Tras terminar su contrato con la disquera Big Machine que mantenía desde los 15 años, se tenían dudas de que sello discográfico sería el encargado de tener a Taylor Swift, y luego de fuertes rumores, los afortunados son Republic Records y Universal Music Group.

A pesar de que se pensaría que Swift firmaría un contrato multimillonario que solo beneficiaría a ella, es todo lo contrario, ya que la condición principal es que parte de sus ganancias de ventas y reproducciones en Spotify irán directamente a los artistas nuevos que la cantante pop ha apadrinado. “Esto significa más para mi que cualquier otro punto del contrato”, fue lo que declaró Taylor respecto a la firma.

Son pocos los artistas que firman un acuerdo de esta manera con un disquera; uno de los casos más conocidos, es Usher, quien fue el encargado de patrocinar a Justin Bieber desde sus inicios, hasta lograr el éxito en la industria musical.

Universal Music Group, también es casa de artistas como Ariana Grande, Florence and the Machine y Black Sabbath.

View this post on Instagram

My new home 🎶

A post shared by Taylor Swift (@taylorswift) on

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: