Beyoncé Giselle Knowles-Carter es de las artistas más prolíficas, exitosas e influyentes de la actualidad. Por todo esto, vive constantemente bajo el reflector y todos sus movimientos son observados de cerca. Y aún así, la artista logró sorprender a todo el mundo con el lanzamiento de un disco nuevo, sin previo aviso. Ya había hecho esto con su álbum anterior, ‘Beyoncé’, y por eso el lanzamiento de ‘Lemonade’ fue tan insospechado.

Aunque estrenó “Formation” como su nuevo sencillo en febrero, el día antes de su presentación en el medio tiempo del Super Bowl, y días antes compartió el trailer de un proyecto audiovisual secreto con HBO, nadie sabía de qué se trataba ‘Lemonade’, pero muchas especulaciones giraban en torno a esto.

Es un ambicioso proyecto de la artista pop más importante de los últimos tiempos. Y además toca temáticas tan personales, como lo es su matrimonio y los problemas con los que ha tenido que lidiar, y otros más universales como la defensa y el orgullo de la raza negra. Es un trabajo extenso donde la artista reconoce estar tan establecida que simplemente puede hackear el género, moldearlo a su gusto y lograr que suene innovador, punzante, y, aún así, muy pop. El proyecto está dividido en partes: audio y vídeo. Adentrémonos un poco más para describir de qué va.

El especial con HBO

El estreno de este proyecto estaba pautado para el sábado 23 de abril en la noche, y con los ojos de la prensa, los fanáticos y los curiosos puestos encima, Beyoncé estrenó a través de HBO ‘Lemonade’, un álbum visual. Minutos después de finalizada la transmisión, la artista anunció que su nuevo álbum estaba disponible exclusivamente a través de TIDAL.

Cargadas de contenido, ambas piezas representan un punto cumbre en la carrera de la artista. Es un álbum cuya primera impresión es que es una especie de descarga contra la alegada infidelidad de Jay Z. Después de un par de vueltas más te das cuenta de que va más allá de eso. Es algo más grande que una infidelidad a Beyoncé. Es sobre la mujer, sobre la mujer negra y cómo la raza negra es aún desplazada, y todas las dificultades con las que tiene que lidiar a partir de esto. Y además, es un film cargado de contenido visual, fuerte, crudo y puro, acompañado de música poderosísima.

Beyonce 1La película

‘Lemonade’ es un álbum visual con toda la intención. La pieza audiovisual está dividida en capítulos: Intuición, Negación, Ira, Apatía, Vacío, Responsabilidad, Reforma, Perdón, Resurrección, Esperanza y Redención. En cada segmento vemos a una Beyoncé en momentos iracunda, en otros alegre, y en otros imperturbable, imponente y enigmática, como una especie de hechicera. Arroja su anillo de bodas, destruye autos con un bate, ¡maneja un camión monstruo! y por otro lado, nada etérea en una casa bajo el agua, o camina sin rumbo a lo largo de un campo.

Saltos de blanco y negro a color que van según la atmósfera de la música, imponentes mujeres negras, espectaculares cambios de vestuarios y locaciones constituyen como resultado final una mezcla entre delicadeza y agresividad, una visión orgánica y futurista, que bien podrían ser las palabras para describir el disco en cuanto a musicalidad. De fondo a todo esto hay narraciones que hilan momento y momento, y nos ponen un poco más en contexto, como por ejemplo, al inicio de todo, cuando cuenta cómo “quise hacer de ti un hogar, pero cada puerta es una trampa y cada escalera lleva a ningún lado”. Y como ésta, nos presenta más narraciones claves de lo que pasa por su mente, de manera hiriente, con ira o con dolor.

Cameos importantes se dan a lo largo del filme. La imponente tenista Serena Williams, las gemelas Lisa-Kaindé y Naomi (Ibéyi), Zendaya, la pequeña actriz Quvenzhané Wallis,las hermanas Chloe y Halle Bailey, la actriz Amandla Stenberg, la modelo Winnie Harlow, y las madres de tres jóvenes negros injustamente asesinados por brutalidad policial, son las personalidades que nos sorprendieron apareciendo en esta pieza de arte audiovisual. Toda una gama de mujeres talentosas, jóvenes y prometedoras son a las que Beyoncé admira y rinde tributo en su nuevo trabajo.

Beyonce 3

A pesar de que a lo largo del film va apareciendo footage de momentos como la boda de Beyoncé y Jay Z, compartiendo con su hija, y más, la aparición de Jay Z no dejó de sorprender y confundir a más de uno. Después de una innegable descarga de ira, dolor, amenazas y advertencias, tenemos, precisamente una redención. Un momento de encuentro donde queda claro que a pesar de todo, Beyoncé lo ha perdonado, y que, aunque pareciera más por una necesidad mutua del otro que otra cosa, permanecen juntos hasta el final.

De la mano de varios directores, entre ellos Khalil Joseph (FKA twigs, Flying Lotus, Kendrick Lamar), Mark Romanek (Jay Z, Taylor Swift), y más, Beyoncé logró plasmar con ‘Lemonade’ una historia visualmente hermosa y deslumbrante, cautivadora, y con una narrativa que va más allá y expresa más que un simple film musical.

La música

Para ‘Lemonade’, Beyoncé contó con la colaboración de varios artistas, además de una extensa lista de créditos que parecieran reconocer a todas y cada una de las personas que inspiró directa o indirectamente algún fragmento de este disco.

En “Pray You Catch Me”, la canción que abre el disco, trabajó de la mano con James Blake y con el joven músico Kevin Garret, quien co-escribió y co-produjo la canción. La siguiente canción, “Hold Up”, es un poco más compleja. Para este tema, la artista utilizó como coro un tweet enviado por Ezra Koenig (Vampire Weekend) donde replanteaba el coro de la canción “Maps” de Yeah Yeah Yeahs, lo que justifica que también se incluyan en los créditos. Momentos más tarde después del lanzamiento del listado de créditos, Koenig publicó otro tweet explicando cómo fue que esto pasó. Todo esto suena sobre un sample de la canción “Can’t Get Used To Losing You”, de Andy Williams. Además, Diplo también colaboró en la producción de este track.

El siguiente tema, “Don’t Hurt Yourself” es una colaboración con Jack White, y es tan distorsionada y excéntrica como sólo Jack White lo puede lograr. La artista acredita a cada miembro de Led Zeppelin en esta canción por samplear parte de su éxito musical “When The Levee Breaks”. En “6 Inch”, su canción con The Weeknd, encontramos créditos a miembros de Animal Collective. Esto por una similitud entre versos con una de las más populares canciones de la agrupación, “My Girls”. Adicionalmente la música es un sample del éxito de 1969 de Isaac Hayes “Walk On By”.

A lo largo de “Freedom”, el poderoso track en el que colabora Kendrick Lamar, está grabada sobre un sample de “Let Me Try”, una canción de una agrupación puertorriqueña de los 60s de nombre Kaleidoscope. Mientras, la melodía de “SpottieOttieDopaliscious” fue la que inspiró “All Night”.

via GIPHY

Las canciones que componen ‘Lemonade’ tienen estructuras complejas, que varían en estilo y rompen paradigmas, pero no dejan de ser pop. Probablemente el trabajo más ambicioso de la artista hasta la fecha. R&B, una balada romántica en piano enlazada con un post-dubstep (cortesía de James Blake) y hasta country mezclado con jazz es lo que podemos encontrar en la gama sonora que nos presenta. Y no solo impacta en música, sino también en lírica.

Ha quedado expuesto que las letras tocan temas tan fuertes como una infidelidad, pero el álbum no va solo de eso. Yendo desde lo micro a lo macro, Beyoncé expone su situación, la vuelve la situación de todas las mujeres negras, y la raza en general, que por su color de piel son víctimas de injusticias, subestimaciones, violencia cultural y todo un conjunto de elementos que para hoy deberían estar erradicados, pero están presentes y generan muchísimo ruido.

Probablemente el verso más controversial y que más ruido ha generado del disco es el que habla de “Becky, la de buen cabello”, en la canción “Sorry”. ¿Qué implicaciones tiene hablar de una mujer llamada “Becky”, un nombre bastante genérico (y blanco), y su buen cabello? Primero habían rumores de que el comentario iba apuntado a una mujer en específico, pero más tarde se trazó como algo más generalizado, cosa que montones de mujeres tomaron como racismo. Es un verso que toca directamente la tecla de cómo los hombres prefieren a las mujeres blancas a las negras.

En otros momentos habla de cómo se arrepiente de haberse puesto “ese anillo”, o de cómo se irá con su bebé y todo lo que dejará será una nota. O (un favorito personal): “Intenta esa mierda de nuevo y perderás a tu esposa”, en “Don’t Hurt Yourself”. Beyoncé trabajó con letras directas, nada de melodramas metafóricos. Pero en torno a todas estas letras y acusaciones, surge una duda general. ¿Este disco está realmente basado en la historia real del detrás de cámaras de la relación de Jay Z y Beyoncé? ¿Son estas letras tan íntimas, explícitas y reveladoras la realidad de su situación? ¿O son una trabajadísima trama ficticia? No sabemos. Tampoco nos importa. Vemos lo que nos dejan ver, y creemos lo que queremos creer. Si la historia es real o no, no nos interesa, porque son verdaderas. Para alguien, para muchos, es verdadera y se identifican con ella y la agradecen.

A %d blogueros les gusta esto: