La agrupación originaria de Londres, Wolf Alice, se llevó el premio Mercury 2018 otorgado al mejor proyecto musical en el Reino Unido e irlanda en el año, gracias a su disco ‘Vision Of A Life (2017).

La banda estuvo galardonada junto a grandes como Arctic Monkeys, Florence And The Machine y Noel Gallagher, sin embargo, son artistas y bandas que ya están consolidados, y no necesitan tanto apoyo como quizás lo necesita y merece Wolf Alice, que apenas comenzaron en 2015 con un disco llamado ‘My Love Is Cool’.

Cada uno de los nominados tuvieron una presentación musical en la tarima de los premios, donde curiosamente la banda ganadora fue la última en tocar. Minutos después Ellie Rowsell líder de Wolf Alice, recogió el premio con sus compañeros y declaró que “significa mucho recibir este premio junto con mis tres mejores amigos”.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: