El hijo de Malcolm McClaren, antiguo manager de los Sex Pistols, Joe Corre celebró el 40 aniversario del sencillo de los precursores del punk, “Anarchy In The UK”, el pasado sábado 26 de noviembre, quemando memorabilia, ropa, extraños objetos y grabaciones frente al Palacio de Buckingham mientras iba navegando en un bote a través del Támesis. Estos estaban valorados en alrededor de 5 millones de libras esterlinas, un poco más de 6 millones de dólares.

Este fue un acto de protesta de Corre ante la celebración que se haría en Londres para conmemorar el lanzamiento de este revolucionario sencillo de los Sex Pistols, un evento que estaba patrocinado por el Alcalde de Londres, la British Library y el British Film Institute. Al prenderle fuego a los objetos, según reporta The Guardian, Joe comentó a los espectadores:

“El punk nunca, nunca quiso ser nostálgico, y no puedes aprender cómo ser uno en una exposición en el Museo de Londres. El punk se ha convertido en otra herramienta de mercadeo para venderte algo que no necesitas. La ilusión de una elección alternativa. Conformidad en otro uniforme.”

Además el creador de la empresa de lencería Agent Provocateur dijo que ahora el punk: “Es una marca de McDonald’s, que pertenece al estado, a los establecido y a las corporaciones. Es tiempo para que lancemos todo al fuego y empecemos de nuevo. Creo que es el momento correcto para decir: “¿Sabes qué? el punk está muerto.”

Pero el accionar de Joe Corre, quien incluso encendió fuegos artificiales y figuras de políticos como David Cameron, no fue celebrado por todos, y de hecho fue criticado por John Lydon, mejor conocido como Johnny Rotten, vocalista de la legendaria banda quien dijo: “Es un jodido egoísta experto en lencería,” agregando que lo correcto hubiese sido vender los objetos para apoyar a beneficencias y regalar instrumentos a los más jóvenes.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: