El pasado viernes 7 de septiembre, Phoenix tuvo su su segunda presentación en Los Ángeles, y para cerrar con broche de oro, la agrupación invitó a Beck al escenario para tocar sus éxitos “Lost Cause” y “Jack Ass”.

Pocos esperaban esta aparición, pero a mitad del último tema de la noche, el cantante estadounidense se montó en tarima, logrando llevarse los aplausos de todos en los dos temas que tocaron.

“Cada noche que tocamos en Los Ángeles es especial, por eso traemos a alguien especial” fue la manera en que Thomas Mars presentó a Beck.  Velo aquí debajo.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: