Hace 50 años, el mundo de la música vio el inicio a la carrera de uno de los compositores, arreglistas y guitarristas más prolíficos, innovadores y vanguardistas del siglo XX, y probablemente uno de los más subestimados también. El 27 de junio de 1966 fue publicado el álbum ‘Freak Out!’, el primer material discográfico oficial del guitarrista Frank Zappa.

Freak Out The Mothers Of Invention Cusica Plus

Técnicamente, este álbum pertenece a la discografía de la agrupación de The Mothers Of Invention. Esta banda llevaba tocando desde 1964 bajo el nombre de The Soul Giants, presentando covers de R&B. Tras conflictos con el guitarrista, uno de los miembros le pidió a Zappa que lo sustituyera, a lo que él accedió. Les insistió a todos para cambiar de material y empezar a tocar sus composiciones originales. Todos menos David Coronado, el saxofonista y líder de la agrupación, estuvieron de acuerdo. Coronado se retiró y muy pronto Zappa asumió el liderazgo. Así nació The Mothers -más tarde The Mothers Of Invention-, la banda que pasó a ser acompañante de Zappa durante varios años.

El primer contrato discográfico de la agrupación lo consiguió Frank con Tom Wilson de Verve Records. Pensando que se trataba de “una banda de blues de blancos” ofrecieron el contrato cegados, pero luego quedaron perplejos al empezar a grabar el álbum debut de la banda y ver que lo que tocaban no se acercaba al blues, o a nada en general. Era una combinación de jazz, R&B, música concreta (ver: Edgard Varese, ídolo de la infancia de Zappa), música clásica y rock. El contrato siguió en pie, y a pesar de que Wilson vio un enorme potencial en la propuesta de la banda e incluso llegó a poner en riesgo su carrera para que se lograra todo lo que pedía, la disquera igual impuso una serie de restricciones creativas y financieras hicieron que al final Zappa no estuviese del todo conforme con el resultado final.

‘Freak Out!’ fue grabado en Los Ángeles en menos de una semana, producido por Wilson -quien había trabajado también con Simon and Garfunkel, Sun Ra, The Velvet Underground, Eric Burdon and The Animals, y Bob Dylan- y publicado casi tres meses después. Es considerado uno de los primeros álbumes conceptuales de la historia, y el segundo álbum doble de rock publicado, después de ‘Blonde on Blonde’ de Bob Dylan, lanzado una semana antes. Las primeras canciones que grabaron fueron “Any Way the Wind Blows” y “Who Are the Brain Police?”

Zappa fue considerado como un miembro importante del movimiento freak de California, y era conocido como el “Freak king” de Hollywood. Los freaks eran un grupo de jóvenes que parecían hippies, pero vestían y actuaban de manera más llamativa y alocada, giraban en torno a la música, bailaban como dementes y tenían orgías. De hecho, el nombre ‘Freak Out!’ es una especie de tributo a este peculiar grupo de personas.

Por eso, durante la semana de grabación, Zappa hizo que reclutaran a todos los freaks del Sunset Boulevard para que participaran en el álbum. El resultado final se vio en “The Return of the Son of Monster Magnet”, la última canción del álbum, y la más larga, con una duración de 12:17. Una de las piezas más icónicas y experimentales del disco, gracias a su combinación de free jazz y una serie de sonidos abstractos aportados por el montón de gente loca que estaba en el estudio en ese momento. También en esta canción aparece por primera vez Suzie Creamcheese, un curioso personaje del cual se alegan bastantes cosas, como que era una de las groupies de The Mothers, o era parte de los freaks o una invención de Zappa para nombrar a su corista, según una entrevista que dio el guitarrista años más tarde. Para muchos se volvió un personaje importante en la narrativa de The Mothers.

 

Grabando “It Can’t Happen Here” y “Help, I’m a Rock”, la disquera tuvo problemas con un par de versos porque los consideraban referencias a drogas. De hecho, después de su lanzamiento, todo el disco fue visto como una oda a las drogas psicodélicas, e inspiró miles de viajes en LSD, a pesar de que Zappa no apoyaba el consumo de drogas.

Aunque no respaldaba su uso, estaba a favor de la legalización de las drogas. Zappa fue un activista toda su vida, abogando por los derechos humanos, la igualdad, la erradicación del racismo, la corrupción y el abuso de las autoridades, y básicamente cualquier visión progresista. La canción “Trouble Every Day” es una crítica a la injusticia social que representaron los disturbios de Watts, donde se alega que debido a excesos policiales y racismo, 6 días de disturbio terminaron con 34 muertos.

Cuando el  álbum fue lanzado, realmente no logró el éxito comercial ni transmisión en radios o televisoras. Pero como álbum debut, sí se tradujo en la base de una selecta fanaticada de The Mothers Of Invention, y subsecuentemente de Frank Zappa. Es visto como un álbum intelectual, lleno de sátira y, aunque con sonidos poco convencionales, bastante accesible dentro de todo. Hasta el mismo Paul McCartney comentó que ‘Freak Out!’ fue una inspiración para ‘Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band’.

Puede que sea uno de los discos menos conocidos de Zappa, pero para quienes se han adentrado en su mundo saben que es la raíz de una serie de elementos que se desenvolvieron a lo largo y ancho de su prolífica carrera.

Desde 1966 publicó otros 61 discos hasta el año de su muerte. Otros 40 han sido publicados hasta la fecha, dando en total unos 102 álbumes para el excéntrico artista. Y esto hablando del material lanzado. El tipo no paró un solo día de escribir canciones, que quizás llegarían al estudio, o quizás no. Se sabe que en su casa hay una bóveda con cientas de grabaciones que nunca vieron la luz.
Aunque un poco más de selectividad y criterio hubiesen resultado en más pulcritud en cuanto a sus publicaciones, Frank Zappa permanece siendo sin duda uno de los compositores y guitarristas más trascendentes, versátiles e influyentes del rock.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: