The General Maynyrd Band es una banda que se compone, casi que como un grupo de superhéroes, en integrantes de diferentes proyectos musicales situados a lo largo de la costa californiana. Todos con sus distintivos estilos y capacidades, conforman una especie de experimento musical que resulta tener un sonido que no puede asemejarse más a lo que es el Americana, el rock progresivo y sureño en los Estados Unidos.

El disco homónimo, constituido por 10 temas, es una especie de mini encapsulación de estos géneros que representan más que otra cosa a la música sureña de su país. “Talkin’ to my fish” da inicio al disco, en el cual desde los primeros segundos empezamos a evidencia las referencias musicales progresivas y los tintes de rock y americana de la voz de Dave Combs, uno de los líderes de la banda.

No es sino hasta “Trouble is My Business” en donde logramos escuchar algo más allá de estos ritmos y sonidos típicos de la música de la región sureña. Sin embargo, es más de lo mismo. En una mezcla de voces que se asemejan al viejo Guns n’ Roses, con un piano sensible y una guitarra acústica y batería para acompañar los cortos fraseos de la voz de Combs.

“Glad to see you”, séptimo tema del álbum, es lo mejor que puede sucederle al proyecto después de haber viajado a lo largo de la mitad de su propuesta musical. Es una especie de solo de piano dulce y simple, que se alarga durante un minuto, para después comenzar a incluir, poco a poco, cada uno de los elementos que conforman a la banda. A pesar de que el tema dura 6 minutos, y que termina por adherirse a esos géneros y sonidos que ya hemos mencionado, el tema comienza de una manera que nos invita a creer en que podemos esperar algo diferente. Y eso, como mucho, es lo mejor del álbum. Destellos de ideas geniales, de caminos diferentes, la subversión de las expectativas ya construidas.

Y, aunque dure poco, es algo. De resto, es un disco olvidable.

A %d blogueros les gusta esto: