Billy McFarland, el empresario que se encargó de “organizar” el Fyre Festival en 2017, nuevamente enfrenta dos cargos por fraude y lavado de dinero, luego de que el pasado año se le ordenara pagar 26 millones de dólares a los inversores, y que hasta ahora no lo ha hecho.

Recordemos que Billy prometió un festival de lujo, con artistas de primer nivel, y ya se contaba con que artistas de la talla de Kylie Jenner y Major Lazer, asistieran al concierto, y le realizaran promoción.

Ahora, McFarland, admitió dos nuevos cargos, por fraude electrónico, por el que puede pagar más de 20 años de prisión, y lavado de dinero, con el que se realizaría el festival, el cual fue un fracaso.

En cuanto a las personas que compraron entradas, se promedia que al menos 500 personas no ha sido reembolsado el dinero, con una deuda de más de 100 mil dólares.

 

 

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: