Referente de la guitarra clásica y criolla en nuestro país así como a nivel internacional, el larense, maestro Alirio Díaz a sus 92 años, murió este lunes en Roma, Italia, donde residía desde hace ya algunos años.

Originario de La Candelaria, caserío ubicado en estado Lara, comienza sus estudios musicales en Carora, continuándolos a nivel académico, en Trujillo, donde tomó clases de teoría, solfeo, entre otras, tocando saxofón y clarinete. Luego se trasladó a Caracas en la Escuela Superior de Música José Ángel Lamas donde se enamora de la guitarra convirtiéndose en un destacado intérprete consiguiendo gran reconocimiento en su país natal así como a nivel internacional. Entre sus profesores contó con grandes de la música nacional e internacional como Juan Bautista Plaza, Vicente Emilio Sojo y Andrés Segovia de la misma manera estuvo bajo la batuta de reconocidos directores del mundo de la música clásica como Antonio Estévez, José Iturbi, Andre Kostelanetz y Leopold Stokowski.
Publicó algunos libros como “Música en la vida y lucha del pueblo venezolano” y su autobiografía «Al divisar el humo de la aldea nativa: memorias de infancia y adolescencia». Pero por supuesto las más reconocidas obras del maestro Díaz son sus interpretaciones en guitarra de piezas como “Natalia (Vals N° 3)” y “Seis por Derecho” originales de Antonio Lauro y “El diablo suelto” de Heraclio Fernández.  

 

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: