La artista colombiana Alejandra Cárdenas, conocida como Animaleja, explora los golpes del alegre en el bullerengue y crea un trance de este ritmo tradicional del caribe por medio de elementos electrónicos con Lamento Trancen, su nuevo sencillo en donde se pregunta por la identidad y lamenta el no encajar en una sociedad que niega sus raíces o su animalidad y naturalidad.

Lamento Trance es su nuevo lanzamiento, un ritual sonoro el cual gira entorno hacia una pregunta por la identidad, una renuncia a las raíces para que los seres humanos puedan encontrarse a sí mismos. Es también el último sencillo del EP Enraizada, el cual se estrenó en septiembre de 2021. El EP toma su referencia en las plantas que nacen en las calles y en lugares urbanos como forma de resistencia y de esta premisa Animaleja se basó para la creación musical y conceptual de esta producción.

La canción explora los golpes del alegre en el bullerengue, pero crea un trance particular de este ritmo tradicional del caribe colombiano por medio de elementos electrónicos como los sintetizadores y sus respectivos procesos de síntesis, además de la exploración y creación rítmica a través de una MPC.

Lamento Trance cuenta con un video que nació bajo la idea inicial de la cineasta Luisa Betancur a quien la canción la tocó profundamente por la pregunta ¿cuál es mi origen? Entre Luisa y Animaleja se creó el concepto del video, un ritual de un lamento de liberación.

«Incluimos dos bailarines que representaran la dualidad y la diversidad, queríamos que el agua fuera un elemento importante y, por esto, gran parte del video gira en torno a un pequeño pozo de agua el cual, literalmente, fue ambientado desde una piscina inflable con la ayuda de la directora de arte Paulina Henao, quien nos ayudó a crear todo un ecosistema con tierra, helechos y plantas para hacer realidad el estanque de agua», agrega la artista.

El clip se rodó en la Finca Agroecológica Raíces y contó con la colaboración de 15 personas, quienes pusieron todo su empeño para que esta producción saliera increíble. Fue una gran sincronía desde la autogestión.

Según Animaleja, «esta canción es ideal para un momento en el cual necesites fuerza o cuando quieras hacer catarsis y eso puede ser en cualquier momento del día ya sea en la madrugada en la intimidad de tu cuarto, al anochecer antes de dormir o mientras observas un paisaje urbano invadido por muchas plantas».

Escúchala por aquí:

A %d blogueros les gusta esto: