El Hip Hop suele ser considerado un juego de hombres. La mayoría de los nombres de peso en el género son de hombres y sus letras muchas veces han rodeado temas considerados principalmente masculinos, particularmente en los 90 cuando la preponderancia del gangsta rap le dió protagonismo lírico a la violencia, drogas y la vida de los proxenetas. No es que decidieron ser controversiales sino que era lo que rodeaba el día de los músicos que se dedicaban al género.

En ese contexto es normal que Lauryn Hill causará olas cuando lanzó su primer, y único disco, ‘The Miseducation Of Lauryn Hill’ en 1998. Hill replanteó el rap del momento aceptando sus influencias del Rn’B, reggae y soul y cambiando las temáticas líricas y hablando de las relaciones, el corazón roto, la maternidad e inclusive su manera de lidiar con Dios.


El riesgo rindió frutos, el disco ocupó un sitial de honor la lista de éxitos de Billboard y el sencillo “Doo Wop (That Thing)” fue el primer sencillo de rap editado por una artista femenina en llegar al sitial de honor de la revista gracias a la pegajosa y bien manejada mezcla de sonidos y estilos, así como la contagiosa interpretación de Hill en temas como la sexy “Nothing Even Matters” o la mística y social “Everything Is Everything”

El disco sirvió como puente para que el Hip Hop terminará de entrar en el mainstream, de allí en adelante siempre habrá artistas del género en las listas de Billboard,  aunque llamativamente las mujeres no habían podido ocupar el sitial de honor. Esto no quiere decir que no haya habido nombres femeninos importantes en el mundo del rap durante los últimos 20 años.


Missy Elliott es una de los más llamativas. Apostando por beats construidos sobre tonos de G-Funk y algunas pinceladas de pop la apariencia física de Elliott que rompía con el estereotipo pop y su energía la sacaron rápidamente de lo esperado, permitiéndole crear hits que aún rompen con los moldes pop como “She’s A Bitch” y “Get Your Freak On”, así como su aplaudido disco de 2002 ‘Under Construction’  de la mano de Timbaland.

Así mismo su trabajo sirvió para mostrar que el lado femenino del rap no tenia por que ser menos sexual o directo que el de los hombres como lo muestran temas como “Work It” y “Izzy Izzy Ah” un paso importante para el éxito posterior de artistas como Nicki Minaj o Fergie.


Es difícil saber quién podemos señalar por seguir la ruta marcada por Missy. La rapera de Brooklyn Lil Kim puede entrar en los nombres pero en realidad ella tenía desde principios de los 90 haciendo música, incluso en compañía de Notorius B.I.G. o podríamos subrayar la música de los Black Eyed Peas por la presencia de Fergie pero esta nunca apostó por los niveles de inteligencia musical y lírica de Elliott to Hill.

Realmente la siguiente revolución del Hip Hop femenino la trajo de África la refugiada en Inglaterra M.I.A. con su disco ‘Kaya’ y su inescapable éxito “Paper Planes”. Una cascada de ritmos provenientes de africas fusionadas con un beats pop creados por Diplo y un coro subrayado por el sonido de disparos y una caja registradora. Igual que en su momento Lauryn Hill adoptó la tradición Jamaiquina y el soul para crear su sonido M.I.A. se trajo a toda África y su caos al mundo del pop.


Por su lado la ya mencionada Nicki Minaj consiguió construir una imagen pop gracias a sus sencillos como “Superbass” que son ideales para la radio y la discoteca, aunque la que la separa de otras intérpretes es su habilidad de escupir fuego a altas velocidades en temas como “Chun-Li”.

El mundo iberoamericano no se quedó atrás: La Mala Rodríguez de Esàña, Li Saumet (vocalista de Bomba Estéreo) de Colombia, Anita Tijoux de Chile o la reggaetonera Ivy Queen de Puerto Rico han sabido darle voz femenina a un género que en español suele sufrir de serios problemas de machismo.


Viendo esta historia es apropiado que la segunda artista femenina en llegar a lo más alto de la lista de discos de Billboard: Cardi B. Proveniente de Puerto Rico, la artista tuvo que trabajar un tiempo trabajando como stripper dado que no podía tener apoyo económico de su familia para estudiar una universidad, donde se mantuvo hasta conseguir el éxito como artista, toda una historia de Hip Hop.


Su disco ‘Invasion of Privacy’ ocupó por 3 semanas el primer lugar en Billboard, solo la quinta mujer en hacerlo luego de Hill, Eve, Foxy Brown y Nicki Minaj, una lista de nombres en la que vale la pena estar.

Cardi B sigue la línea de sus predecesoras en el éxito comercial, no se queda solo en el Hip Hop o incluso en el trap sumando a su sonido tonos de reggaeton e incluso salsa para subrayar su identidad.


Esto la diferencia del resto de la escena del pop y el hip hop en el que la misma se encuentra un tanto homogeneizada, en buenos niveles gracias a los imitadores de su pareja Offset de Migos, y que convierte a Cardi en una bocanada de aire fresco aún en latinoamérica.

Cardi no es ni de lejos la única voz importante dentro del mundo del hip hop femenino, Janelle Monáe ha combinado el Hip Hop con el soul de una forma distinta para crear su propio sonido, Iggy Azalea ha sabido darle a su sonido un estilo tan joven como femenino y Nicki Minaj es cómodamente una de las artistas más exitosas del mundo del pop.


¿Y que ha sido de Lauryn Hill? Aunque una larga serie de motivos personales la han alejado de los reflectores la artista espera dar una serie de conciertos este año para celebrar los 20 años de su debut. Al mismo tiempo un sample de su tema “Ex Factor” forma la base del tema feminista de Drake “Nice For What” que la recuerda como el icono que fue, y sigue siendo. 20 años después cada vez hay más mujeres poniendo su contrapeso en el Hip Hop y en buena parte es por la influencia de Hill.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: