La agrupación rusa antigubernamental Pussy Riot, han sido los encargados de interrumpir la final de fútbol Rusia 2018 que se disputó el domingo 15 de Julio entre Francia y Croacia.

Cuatro manifestantes fueron los que invadieron el terreno de juego, conocidos como Nika Nikulshina, Olga Kurachyova, Olga Pakhtusova y Pyotr Verzilov, haciéndolo con el propósito de manifestar su descontento con el sistema político y penitenciario ruso. Pocos minutos luego del hecho, la banda declaró por twitter que fueron integrantes de Pussy Riot quienes realizaron la interrupción.

Uno de los manifestantes llegó hasta el jugador francés de 19 años Mbappé, chocando la mano antes de ser detenido por las seguridad interna del campo. Horas después se dio a conocer que ninguno de los arrestados tuvieron el derecho de ver a sus abogados, sin embargo, solo fueron multados por “usar uniformes de la policía ilegalmente, y violar las reglas para los espectadores en eventos deportivos” según la BBC con 10.000 rublos (161$) y 1.500 rublos por los demás cargos.

Al final del partido Francia se consagró campeón del mundo contra Croacia con un el marcador 4-2.

Hay que destacar que las Pussy Riot se han convertido en la agrupación musical con una gran repercusión a nivel mundial por el valor de combatir al gobierno Ruso con arte y hechos no violentos, haciendo que su reputación y credibilidad sea mayor al demostrar que se han visto limitadas a expresar su descontento, ya que todos los canales posibles se le han restringido. Aquí debajo un claro ejemplo de ello.

ACTUALIZACIÓN: 16/07/2018 – 12:36 pm

Según ha informado la banda mediante su Twitter, se le ha impuesto una condena de 15 días de arresto a  Nika Nikulshina y Veronica Nikulshina por los interferir en el partido, y además se le ha prohibido visitar cualquier evento deportivo dentro de Rusia.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: