El cantautor español Joaquín Sabina, sufrió una fuerte caída en el escenario del WiZink Center de Madrid el día de ayer, mientras se encontraba realizando su concierto como parte de su gira ‘No hay dos sin tres’ junto a Joan Manuel Serrat.

La caída fue de al menos dos metros de profundidad y, según declaran los asistentes, fue luego de que se deslumbrara con un foco. Al instante, los cuerpos de salud y seguridad acudieron para asistir a Joaquín, quien fue retirado en un camilla mientras el público lo aplaudía.

Tras unos minutos de silencio en el WiZink Center, el músico español logró salir a tarima nuevamente pero en silla de ruedas, donde aprovechó para afirmar que el concierto no podía seguir ya que todo apuntaba a que sufrió una fractura de hombre, pero horas después se confirmó que tuvo que ser operado de urgencia por un hematoma de intracraneal y un derrame cerebral, ocasionado por la fuerte caída.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: