En la presente semana, fueron detenidos dos miembros de la banda de punk rusa Pussy Riot, luego de haberse saltado un supuesto punto de control de las autoridades rusas, sin embargo, se pensó que el caso no llegaría más lejos, ya que se esperaba que fuesen liberados por la repercusión pública ya que también fueron los encargados de invadir el terreno de juego en la final del mundial de fútbol 2018.

El día de hoy, la agrupación se pronunció para denunciar que uno de los detenidos, llamado Pyotr Verzilov, fue hospitalizado en el hospital de Moscú de emergencia luego de tener síntomas de envenenamientos mientras se encontraba bajo la detención de autoridades rusas.

Aún no se saben los detalles exactos de lo que le pasó al activista y miembro de Pussy Riot, sin embargo, declararon que su estado de salud es muy crítico y no está estable aún, a pesar de que está en tratamiento.

Horas después, mediante twitter, la misma banda pidió ayuda en buscar un toxicólogo de confianza que pudiese tratar a Pyotr, y gracias al apoyo de sus seguidores, no tardaron en conseguirlo.

 

Recordemos que dicha agrupación rusa es conocida por estar en contra del gobierno ruso, por lo que han sido altamente perseguidos en dicho país.

 

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: