Viniloversus es sin duda alguna uno de los grupos clave dentro de la evolución del rock venezolano. Su debut ‘El día es hoy’ significó una patada necesaria para activar una generación de músicos que rápidamente se mostraron como factores clave para darle una nueva vitalidad a la escena local.

10 años luego de ese debut Vinilo está en una situación bastante interesante. El grupo acaba de lanzar su nuevo sencillo “La huella” su primer sencillo en español en cinco años, el cual aparece al poco tiempo de su experimento con un disco en inglés ‘Days Of Exile’ del año pasado, idea controversial que sin embargo dio resultados interesantes y les abrió las puertas a otro público.

Este tema no solo sirve como retorno a su idioma sino a sus raíces sonoras, luego de probar con los sintetizadores el grupo se apoya de nuevo en las guitarras y bajos para crear un tema que recuerda a sus primeros trabajos.

Hablamos con Rodrigo Gonsalves, vocalista del grupo quien nos contó un poco sobre cómo nació este nuevo tema, la experiencia de la banda tocando en Estados Unidos, su ya icónico debut y las dificultades para tocar en Venezuela.


Vuelven menos de un año después de su último disco ‘Days Of Exile’ ¿se propusieron que fuese más rápido el proceso o fue un resultado natural?

Fue algo circunstancial, se dio de manera natural. Cuando grabamos ‘Days Of Exile’ estábamos todos viviendo en Miami y decidimos hacer el experimento de grabar un disco en inglés, algo que ninguna banda en una posición como la nuestra había hecho. Sin embargo era importante que la gente no pensara que íbamos a abandonar el castellano para la composición de canciones, es un idioma muy rico y lleno de palabras dignas de poner en canciones además es parte de nuestra esencia. Cuando publicamos el disco pasado tomamos la decisión consciente de no poner ninguna canción en español porque queríamos aferrarnos a ese concepto, de verdad perseguir esa idea sin miedo.

Pero la idea de hacer música en español justo al terminar la promoción de ‘Days Of Exile’ y haber visitado Chile y Argentina estamos muy inspirados y empezamos a desempolvar temas, volver a sacar letras y volver a componer. Fue muy grato el sentimiento de volver a hacer música en español sabiendo que habíamos llevado el concepto de disco en inglés hasta el límite. Hacer canciones en español se siente como volver a casa, aunque no queremos dejar de publicar música inglés nunca quisimos abandonar el español. Me pasó lo mismo cuando empecé con Rodrigo Solo, la gente asumió que ese proyecto marcaba el fin de Viniloversus cuando esa nunca fue la idea.

Creo también que volver al español hará que algunos puedan escuchar con oídos frescos ‘Days Of Exile’ ahora que saben que no significa que vamos a abandonar el lenguaje. Creo ese alivio ayudará a abrir las puertas a escuchar ese trabajo del cual estamos super orgullosos.


Además del idioma el tema vuelve a sonidos más orgánicos luego de los sintetizadores de teclado ¿Por qué suena así “La huella”?

Si bien la idea siempre es evolucionar no queremos abandonar las cosas que nos funcionan, como dicen en inglés “If it’s not broken, don’t fix it”. Eso lo aplicamos a ciertas canciones que no necesitan un teclado solo porque sea lo que estamos haciendo ahorita, más bien tratamos de darle coherencia a la canción y lo que esta nos pida cuando la estamos componiendo y esta no pidió nada de eso, de hecho el riff del principio lo teníamos engavetado hace años y siempre nos gustó.

Ya desarrollando el tema por completo decidimos producirla nosotros mismos y tratar de darle a la canción esa familiaridad a lo que hicimos en nuestros primeros discos y desempolvar ese lado de nosotros que teníamos guardado en estos últimos años. Lo que viene ahora va a ser muy interesante porque va ser una coalición de lo que hemos hecho hasta ahora y todo lo que hemos crecido musicalmente a nivel sonoro como músicos y como productores. Eso va a chocar con las cosas que queremos rescatar, que en la búsqueda de evolucionar hemos dejado un poco atrás, yo creo que a medida que uno va creciendo y desarrollándose como artista uno va sumando cosas nuevas y dejando otras. Este tema es un poco de eso, un cóctel tiene de Vinilo viejo y un pelin de Vinilo nuevo y si hubiese pedido teclados seguramente los tendria. Nosotros tratamos las canciones hablan por sí solas y nos pidan lo que necesiten. Pero si, en definitiva hay un regreso a las raíces, es un tema muy guitarrero y salió muy rápido así que decidimos lanzarlo para mantener la llama encendida.

¿“La huella” es un sencillo suelto o están planeando un nuevo disco?

Por los momentos no te puedo dar nada de información sobre un disco, es demasiado temprano. De momento estamos acumulando composiciones y estructurando cual es el concepto del próximo disco.


¿Cómo le ha ido viviendo en Estados Unidos? ¿Qué diferencia al público norteamericano del latino?

Son relativamente distintos, sitios como Miami no son tan americanizados por el éxodo de latinos que ha tenido la Florida. Pero cuando tocamos en otros sitios de Estados Unidos es interesante porque la gente no nos conoce y nosotros aprovechamos eso y jugamos a ser una banda más que muestra sus canciones en inglés, como a mitad del show cambiamos a español y es un electroshock para la audiencia que cae en cuenta que no somos de allí, que somos una banda venezolana. Ha sido una experiencia muy grata compartir con una cultura diferente, y tratar de sorprender a la audiencia, con un disco como ‘Days Of Exile’ que rinde tributo a la cultura americana y británica que nos influyó, curiosamente ha tenido un gran recibimiento por parte del público local que ha tenido oportunidad de escucharlo incluso hemos conseguido fans que nos escriben y que no hablan español. Cuando fuimos al festival de Okeechobee hace unos meses sentimos un apoyo absoluto, nos conseguimos gente de Carolina del Sur que no saben nada de castellano pero que te siguen y apoyan.

Sin embargo somos latinos y  cuando compartimos con nuestro público la experiencia es mucho más cercana y el sentimiento es mucho más familiar. Cuando estuvimos en Chile y Argentina fue una increíble, tuvimos un recibimiento que no esperábamos, en Chile hubo más de 700 personas en el show, muchas más de las que pensamos, para ese momento teníamos mucho tiempo en Estados Unidos y teníamos mucho sin dar un show de ese tamaño. El nivel de la relación es diferente, en un caso nos estamos conociendo y en el otro nos conocemos hace mucho. Tener esos contrastes nos ha hecho mejor banda, más fuertes, más humildes y capaces de reconocer los momentos importantes, nos llevó a estar agradecidos de tener una banda relativamente exitosa comercialmente y entender que somos una hormiga en la industria musical.

Su primer disco ‘El día es hoy’ cumple 10 años ¿cómo lo ven en perspectiva?

Te seré honesto, yo no soy de los que disfruta escucharse tanto y cuando escucho ese disco escucho a un chamo de 20 años con ganas de comerse el mundo, con mucha energía pero muy superficial. ‘El día es hoy’ es un disco cargado de energía sexual y mucho carácter. Irrumpió en la escena e irrumpió en la escena de una manera bastante clara justamente porque no era pretencioso.

Ver que ese disco ha envejecido y que marcó pauta en la historia del rock nacional es algo que me llena de orgullo, es una etapa como compositor y como banda que ya superamos es una fotografía de ese momento. Hay cosas que escucho y se me arruga la cara de la pena, es que cuando uno ve sus primeros cuadros uno ve todos los defectos pero entiendo que soy yo, que para nosotros es muy fácil conseguir esos problemas. Sin embargo a  pesar de todo esa ingenuidad combinada con esa prepotencia son parte de lo que hace tan interesante ese disco. Al mirar atrás es sorprendente ver a dónde nos ha llevado ese álbum, son cuatro LPs y un nuevo sencillo y todo por ese primer paso que dimos con ‘El día es hoy’ que lo hicimos sin miedo y sin la presión de que debía ser exitoso. Éramos unos chamos de 20 años queriendo hacer rock n’ roll.

¿Esperan poder tocar en Venezuela pronto?

Nosotros siempre tenemos entre ceja y ceja hacer shows en Venezuela. Por circunstancias ajenas a nuestra voluntad no hemos podido aterrizar una fecha, por temas de visa y residencia. Luego cuando se dieron las oportunidades empezaron las protestas y sentimos que hacer un concierto de rock n roll en medio de esa crisis hubiese sido un acto inconsciente, ni siquiera llegamos a anunciar el show.

A medida que pasó el tiempo se hizo cada vez más difícil y actualmente hay una crisis importante por lo que hay pocos empresarios que puedan así sea pagar los pasajes, a nosotros no nos interesa tener un ingreso de un concierto en el país nos importa tocarle a los chamos que están privados de conciertos en vivo, y ese público existe. Pero es complicado, porque no solo somos los cuatro sino todos los técnicos además de toda la producción que implica.

Si hay un empresario dispuesto a financiar una producción como esa nosotros estamos dispuestos, cuando tocamos en 2016 lo hicimos porque teníamos mucho tiempo sin tocar allí y sentíamos un vacío en nuestro corazón.  En el momento pensábamos que podríamos volver con la gente de Sin Mordaza un año después pero hasta ellos están amarrados de manos. Yo pude llevar mi proyecto solista al país en diciembre, pero esa logística fue más fácil. De verdad queremos hacerlo, la felicidad que nos da es el único pago que necesitamos. Pero debemos hacerlo bien, no podemos hacerlo sin recursos y de mala forma con la excusa de que en el país no hay dinero.

Comentario

comentario

A %d blogueros les gusta esto: