La “movida” musical venezolana es algo que lleva desde los 80 (y probablemente más) en un ciclo de quemarse y renacer de sus cenizas, como un ave fénix. Muchas bandas de la década pasada son pruebas irrefutables de esto.

Individualmente nacieron músicos incomparables, juntándose los unos con los otros para crear música que ni ellos mismos se imaginaron que trascendería tanto. En su mayoría fueron proyectos que en su momento pasaron sin penas ni glorias, llegándole sólo a esos pocos que estaban al tanto de lo que ocurría en la escena de rock venezolano fuera del mainstream.

Eventualmente estas agrupaciones se disolvieron para emprender cada uno su camino, muchos dentro del mundo de la música formando otros proyectos, y otros retirándose por completo. Sin embargo, lo importante es que su obra quedó para la posteridad, siendo redescubierta por nuevas generaciones de músicos que los toman como puntos de referencia claves, indiscutibles influencias y gasolina para su inspiración.

Tomando en cuenta todo esto, te traemos un brevísimo resumen de las agrupaciones de rock nacionales que existieron y rápidamente murieron, pero dejaron un importante y magnífico legado que los hace parte esencial de la historia del rock nacional.

1. Alfombra Roja

La brutal banda que ganó el Festival Nuevas Bandas 2010 dejó a todos sorprendidos durante su presentación. Cuatro hippies que parecían recién salidos de Woodstock, con corona de flores incluída, ofreciendo un show que desde el primer momento voló cabezas con su pesado garage rock. Altas expectativas se tenían para esta banda. Se mantuvieron un par de años presentándose esporádicamente hasta que al fin publicaron en el 2012 ‘Pueblo Chico, Infierno Grande’, su impresionante debut y, lamentablemente, lo único que dejaron como prueba de la existencia estos valencianos.

 

 

2. Petrula

Petrula se formó en Maracaibo en el 2008. En el 2009 publicaron su primer EP ‘Piraña Punk Destroyer’, que les permitió ir construyendo un nombre, donde se volvieron referencia del rock experimental de Maracaibo, y como una especie de The Mars Volta venezolanos. Dos años y muchos toques y presentaciones más tarde, salió a la luz su debut discográfico ‘Oración políglota para salvar al mundo’. Sus presentaciones cargadas de la intensa energía de la banda, sumada a un espectacular juego de visuales, convirtieron a Petrula en un punto de referencia en cuanto a lo que rock nacional se refería. También el hecho de que tenían su animador personal al que daban la bienvenida en tarima, como una especie de emulación maracucha del Dancing Tony de Nirvana. Durante la presentación de Petrula en el Circuito Nuevas Bandas 2012 bailó y se fue quitando la ropa hasta quedar completamente desnudo. Luego, cuando participaron en el Festival Nuevas Bandas, se quedó en boxers. Un poco más de atrevimiento y quizás Petrula hubiese superado a los ganadores de ese año, HolySexyBastards. Sin producir material nuevo después de eso, en el 2014 anunciaron la separación de la banda.

 

 

3. Cabezón Key

 

Ezequiel Serrano Valencia formaba parte desde el 2003 de una excelente agrupación llamada Tribop. Por diferencias con los demás músicos, la banda se disuelve, y decide continuar por su lado, dando lugar a una mágica agrupación llamada Cabezón Key. Iniciaron su carrera en el 2007, y en el 2008 publicaron su álbum homónimo. Teniendo en camino un disco nuevo, la banda se disuelve, dejando esta nueva producción inconclusa. Once canciones y uno que otro demo escondidos por la web fue todo lo que dejó esta efímera propuesta de rock alternativo, caracterizadas por melódicas voces y una sincronía y coherencia perfecta entre cada instrumento y elemento de producción. Hay agrupaciones que los tienen siempre presentes, como por ejemplo, la banda Del Pez, que incluyeron su canción “Stress” en su repertorio cotidiano.

4. Sir Buffalo

Sir Buffalo se formó oficialmente en el 2010, cuando dos de sus miembros, Leo Niño y Gustavo Ostos, quienes venían de estar juntos en numerosos proyectos anteriores, unieron fuerzas con un nuevo baterista. Juntos decidieron emprender en el mundo del stoner rock, lográndolo a pequeña escala desde su Mérida natal, y luego expandiéndose hasta volverse una renombrada banda venezolana. Publicaron varias canciones desde el 2011 y un EP acústico. En el 2012 participaron en el Festival Nuevas Bandas, compitiendo contra Petrula y HolySexyBastards. Más tarde, en el 2013, publicaron el ‘Magnanimus Conquistador EP’, una compilación de cuatro canciones cargadas de la más poderosa energía de la banda. Desde entonces, estuvieron en contacto con su audiencia anunciando que un álbum venía en camino. Pero poco a poco la banda fue desapareciendo, hasta que simplemente se dio el proyecto por disuelto.

 

 

5. Los Chevynovas / Los Domingues

En 1999 nació en Caracas la banda Los Chevynovas, liderada por Javier Domínguez. Su estilo era una mezcla entre rock, punk, y en realidad, un poco de todo, con letras tan irreverentes como para justificar su motto “Estos son los Chevynovas, y al que no le guste que se joda”. En el 2005 publicaron ‘Música en vara’, su primer disco. Luego, en el 2011. publicaron ‘Tamos en Yopo’. Durante el 2015, la banda promocionó “Cannon”, un sencillo que según anunciaron estaría en un nuevo disco de los Chevynovas: ‘El regreso de los hombres caballo’. Aún este año se les vio muy esporádicamente hablar de un nuevo disco, pero nada concreto.

 

Paralelo a los Chevynovas, el cantante Javier Domínguez estuvo trabajando desde el 2006 en otra agrupación: Los Domingues. Junto a otros cinco músicos, Domínguez creó una especie de supergrupo, pues vienen todos de reconocidas bandas venezolanas, incluyendo Babylon Motorhome y Los Paranoias. Cambiando todos su apellido a “Domíngues”, surge esta orquesta de cumbia, vallenato y letras cargadas de humor, siendo una sátira a las bandas de rock del momento. Publicaron su álbum debut en el 2008: ‘El Bolón’. Desde entonces, han quedado igualmente en sacar nuevo material, sin resultados tangibles.

 

El factor común entre estas dos bandas y sus pausas indefinidas es Javier Domínguez: ingeniero, sonidista, productor, personaje súper conocido, querido y acabatrapo del rock nacional. Ambas agrupaciones están virtualmente separadas por el hecho de que Domínguez tomó la decisión de mudarse a Ecuador, y una posible reunión con sus agrupaciones para tocar se ve muy lejana. Pero como el arte no para, Domínguez continúa desde Ecuador con Pápelon, un dúo de pop rock que inició junto a su esposa Tata Flores. Juntos ya publicaron ‘Viaje’, su primer EP, que está disponible a través de Cusica.com

6. Cunaguaro Soul

 

Cunaguaro Soul nace en el 2005, conformada por Gustavo Guerrero, Miguel Arellano y Simón Hernández, más tarde sustituido por Rómulo Rašić. Una mezcla entre rock, soul, funk y claras influencias de jazz, hicieron de esta una de las bandas venezolanas más memorables de lo que va de milenio. Publicaron su debut homónimo en el 2008, aunque un año antes publicaron ‘Bienvenidos a este viaje’, un álbum conformado por grabaciones de un concierto, donde presentaban un adelanto de su material de estudio, junto con otras canciones que no pasaron la selección. En total, un sólo disco de estudio y una rareza en vivo fue lo que Cunaguaro Soul, una banda visionaria y sin paradigmas, dejó. Gustavo Guerrero emigró y es ahora internacionalmente conocido como el director de la banda de la mexicana Natalia Lafourcade. También graba material como Augusto Bracho, que junto a José Ignacio Benítez (Domingo en Llamas), bajo el alias Moisés de Martín, publicó un encantador álbum el año pasado. También tiene un proyecto de bachata junto al músico argentino-español Martin Bruhn, llamado El Conjunto. Y quién sabe qué más tendrá Guerrero bajo la manga. Por otro lado, tanto Arellano como Hernández y Rašić continúan igualmente haciendo música en otros proyectos.

 

 

7. Autopista Sur

La agrupación fue formada en Caracas en el 2005, liderada por Hensli Rahn y Kuámasi González. En el 2008 publicaron su álbum debut ‘Caracas se quema’, una fusión entre rock y pop, que resulta en una especie de música frágil, amena y poderosa en su suavidad. La banda se disolvió por problemas internos, aunque Kuámasi siguió con su agrupación Los Humanoides, con quienes llevaba creando música desde el 2003, y en el 2008 publica su primer álbum como solista de música electrónica, al que le siguió su primera producción de rock en solitario ‘Cables a Tierra’.

8. Atkinson

Atkinson empieza en el 2008 como un experimento sonoro entre tres músicos con gran trayectoria: Erwin “Wincho” Schäfer (Sentimiento Muerto), Erik Aldrey (reconocidísimo productor musical e ingeniero de audio) y Rafael Cadavieco (Zapato 3). La idea era mantenerse tan sencillos como fuese posible, musical e individualmente. Se basaban en cuatro acordes de pop rock y letras que, aunque sumamente contestatarias, no requerían mucha interpretación. Publicaron en el 2009 ‘Colonia para el alma’, y ‘Mota Foca’ en el 2011, año en el que Schäfer decide retirarse de la banda.

9. Billy Se Fue

Hablar de Billy Se Fue es hablar de una de las bandas de rock más extrañadas de la escena musical venezolana. Dieron inicio a su carrera en el 2000, juntándose “Alz”, “Nilz”, “Carlz” y “Liz”. El el 2004 participan en el Festival Nuevas Bandas, donde la agrupación Skin se llevó la victoria en medio de demasiada polémica, pues Billy Se Fue eran los favoritos de la noche. Luego, en el 2006, publican ‘Todo no es suficiente’, su debut discográfico. En el 2009 lanzan el EP ‘Para siempre’, y en el 2011 anuncian su separación. Alejandro “Alz” Estrada y Carlos “Carlz” Astros fundan en el 2013 la banda Susan, que igualmente se disolvió al poco tiempo.

10. Joystick

 

La existencia de Joystick fue como un relámpago. En el 2007 se formaron, en el 2008 publicaron un disco y luego desaparecieron sin más. Carlos Eduardo Reyes, quien había pertenecido a la agrupación de los 90s Claroscuro y desde el 2003 a Chucknorris, se unió con Daniel Gutiérrez, Ezequiel Serrano, Eduardo Fernández y Tomás Mena. El resultado fue ‘Lonchera’, un maravilloso disco de rock alternativo que hoy se ha vuelto referencia de muchas de las bandas emergentes. Carlos publicó en el 2013 su primer álbum solista ‘Futuro’.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: