se uniera a la banda, y terminaron casándose tres años después.

En el 2013 la pareja tuvo a su primer hijo. Y tras 15 años de formación, Arcade Fire sigue siendo referente fijo en la industria del indie, y Win y Régine dan una muestra de la química entre la pareja a través de su arte.

 

Meg White y Jack White (White Stripes)

Sin duda alguna una de las parejas más trascendentes y peculiares del rock. Meg y Jack se conocieron en un restaurante donde Meg era mesera y Jack recitaba poesía. Se volvieron buenos amigos hasta que se casaron en 1996, y Jack Gillis adoptó el apellido de Meg White.

Mientras Jack tenía tiempo desenvolviéndose como músico, en 1997 Meg aprendió a tocar la batería. Es así como surgen The White Stripes. Se presentaban en tarima como hermanos para que el público se concentrara en su música y no en su relación.

Aunque se divorciaron en el 2000, la banda permaneció junta hasta el 2007.

 

Kim Gordon y Thurston Moore (Sonic Youth)

Thurston Moore y Kim Gordon llevaban proyectos musicales antes de conocerse. Sus respectivas bandas empezaron a jammear juntas hasta que en 1981 Gordon y Moore forman Sonic Youth. Tres años más tarde la pareja contrajo matrimonio.

En 1994 tuvieron a su primera hija mientras la banda seguía siendo una de las agrupaciones de rock más innovadoras del momento. En el 2011, tras 30 años de carrera y 27 años de matrimonio, Gordon y Moore anunciaron que se separaron, consecuentemente quebrando la banda. El motivo detrás de las extremistas decisiones fue la infidelidad de Moore hacia Gordon, y el hecho de que el guitarrista no pretendía dejar su relación extramarital.

Con respecto a la banda, lo primero que se dijo es que estaban en un hiato indefinido, aunque en la autobiografía publicada por Gordon en el 2014, la cantante dio la banda por terminada.

 

Ira Kaplan y Georgia Hubley (Yo La Tengo)

Los miembros fundadores de la banda de culto indie Yo La Tengo son también marido y mujer. Ira y Georgia se conocieron a principios de los 80 porque compartían un gran interés por el mismo estilo de música y los deportes. Contraen matrimonio y finalmente en 1984 forman Yo La Tengo (gracias a nuestro beisbolista autóctono Elio Chacón por el nombre).

Como banda, Yo La Tengo han llevado una vida bastante privada. Como pareja, Ira y Georgia más aún. Pero si algo está claro es que si llevan más de 30 años creando arte juntos, las cosas para ellos no deben ir nada mal.

 

Tina Weymouth y Chris Frantz (Talking Heads)

Tina y Chris se conocieron en los 70 en la Escuela de Diseño de Rhode Island, donde también estudiaron con David Byrne. La pareja empezó a salir mientras Chris y David formaban otra banda, hasta que se disolvieron y los tres se mudaron a New York City. Estando ahí, David y Chris quisieron empezar otra banda, pero no tenían bajista. Chris animó a Tina a que aprendiera a tocar el instrumento, y es cuando nace en 1975 The Talking Heads.

Chris y Tina se casaron en 1977, y no conformes con formar parte de una de las bandas que revolucionó el sonido de toda una generación, en 1981 forman juntos la banda Tom Tom Club. The Talking Heads vio su fin en 1991, pero Tom Tom Club sigue activo, al igual que los casi 40 años de matrimonio de esta icónica pareja.

 

Gillian Gilbert y Stephen Morris (New Order)

Gilbert y Morris se conocieron en los 70s. Mientras Morris ensayaba en las baterías con su banda de entonces, Joy Division, Gilbert ensayaba en la sala de al lado con su banda de punk, The Inadequates. Tras llevar un tiempo conociéndose empezaron a salir.

Más tarde, tras el suicidio de Ian Curtis, vocalista de Joy Division, los miembros restantes decidieron fundar New Order. Como les faltaba un miembro, decidieron invitar a Gilbert a que se uniera a la banda como tecladista y guitarrista. A partir de ahí inició la prolífica carrera de New Order, y la relación entre ambos músicos sólo fue creciendo.

En 1990 Morris y Gilbert formaron una banda llamada The Other Two, y en 1993 se comprometieron y se casaron. Tuvieron un par de hijas mientras su carrera musical se mantenía. Gilbert no logró el equilibrio y decidió dejar New Order para criar a sus niñas. En el 2011 se unió una vez más y se mantiene vigente con sus compañeros y su esposo.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: