El productor, cantante y compositor norteamericano Pharrell Williams envió una carta de cese a Donald Trump amenazando con demandar al actual presidente norteamericano por usar su tema “Happy”.

Williams subraya que el tema fue usado en un mitin político el mismo día del ataque antisemita contra una sinagoga que causó 11 muertos y varios heridos, algunos de gravedad.  

“El día de un ataque masivo que dejó once muertos no hay motivos para sentirse “Happy” explicó el abogado del músico en el mensaje al presidente. También subraya que el tirador se describió como un “Nacionalista” unos días después que el presidente lo hiciera en sus redes.

No es el primer músico que le pide al controversial presidente que no use su música. En la campaña presidencial Aerosmith, Bruce Springsteen, la familia de Prince y Queen hicieron peticiones similares.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: