Rodrigo Desentis aka Larry Desentis, es un músico mexicano que tiene una larga trayectoria dentro de la escena musical. Desde muy joven se introdujo en el mundo de la música, aprendiendo a tocar guitarra y estudiando ingenieria de sonido y producción, así como también y durante toda su carrera ha participado en distintas bandas y proyectos.

En esta ocasión, tuvimos la oportunidad de conversar con él sobre su nuevo proyecto solista que se estrenó hace unos meses.

¿Cómo fueron tus comienzos en el mundo de la música?

Yo llevo tocando en el circuito de música independiente aquí en la Ciudad de México; en el circuito llevaré como unos once años o tal vez un poquito más, pero yo empecé a tocar guitarra como tal desde los doce años. Ahorita tengo 29 entonces, ya llevo un rato, ya no sé ni cuánto es eso, pero varios años (risas). 

Empecé a tocar a los doce y bastante rápido me clavé, muy rápido me traumaticé con la guitarra desde que la comencé a tocar, y pues nada ya sabes, lo típico, tocando con amigos de secundaria y teniendo bandas con ellos, hasta que hice The Risin’ Sun hace once años, que fue una banda que también hice con mis amigos de la preparatoria en la escuela, pero pues, es una banda con la que sigo tocando y ya llevamos once años tocando, y con ellos he podido ir de gira aquí en México y en Estados Unidos. Llevamos varios discos, hemos tocado en festivales, entre otras cosas, y pues nada, también estudié en la universidad de música; ya cuando llegó ese momento estudié ingeniería en audio y producción, y actualmente toco en muchos proyectos, colaboro en muchas bandas, tengo un colectivo, pero en el año pandemia salió mi proyecto solista, Desentis, y es por él que estoy aquí. Eso es, un poco la breve historia.

¿Desde hace cuánto querías sacar tu proyecto solista? ¿Desde hace cuánto has estado trabajando en él? 

Definitivamente fue gracias a la cuarentena. Tal vez si no hubiera habido esta pandemia ni siquiera estuviéramos ahorita en esta entrevista, porque yo si tenía ganas de hacerlo desde hace mucho tiempo, o siempre me lo imaginaba más bien en mi cabeza, ¿sabes? Decía como “ay, un día quiero hacer algo yo solo, algo de solista para poder hacer otro tipo de música”, y es eso, siempre lo pensaba. Me imaginaba que iba a tener que llamar músicos y todo eso, pero nunca me di el tiempo por estar con todas las bandas y todo el otro trabajo, ensayos y todo eso; nunca me daba el tiempo, porque yo compongo canciones también para las otras bandas, entonces sí me lo imaginaba en mi cabeza tal vez desde hace varios años, pero no estaba haciendo nada al respecto, hasta que todos nos tuvimos que quedar en nuestras casas, encerrados, porque cuando empezó la pandemia, se cancelaron todos los ensayos, los conciertos, y pues me dio el tiempo perfecto para hacerlo y literalmente en dos meses de la pandemia se compuso, se grabó y se mezcló, o sea, se hizo todo en un par de meses, yo solo aquí en mi casa, entonces fue una gran experiencia. 

¿Cómo describes este proyecto? ¿Es un álbum conceptual? ¿Cómo se lo describes al mundo?

Creo que no es un álbum conceptual tal cual porque no diría que todas las canciones abracen el mismo tema, pero sí es un álbum que si lo escuchas entero, es definitivamente un viaje musical. Te lleva de arriba a abajo, a todas partes y yo lo definiría como el reflejo mío personal, de lo que estaba sucediendo en mi cabeza cuando todo esto se desató; que había mucha incertidumbre, pero también había ligereza. No sé, es todo un viaje musical, y también pues hay mucha variedad musical. Me di la libertad, pues como no era ninguna banda, que dentro de las bandas que toco dicen “hay que tocar rock” y no se qué, “no tienes qué” pues está como con esa presión y ahorita pues me di como un poco la libertad. Hay varios géneros, y creo que se hila muy bien todo el disco de principio a fin, y sería creo que de los temas más personales que he hecho.

Ya que has tenido experiencia en varias bandas como The Risin’ Sun, The Bunyans, Cascabel, The local Universe, Sean Wheeler y Los Caminos ¿Cuál es la diferencia entre estar en una banda y trabajar en tu proyecto solista? ¿Qué es lo mejor de cada mundo?

Las dos experiencias son muy buenas, o sea, las dos son diferentes como dices, y las dos me gustan muchísimo.

Yo no había hecho nada así full 100% solista antes, sí había compuesto alguna que otra canción pero nunca había hecho lo que estoy haciendo ahorita de tal vez ya tener un disco entero y promocionar el proyecto.

Lo mejor de ambos mundos, creo que va a sonar bastante obvio, pero cuando tienes una banda o un grupo, lo mejor de eso es que estás con ellos y normalmente tienes afinidades musicales o también son tus muy buenos amigos si tienes suerte. Entonces pues, los buenos ratos en una banda son muchos. Estás con tus tres o cuatro amigos y te vas de gira, te vas con ellos en un coche, o estás con ellos en el estudio y en los ensayos, y todo el mundo colabora para hacer una creación o una música que al final a todo el mundo le gusta. Hay una hermandad muy bonita que yo creo que eso sería lo mejor de trabajar en una banda.

Lo mejor de la parte de solista es exactamente lo contrario. Está muy bien tener tus amigos y tus hermanos, pero a todo el mundo siempre se le antoja a veces estar solo, y estar solo y no tener que opinar con alguien más: eso fue lo que tal vez me gustó mucho después de estar trece o catorce años tocando con bandas. Estuvo muy refrescante este año poder hacer canciones y poder meter decisiones en la música, en la instrumentación, en la letra, en el arte, en los vídeos. Todo lo decidí yo solito y no le pregunté a nadie que opinaba, entonces como que eso fue muy refrescante y con las bandas siempre es como “ah, ¿qué opinas tú?” y todos dan su opinión, entonces yo creo que eso sería lo mejor de ambos mundos. 

Lo mejor de las bandas era la compañía, y lo mejor de ser solista es estar solito (risas).

¿A qué se debe que tus canciones sean en inglés y en español? ¿Cómo surgió esta idea?

Pues es un poco mi realidad, la verdad. Yo soy de aquí de la Ciudad de México, nací y crecí en la Ciudad de México, y siempre la música por x o y razón, desde mis papás escuchaba música en inglés, eran como chicos de los 80 y 90 y me ponían Elton John, Cat Stevens, Cher y así. No sé, pero por alguna razón ellos también escuchaban música en inglés, y yo cuando estaba chico también era puro MTV y cuando estaba aquí en México, me gustaba mucho MTV de chico y era música en inglés.

De hecho las bandas y los proyectos en los que toco, mayoritariamente son en inglés. Pues no sé, como que mucha música en mi vida ha sido en inglés por x o y razón.También me gusta la música en español obviamente, y la aprecio muchísimo y a muchísimas bandas en español que me encantan. 

Pero yo, a la hora de componer, como que naturalmente me sale un poco en inglés. Y el disco, aunque está en inglés, también como que le metí en español, porque pues también es como te digo, la realidad en la que vivo, pues vivo en México y hablo español y soy mexicano, entonces también aprecio esa parte y aunque me cueste un poco tal vez de más trabajo, pues lo intento meter. No me puse ninguna regla de que tuviera que estar en ningún idioma el disco, con que salieran cosas que me gustara, como lo que te decía hace rato, a diferencia de una banda, ahorita podía hacer lo que quisiera y como que no pensé mucho nada, entonces fue así como salió.

¿Cuales son tus influencias a la hora de crear tu música? ¿Qué te inspira?

Me inspira específicamente el momento. Es difícil hacer canciones siempre muy inspiradas o siempre buenas o que siempre fluyan. O sea, yo puedo agarrar una guitarra pero no sé, es raro, si no hay algo ahí que pase como que es mucho más difícil que salga una canción. 

Por ejemplo, en este proyecto solista en específico, te digo que se hizo todo el disco, o sea incluyendo todo todo todo, en dos meses. O sea, la composición fue muy muy rápida y fue por lo mismo del flujo, pues porque la inspiración fue el momento, o sea, como que el tiempo se pausó, todo el tiempo, o sea no tenía nada que hacer, no había trabajo, estábamos todos aquí encerrados. No es como que tuviera la mente en ningún otro lugar, y como que eso, la inspiración es un poco el bagaje y todo lo que escuchaba en mi vida y sale lo que tenga que salir; pero sí, la inspiración es más bien como un flujo ahí del momento, es raro explicarlo.

Se nota tu influencia de los 60 y 70. ¿Son las décadas que más te influenciaron? ¿Te identificas con alguna otra?

Me identifico naturalmente con mi generación y hay una edad en la que tienes, no sé, entre doce y quince años, que es tal vez cuando te empiezas a acercar primero a la música, y es cuando la gente empieza a decirse “ah, me gusta este tipo de música” o lo que sea, y pues a esa edad sí me identifico muchísimo con mi generación, que fue la generación te digo como de los principios de los 2000 y estaba mucho MTV y eso fue lo que me empezó a meter mucho a la música.

Me gustaba muchísimo Eminem, Red Hot Chilli Peppers, Gorillaz y de hecho empecé a tocar guitarra por bandas como Blink-182 y todo esto fue tal vez como mi acercamiento, entonces todo eso lo recuerdo con mucho cariño. 

Pero sí, ya que empecé a tocar guitarra, definitivamente los 60 y 70 fue algo que me voló la cabeza y algo en lo que estuve clavado muchísimos años y sí, es una influencia durísima en mí y muchas cosas de las que hago musicalmente pues tienen ese color sesentero o setentero, definitivamente.

Si tuvieses que hacer un featuring con algún artista que admiras, ¿Cuál sería tu colaboración soñada?

Uy (risas) pues no sé, es qué hay muchísimos. 

En todos los años que llevo haciendo música, como que te das cuenta de que a veces son muy buenas experiencias tocando con alguien que es así desconocido, local, a alguien obviamente ultra famoso ¿sabes?, es como diferente, pero si tuviera el permiso de hacerlo con quien quisiera –estoy volteando a ver a mis discos a ver quién se me ocurre (risas)– y también tengo la maldición de que muchos son sesenteros y setetenros y muchos de los que me gustan ya no están vivos, pero si tuviera que escoger alguien vivo, yo creo que nada más por la experiencia y antes de que algo pase, sería con Eric Clapton. 

Y si tuvieras que revivir a alguno de tus ídolos que ya no están, ¿a cuál revives para hacer una colaboración con él?

Si solo pudiera uno, a Jimi Hendrix, pues a ver qué sale, definitivamente. 

Es una pregunta difícil porque hay trillones de personas con las que me gustaría tocar, y te digo hay como hasta personas aquí en México, más locales, pero ya si me dicen una persona, pues Jimi Hendrix en mi adolescencia fue lo máximo y sigue siendo, muchas veces.

¿Qué quieres transmitir con tu música? ¿Cuál es tu mensaje para el público?

Lo que más me gustaría de la gente al escuchar mi música, es que la pasaran bien. 

Me gustaría que durante los cuarenta minutos que dura el álbum, se olvidaran un poco de su día a día, o de los problemas que los aquejen, que tal vez ni siquiera chequen su celular. Con que eso pase durante esos cuarenta minutos, ya yo estoy bien servido. 

Y pues nada, secundario, si se logran identificar con las canciones y si logran sentir un poco lo que según yo estoy diciendo, pues ahí es todo un plus que me daría mucho gusto.

Tras el estreno de tu álbum Desentis, ¿Qué planes tienes a futuro? 

Todo ha salido muy orgánico. Empecé a escribir canciones nada más porque había una pandemia, y luego se logró completar un disco y meses después salieron unos videos y ahora está en formato vinil por cierto, pa’ que lo compren (risas), y entonces todo ha salido muy orgánico. Los planes no han sido así como muy planeados en sí en este proyecto, pero sí me gustaría pues seguirlo tocando. 

Ha habido un par de sesiones por Internet este año, sabes que no hay eventos, etcétera. Pero sí me gustaría tocar algunas fechas en vivo, seguir promocionando el álbum y pues nada, como salió muy orgánico, igual seguir componiendo y seguir haciendo videos de las canciones que ya están, pero sí, seguir con el proyecto lo más que se pueda. También para que chequen ahí las redes sociales, va a haber seguramente muchas buenas y nuevas noticias.

¿Cuál es tu definición de éxito dentro de la industria musical?

Mi respuesta obviamente es personal, porque creo que para todo tipo de persona es diferente. Hay personas que se meten a la industria musical por el dinero, hay gente que se mete exclusivamente nada más por el amor al arte, pero yo creo que después de muchos años, un día exitoso mío en la industria musical, sería trabajar en eso, en cualquier cosa de la industria musical, estar en música que a mi me guste y que no comprometa nada, que no tenga que sentirme forzado a hacer algún tipo de música para vender, y creo que con poder tener una calidad de vida estándar y buena, poder pagar los gastos de mi casa, y tener una o dos guitarras, estoy bien servido. Creo que ya no existe, o bueno, por lo menos yo personalmente, justo te contaba que me gustaba mucho MTV, y MTV te enseña cómo un éxito que es antiguo como estas bandas, que tenían tres jets privados y dos mansiones, eso obviamente es exitoso, pero creo que no es lo que busco. Lo que busco nada más es poder seguir haciendo música y con eso me doy por servido.

¿Cuándo fue el momento en que te diste cuenta que te querías dedicar a la música por el resto de tu vida?

Creo que muy temprano, pero yo no me convencía a mi mismo. Empecé a tocar a los doce años y desde que empecé a tocar, lo primero que hice fue tocar con un amigo y teníamos una supuesta banda y le echábamos muchas ganas y ensayábamos tres veces a la semana. Te digo que desde que empecé a tocar guitarra me traumaticé y por ahí cuando teníamos como catorce o quince años, teníamos un profesor; bueno, era un wey más grande que nosotros que nos enseñaba a tocar (risas), era como nuestro profesor de guitarra, y él nos dijo, no sabíamos, pero él nos dijo, que había una carrera que era universitaria de música, porque creo que de donde yo vengo. Mi familia obviamente se esforzó muchísimo, y algo que siempre me han pedido o me pidieron en mi vida, es que fuera a la universidad, lo cual agradezco muchísimo; es una oportunidad muy buena. Pero entonces cuando te gusta la música, cómo que desde chico no te imaginas a un rockstar o un wey de MTV vaya a la universidad, entonces ya yo estaba en ese dilema. Pero desde los quince y dieciséis años que me enteré que había una carrera universitaria de música dije “ah pues no, voy a hacer eso”. Hasta que llegó el momento en que tenía diecisiete o dieciocho años para llegar a la universidad y estudié eso, y acabé la carrera y seguía tocando y de repente estaba en giras, porque se hicieron las giras, y estaba en estudios grabando, y pues todos estos años después, aquí sigo, entonces creo que fue medio gradual, pero fue hace mucho tiempo.

A %d blogueros les gusta esto: