El Ministerio de la Suprema Infelicidad ha vuelto a tomar nuestros espacios para enviar un comunicado a Venezuela y al mundo.

En este caso el embajador W nos presenta “Alcaraván, Buena Suerte” acompañado solo por un cuatro.

Nuestro embajador canta desde el exterior a todos los alcaravanes que se mantienen en la calle, tratando de mostrar cómo se sienten los exiliados con los jóvenes que protestan.

Desde el ministerio se le quiere dar las gracias a todos los alcaravanes que le han picado el ojo a los ladrones en estos días.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: