Los 2000. El nuevo milenio. La era del auge del internet, la música hecha en casa, la mensajería instantánea y la globalización virtual. Esos fueron los ingredientes para la creación de un proyecto méxico-venezolano que se extendió a lo largo del continente y que se volvió influencia dentro del mundo under: la netlabel Cocobass.

Eduardo Luis Hernández y Daniel García, mejor conocidos por sus pseudónimos como productores de música electrónica FLYBVCK y Diamantero, iniciaron en el 2009 un blog llamado NTSFRSH (Not So Fresh), dedicados a difundir buena nueva música de todo el mundo, abiertos a cualquier propuesta que les llegara. Tomando en cuenta que hacer música por computadora desde la tranquilidad de tu hogar estuvo muy en boga en ese momento (y ahora más que nunca), propuestas nuevas les llegaban bastante seguido, de todas partes del mundo. Entre conexión y conexión llegaron al mexicano Tony Gallardo, también conocido como Unsexy Nerd Ponies, María y José, Tony Gallardo II, Boi Patrol y quién sabe qué otro nombre tendrá circulando por la web. Juntos maquinaron una netlabel donde el enfoque era el Caribe y el trópico.

“El trópico como solución al norteamericanismo, como medio de expresión rebelde para todos los que nacimos con una guitarra eléctrica en casa y no con el tambor típico de nuestra región”, explicaron en su comunicado de despedida. Así nació en el 2010 Cocobass, una netlabel y distribuidora de contenido digital donde música electrónica, diseño gráfico y fiestas convergen en un magnífico ente digital. Su primer lanzamiento fue ‘Kibosé’, un EP de María y José donde ritmos como la guaracha y los tribales mezclados con el clásico beat de electrónica se hicieron presentes.

Así, el CBR001 cortó la cinta de inauguración de la disquera digital que daría paso a otros 43 lanzamientos a lo largo de 6 años. Hernández, García y Gallardo le dieron el mejor uso posible a la maravilla que es internet: conectarse con gente alrededor del mundo con un interés en común, y ese interés fue crear música, compartirla, trascender e innovar. Todo esto sin fines de lucro. «La mayoría de las cosas las hicimos sin gastar (o ganar) ni un centavo, solo por el puro placer de compartir buena música con todos ustedes […]», compartió García con el portal Thump. Y así, sin un centavo de por medio, fueron ventana para dar a conocer a toda una serie de artistas que con sus computadoras y revolucionarias ideas en mente fueron creando y generando material muy diverso.

Cocobass fue la plataforma que impulsó a artistas como Ferraz (Valencia, Venezuela), quien es ahora parte de la netlabel francesa Emprise Music; Siete Catorce (Mexicali, México), actualmente lanzando material a través de NAAFI en México, Enchufada en Portugal y Babylon Records directo desde Hungría; y muchos otros que, siendo desconocidos, fueron recibidos abiertamente por la tropical netlabel. Y a pesar de que el foco eran los artistas latinoamericanos, no negaron la entrada a otros habitantes del mundo, curiosos y ansiosos por ver su arte circulando en tierras desconocidas. Dembowsky, quienes en realidad son ecuatorianos pero ejercen desde París, Francia, fueron la primera muestra de Cocobass fuera de la región latinoamericana. 2D Babes de San Francisco, los belgas Max Le Daron y JOEY le SOLDAT, LOL Boys de Los Ángeles y Montreal y más artistas de Australia y Estados Unidos. Esto, y las fiestas llamadas “Cocohits”, que manejaron en Nueva York y París desde la distancia, son evidencia irrefutable de la expansión del curioso proyecto de tres latinos que vivían por amor a la música.

Un proyecto que inició inocentemente, sin tener claro a dónde se dirigía, pues “obvio ya existían millones de netlabels -no tantos como ahora, claro está- y obvio que seguro habían mil personas más preparadas que nosotros para enfrentarse a un público imaginario que empezó a compartir nuestro material”, como continúan en su comunicado. Pero por su apertura, buen oído y visión lograron trascender y pasar por encima de las fronteras a través de buenos ritmos y colaboración de cada artista para el crecimiento de la red de músicos que se fue generando en torno a Cocobass, imponiendo tendencias a lo largo del continente, como el ruidosón o el tribal guarachero.

¿Por qué termina tan prolífico proyecto?

Respuesta sencilla: Venezuela y adultez. La situación socioeconómica del país hace cada día más difícil a los jóvenes independizarse, mientras los hace trabajar siempre más duro “para sobrevivir”, como menciona Hernández en su entrevista con Thump. Es bien sabido que en ningún país del mundo dedicarse a la música es sencillo, ni es una ruta segura para alcanzar el bienestar económico. En otros países, con mucho esfuerzo y algo de suerte, es lograble. En Venezuela es un asunto ya más complicado, pues todo el mundo tiene la cabeza en otros asuntos más indispensables que la música.

Eso incluye a Eduardo Luis, quien admite que los últimos lanzamientos que se han hecho a través de la netlabel no han contado con el 100% del esfuerzo de sus creadores. La última producción por parte de Eduardo fue Estado ideal de fuga en junio del 2015, bajo el nombre de Edoardo Lois. A pesar de esto, confiesa que actualmente se encuentra alejado del mundo de la música. Su nombre puede ser visto en varias producciones audiovisuales y radiales.

Tony Gallardo no ha parado de hacer música, aunque ya no trabajará más bajo el nombre de María y José. ‘Unlimited Fantasy One’, su más reciente lanzamiento, esta vez como Boi-Patrol, fue el que dio clausura al proyecto Cocobass, y seguirá presentándose y trabajando en su música desde México.

Con respecto a Diamantero, compartió con nosotros que en realidad piensa mantenerse girando entorno al mundo de la música, y que lo que más le gustaría es “enseriarse y ponerse a producir como debe ser”. En cuanto a otros proyectos, declaró:

“Cocobass fue mi jevita por 6 años, apenas me estoy recuperando de haber terminado. Pero sí, estoy enfocado en un par de documentales de distintas escenas musicales venezolanas un pelo olvidadas que me están manteniendo alejado del despecho”.

Por otro lado, se mantiene siendo uno de nuestros personajes favoritos de internet. Y como consejos a aquel que deseen emprender en el mundo de las netlabels agregó:

“Que se arme un equipo de panas con la misma inquietud, entre ellos un diseñador que sea su mano derecha. Definan desde el primer momento qué es lo que va a diferenciar musical y gráficamente al netlabel de los otros 30402 netlabels que existen y se lancen al ruedo sin creer en nadie. Párenle bolas a lo que está pasando musicalmente en el país, hay demasiados productores haciendo cosas brutales por ahí. Confíen en su oído y sólo saquen cosas que realmente les gusten. Dicen que las crisis son el mejor estímulo para la cultura y ahora es que necesitamos gente en Venezuela que trabaje en eso. Mi último consejo sería que si lo estás haciendo por la plata, olvídate de todo lo que acabo de decir y métete a vender Avon”.

Sin más que añadir, agradecemos a los artistas por su música y a los creadores por su tiempo, esfuerzo y creatividad compartida con todos nosotros.

A través de http://cocobass.net/ y http://cocobass.tumblr.com/ puedes conseguir los 44 lanzamientos de la mítica netlabel latinoamericana de manera completamente gratuita.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: