Ayer 10 de Julio, Bruno Mars se presentó en su show en Glasgow, y a la mitad de su recital se vio obligado a abandonar el escenario por un incendio.

Mientras Mars interpretaba “Perm”, las llamas tomaron protagonismo en el show por culpa de los fuegos artificiales que fueron encendidos, y ocasionó que interfiriera con la electricidad.

Gracias a las medidas preventivas que tomó el personal de la producción, el fuego no se propagó ni llegó a mayores, y unos 30 minutos después regresó el artista a la tarima bromeando sobre el hecho, e inclusive con un poco de freestyle.

Al final del evento, el organizador encargado dio unas palabras donde afirmaba que la pirotecnia había sido la culpable del fuego, ya que chocó con la electricidad de la tarima.

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: