El Festival Nuevas Bandas triunfa sobre la crisis

Otro año, otro Festival Nuevas Bandas. Parece fácil de decir pero en circunstancias como las que enfrenta el país cualquier evento de esta envergadura es un pequeño milagro, igual que cada una de las bandas participantes. Es verdad, el espacio limitado del Centro Cultural Chacao generó problemas en la entrada, además de la dificultad para quienes estaban en el teatro de disfrutar las actividades de la sala experimental, no es un reclamo a los organizadores, sino una evidencia de lo que complicado que es conseguir un espacio para un evento de esa magnitud en la capital.

Sin embargo la calidad de la producción y las bandas permitieron que se repitiera el éxito de años anteriores. Rock pesado, indie, e inclusive música bailable tomaron los espacios ante un público activo que siempre estuvo dispuesto a devolver la energía a la tarima.

IMG_2792

El encargado de animar el festival ambos días fue Manuel Angel Redondo quien luego de varios años ya se puede notar más que cómodo en el espacio. Al mismo tiempo que la tarima principal mostraba a los participantes la externa mostraba una mezcla entre pop alternativo y punk explosivo, así como un tributo a Vytas Brenner a cargo de Colibrí. Lamentablemente pudimos ver sólo la tarima interna pero lo que vimos valió la entrada.

Los encargados de abrir el sábado fueron miembros de Esos… Cubos, la banda salida de San Antonio llevó sus sonido de indie punk a la tarima con sus siempre explosivos resultados, una de esas propuestas que a largo plazo uno espera den dividendos importantes en la escena.

IMG_2834

Visión Real es quizás la propuesta que se retira como menos llamativa en el cartel. A pesar de tener claro su sonido la hora de la presentación, sumado a lo complicado de comprender a su vocalista, hizo que se perdiera un poco la potencia que mostraron los músicos de la banda en tarima.

La presentación de Zoller por su parte también sufrió un poco por la dificultad de escuchar a su vocalista, pero que eso no nos haga perder de vista la energía de la banda en vivo. El grupo tiene un sonido heredado del rock de garage inglés, particularmente de principios de este siglo, y que se marca como diferente dentro del sonido del rock maracucho.

Nomasté tomó la tarima a continuación con un show más que llamativo. Cumbia, ska, rock y jazz viven cómodamente en su sonido balcánico que además no tiene ninguna intención de esconder su feminidad. Tema a tema la banda puso a bailar al teatro y lo diferente de su sonido es perfecto para una tarima de festival, seguiran haciendo ruido mientras sigan presentándose.

IMG_3311

Otro proyecto que rompió con la estética musical del Nuevas Bandas fue Virtual Animal quienes armaron una fiesta de electrónica. Guitarra, bajo, luces leds y la consola del dj alcanzaron para que la gente se acercara a la tarima, y se dedicara a bailar y saltar sobre sus beats. Una identidad visual clara y una actitud contagiosa sellaron el trato.

Pez Volador sirvió como uno de los platos fuertes del sábado y no decepcionó a quienes estábamos atentos a su música desde antes. Aunque terminaron sin premio una buena presentación seguramente aumenta su presencia en la capital, aunque ya son una banda clave en la escena oriental y siguió subiendo los ánimos del público.

Hablar de Los Delorean es complicado, la banda es impecable en tarima pero su sonido es un tanto predecible. Un par de momentos bien manejados en tarima sirvieron para mantener la energía del público y un grupo de fans leales alcanzaron para que dejaran un buen sabor de boca.

IMG_3621

El metal tomó su espacio de nuevo con la explosividad de Walking Like Ants cuyo sonido impecable sirvió para causar un poco de caos en las primeras filas. Para quienes pudimos verlo de cerca la preocupación por la integridad del teatro preocupo un poco, pero la banda tiene un sonido y una identidad bien definidos que les pueden servir para amasar una fanaticada leal.  

Luego de la última banda participante los dos grupos invitados tomaron la tarima. Los primeros fueron la mención especial del año pasado Colibrí quienes han crecido bastante en este año. Los arreglos más complicados sirvieron para mostrar sus influencias de rock progresivo pero las melodías y los coros son prueba de que el grupo no ha perdido sus instintos pop y su capacidad de crear temas pegajosos.

Tripland es otro grupo que sigue mostrando crecimiento, cerraron el primer día con una presentación que los mostró mucho más potentes en tarima. El público bailó y coreó sus temas hasta el final de su presentación, aunque esta fue un poco larga.

IMG_4095

El segundo día tenía preparados varios platos fuertes y algunas sorpresas. Los encargados de abrir Frailes fueron una de ellas, un grupo que nunca estuvo del todo en el radar de los medios y que demostró un buen control de la tarima y del público durante su set de rock psicodélico.

Los margariteños de Goe  mostraron otra visión musical, su indie camina de la mano con la música de autor y tienen la visión de hacer a su público sentir cosas y bailar al mismo tiempo. Aún tienen cosas que pulir pero es un proyecto con mucho futuro si su líder Gabriel Ortíz sigue dedicado de lleno a esto.

Bridges era una de las bandas más esperada del día y su show estuvo a la altura de las expectativas. Aunque tienen pocas canciones compuestas la banda sabe manejar bien a su público y mostraron una fluidez en los instrumentos que permitió que brillaran las pinceladas psicodélicas de su música.

IMG_4235

Otra sorpresa ese día, aunque nosotros lo avisamos, fue la potencia de Drosera Capensis. La banda larense trajo consigo un sonido de rock n roll pesado, que no tiene demasiados paralelos en el país caminando la misma senda que bandas como Queens Of The Stone Age o  Stone Temple Pilots caminaron primero.

Aunque esperábamos un buen papel por parte de Anakena  no podemos decir que estábamos listos para la fiesta que armó el grupo. Poniendo al público completo a bailar desde su primer tema es difícil no darse cuenta de la energía palpable de la sala. El grupo incluso pudo dejar a la gente cantar sus temas en varias ocasiones, fueron más que justos vencedores como puede notar cualquiera que haya estado presente.

IMG_4742

La última banda participante fue LaFleur es una de las más experimentadas en la escena alternativa y lo mostraron en tarima, con un manejo perfecto de la atención del público. Aunque no tuvieron el mismo efecto que los Anakena su presentación sirvió como buena probada de lo que pueden ofrecer en vivo para quienes no los conocían.

Mientras el jurado decidía quien se llevaba el título de ganador este año los ganadores de 2014 Niño Nuclear tomaron el espacio. El grupo que está por mudarse a Santiago de Chile por lo que la oportunidad de verlos en vivo antes de irse valía la pena, fue un buen recordatorio de por que se les considera una de las bandas más prometedoras del país.

IMG_5100

Luego de presentar al jurado formado por Max Manzano director de la fundación, Félix Allueva presidente y fundador del la fundación, Tito Fierro guitarrista de Los Pixel, Fernando Bosch guitarrista de La Pagana Trinidad, el mismo Manuel Angel Redondo y José Ochoa el presidente de Welcome Home Venezuela, el club de fans oficial de Metallica se anunciaron las menciones especiales a Nomasté, Frailes, Drosera Capensis y la victoria merecida de la música bailable de Anakena.

Como ya es tradición los encargados de cerrar el festival fueron los ganadores del año anterior, en este caso Le’Cinema tomó la tarima con la energía que los caracteriza. Recorriendo las canciones más conocidas del grupo así como las nuevas “Tragicomedia” y “Cae” en la que contaron con  la participación de Boston Rex vocalista de Tomates Fritos. El grupo sigue creando su propia identidad y con cada presentación se puede notar cómo crecen un poco.

IMG_5523

El Festival Nuevas Bandas es una institución necesaria en el escenario de crisis del país, y la forma en que aún hoy siguen sacando el festival entre tanto caos e hiperinflación. Un teatro lleno, una producción impecable y una interesante selección de menciones y ganadores sirven no solo para mostrar un espacio que lucha todos los días por no morir sino de una escena que lo agradece.

Por ahora solo queda esperar que vuelva a haber un festival el próximo año.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: