Hace 25 años falleció Miles Davis, trompetista, compositor e increíble músico de jazz. Y no sólo increíble, sino uno de los mejores y más importantes de la historia del jazz. A través de su prolífica carrera, consiguió moldear las bases del jazz clásico, y marcó las tendencias en cuanto a innovación, evolución y transformación del género y sus vertientes, como el bebop y el hardbop, y acercamientos con el funk, el rock y la fusión.

Miles Dewey Davis III estuvo siempre a la vanguardia, contribuyendo con el desarrollo del jazz, asociándose con otros artistas élites de su época, como John Coltrane, Charlie Parker, o Louis Armstrong. Estuvo activo más de 50 años, dentro de los cuales consiguió grabar unos 48 álbumes de estudio, que en su mayoría marcaron hitos en la historia del jazz.

A lo largo de su vida, experimentó varios bajones que lo obligaron a alejarse de la música por determinados períodos de tiempo. Los motivos que lo llevaron a esto incluyen adicción a la heroína, al alcohol y la cocaína, depresión, y pobres condiciones de salud, como el desarrollo de artritis, úlceras y hernias. Pero a pesar de estos retiros, siendo el más extenso un descanso de 6 años, Davis se mantuvo activo hasta el día de su muerte.

El 28 de septiembre de 1991, murió Miles Davis, con 65 años de edad, por causa de una combinación entre un derrame cerebral y un paro respiratorio. Es sin duda uno de los más grandes artistas que ha visto el mundo de la música, que trascendió y ha sido influencia para una extensa gama de músicos. Para hacer un homenaje a su inmenso legado, presentamos una brevísima colección de sus más prominentes interpretaciones.

1. “So What”

Este espectacular tema es el encargado de abrir su álbum ‘Kind Of Blue’, considerado como el mejor disco en la historia del jazz. Su solo de trompeta en esta pieza es uno de los más emblemáticos de su carrera por su fluidez melódica sin precedentes.

2. “My Funny Valentine”

En 1964, Davis se presentó en el Philharmonic Hall del Lincoln Center, Nueva York, junto a su quinteto, conformado en el momento por épicos músicos, incluyendo a Herbie Hancock y Tony Williams. Este concierto fue grabado y publicado más tarde como un álbum en vivo, guardando registro de una de las interpretaciones más sentidas y genuinas del clásico del jazz “My Funny Valentine”.

3. “‘Round Midnight”

Una pieza original del pianista Thelonious Monk, con una penetrante ejecución musical por parte de Davis, que resultó ser the cherry on top del álbum ‘Round About Midnight’, su debut con el sello disquero Columbia Records.

4. “Stella by Starlight”

La reconocida canción, escrita originalmente para la película de 1944 ‘The Uninvited’, ha sido interpretada por numerosos músicos, pero es la grabación de Davis, para su álbum ‘Jazz Track’, una de las más memorables y destacadas por su impecable ejecución.

5. “It Never Entered My Mind”

Este es el tema de apertura del álbum ‘Workin’ With the Miles Davis Quintet’, y es un caso peculiar, pues es una balada lenta abriendo un disco de jazz, una decisión nada común, por la costumbre de generar impacto desde la primera pieza. Pero Davis realmente logra una bellísima ejecución del tema, con un alucinante solo que se complementa con una hermosa serie de acordes y un solo de piano por parte del músico Red Garland.

6. “Milestones”

Este tema es considerado como el más memorable del álbum de 1958 al que da nombre, por establecer la tendencia que Davis seguiría en los siguientes discos: una exploración de modos, escalas y patrones que mostraron una nueva faceta del bebop.

7. “If I Were A Bell”

Como parte de su álbum ‘Relaxin’ With the Miles Davis Quintet’, Davis interpretó la canción “If I Were A Bell”, donde ejecuta uno de los solos más fluidos y rítmicos de su repertorio.

8. “Tutu”

Esta canción le da título a uno de los álbumes que pertenece a la serie de discos de vanguardia que Davis fue publicado en la última década de su carrera. ‘Tutu’ (1986) tiene grandes influencias de funk y R&B de los 80s, y la mezcla de sonidos con el clásico solo de jazz atrajo a toda una nueva audiencia. Su ejecución en “Tutu” le dio el Grammy por Mejor improvisación solista de jazz.

9. “Someday My Prince Will Come”

Solamente Miles Davis podía hacer que una canción de Blancanieves sonara tan bien. El coro original de la canción suena varias veces, intercalado con bellísimas ejecuciones solistas tanto suyas como las de sus músicos, principalmente John Coltrane. El carácter peculiar del acercamiento que tuvieron a esta canción fue bastante minimalista y fluido, aunque complejo de a momentos.

10. “Love For Sale”

A finales de la década de los 50, Davis se encontraba en una faceta donde quiso explorar nuevos sonidos y nuevos modos de improvisación, dando como resultado una serie de grabaciones, incluyendo el álbum ‘Milestones’, y otras piezas como “Love For Sale”. Este tema cuenta con elaborados solos improvisados por parte de todos los músicos, pero el solo de Davis es particularmente memorable.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: