La tecnología avanza cada día más, hasta el punto donde no sabemos cuándo empieza y cuándo termina. Ahora se está trabajando en un dispositivo que permite componer música sin necesidad de usar tus manos. El diseñador de interfaces Andreas Refsgaard se encuentra trabajando en esta tecnología, diseñada especialmente para que personas con limitaciones físicas, como tetraplejia, entre otras, puedan crear música simplemente mediante expresiones faciales y el movimiento de sus ojos.

Eye Conductor es el nombre de esta aplicación, y utiliza tecnología de tracking similar a la de los videojuegos. Mediante una cámara web, un rastreador de ojos y  una interfaz bastante sencilla, se configuran e interpretan los movimientos oculares y las diferentes expresiones faciales como sonidos de instrumentos musicales. Todo esto para que quienes padecen de alguna limitación física puedan igualmente disfrutar del enorme placer que es componer música.

Actualmente Andreas continúa desarrollando este proyecto y buscando facilitar el acceso a las tecnologías necesarias.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: