El cantautor uruguayo, Leandro Aquistapacie destaca que su nuevo álbum es ‘un himno al otoño que propone una nueva cara de la moneda respecto al álbum anterior –que lo considera como un homenaje al verano–, una vuelta paciente, emocional e introspectiva hacia una temprana adultez con luz color bronce’.

Capítulo 2 es una obra que fue concebida de manera integral, fiel a la visión del artista y su perspectiva clásica en la que importa el álbum completo.

Todo en el disco ofrece la sensación de que la buena música es un criterio que escapa a la divisoria entre indie o mainstream. Podemos decir que el suyo es un talento mainstream de antaño, de esos que graban en una o dos tomas sin errar, pero con sensibilidad indie.

Leandro está más allá de lo que expone en sus redes sociales y el hype de cada single. Con voracidad por componer canciones, gran predisposición para la tecnología y manipular el audio hasta estados prístinos. Algunas de las características que le permiten llevar adelante una carrera solista a los 23 años.

A %d blogueros les gusta esto: